Acerca de

¿Por qué existe esta página?

Esta página web fue creada por la creciente necesidad de ofrecer un mensaje diferente en este mundo cruel a través de historietas (mangas y comics). Un mensaje de verdadera esperanza y amor.

Nuestra intención no es simplemente “entretener” sino hacer reflexionar: Que quienes miren las historias y testimonios hagan un alto en su vida, vean lo que está mal y decidan cambiar. En una sociedad sumida cada vez más en la miseria (espiritual, económica, etc…) y en donde la palabra ARREPENTIMIENTO se ve con burla, la gente en realidad lo que necesita es voltear a ver la cruz (el sacrificio) de Cristo y a Éste resucitado.

Este sitio está dedicado a alcanzar a los perdidos. Y por “perdido” nos referimos a todos aquellos que no conocen al Único que pueden salvarlos del pecado y la condenación eterna: Jesucristo. No nos referimos solamente a los que no asisten a una iglesia, sino a todas las personas que van a una congregación cristiana pero no tienen una relación personal (amistad real) con Dios a través de Su Hijo Jesús. Nuestra preocupación principal es alcanzar a todas esas preciosas almas que no conocen a Dios, Sus promesas y el gozo y paz que ofrece en esta vida y la eternidad.

Nuestra preocupación secundaria es equipar a los creyentes con herramientas para alcanzar a los no creyentes. Estas te las damos a conocer en nuestro boletín. Así que si tú eres un verdadero seguidor de Jesús, por favor, suscríbete sin costo alguno enviando un mensaje a alexisrh76@hotmail.com con el asunto (subject) BOLETÍN y después ve a la sección AYÚDANOS. Si tú no eres un seguidor de Jesús, te invitamos a que veas el siguiente video y que sigas leyendo hasta el final.

¿Eres una buena persona?

Una investigación hecha hace unos años arrojó que la mayoría de las personas se creen buenas, inclusive personas en la cárcel o que están pensando en realizar un crimen. Mira el video de abajo y fíjate si pasas “La Prueba de la Bondad”. Si la pasas, entonces no necesitas a Cristo ni al Evangelio. Si no ocurre así, entonces lee la sección “Cómo ser salvo”.

Cómo ser salvo

1. Reconoce que eres pecador. Esto quiere decir que ante Dios eres una persona que merece estar separado eternamente de Él por causa de todas las cosas malas que has dicho, hecho y pensado.

2. Arrepiéntete de tus pecados, o sea, disponte a dejar todo eso que Dios llama pecado: Mentira, robo, fornicación (tener sexo siendo soltero), adulterio (tener sexo con alguien que no sea tu esposa/o), magia o brujería (toda forma de ocultismo), idolatría, borrachera, drogadicción, odio, rencor, ira, gula, blasfemia (ofensas contra Dios), chismes, ofensas a tus padres, etc…

3. Cree que solo Jesucristo puede salvarte: Su sacrificio y sangre derramada en la cruz es lo que te permite ser limpio de todo pecado y ser declarado justo ante Dios.

4. En una oración con tus propias palabras, pídele a Dios perdón, en el Nombre de Jesús. Recibe a Jesucristo como tu Señor y Salvador y dale las gracias a Dios por adoptarte como hijo Suyo y por todo lo que te ha dado en la vida.

Lo que sigue

Si en verdad te arrepentiste, le pediste perdón de corazón a Dios y dejaste atrás tu vida de maldad, entonces eres salvo según las Sagradas Escrituras. La salvación es un acto de fe, no de buenas obras. Pero… tus buenas obras (los frutos de tu vida) reflejarán si en verdad eres salvo. Si has nacido de nuevo entonces lo que debes hacer de ahora en adelante es:

1. Leer la Biblia todos los días (Te recomendamos la versión Reina Valera Gómez 2010).

2. Orar, o sea, hablar con Dios con tus propias palabras (El “Padrenuestro” es un ejemplo de oración, no un rezo que debes repetir).

3. Asiste a una iglesia donde se predique la verdad (No todo lo que se dice ser “cristiano” lo es realmente. Mucho cuidado. El lugar donde acudas debe de tener la Biblia como autoridad final).

4. Bautízate como señal de que dejas el pasado modo de vivir y ahora vivirás por y para Cristo.

5. Habla de Cristo a los demás (En esta página obtendrás muchos recursos para aprender a hacerlo).

Declaración de fe

Sostenemos que la Biblia es la Santa Palabra de Dios, la cual consideramos como nuestra autoridad final más allá de cualquier autoridad de la Tierra.

Dios es uno, eternamente existente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo, quien es infinito en gloria, sabiduría, santidad, justicia, poder y amor.

Jesucristo es verdadero Dios y hombre, cuya Encarnación fue concebida del Espíritu Santo y nacido de la virgen María. En Su ministerio terrenal vivió una vida sin pecado, realizó milagros y murió en la cruz como sacrificio por nuestros pecados de acuerdo a las Sagradas Escrituras. Por el poder de Dios, resucitó de entre los muertos con su mismo cuerpo pero ahora glorificado. Ascendió al Cielo donde, a la diestra de Dios Padre, continuamente intercede por nosotros.

El Espíritu Santo es co-igual con el Padre y el Hijo; regenera al pecador que cree; protege, guía e instruye al creyente para vivir santamente y en servicio; consuela a los hijos de Dios. El Espíritu Santo guía y da poder a la Iglesia, el cuerpo de Cristo, para cumplir la Gran Comisión, y covence al mundo de pecado, justicia y juicio.

El hombre fue creado a la imagen y semejanza de Dios; pero por el pecado de Adán, el hombre cayó en pecado y esto lo apartó de Cristo. A menos que una persona nazca de nuevo, no puede ver el Reino de Dios.

La salvación es un regalo de Dios e incluye el perdón de pecados, la imputación de la Justicia de Cristo, y el regalo de la vida eterna. La unión con el Dios trino provee de todas las bendiciones en esta vida y en la que sigue. La salvación es recibida solo por fe, independientemente de todas las buenas obras y méritos.

La Iglesia está compuesta por todos aquellos que fueron regenerados por el Espíritu Santo, y Cristo es la cabeza. El propósito de la Iglesia es testificar a Cristo de acuerdo a las Escrituras y predicar el Evangelio a todas las naciones.

Jesucristo recibe a todos aquellos que acuden a Él. Él regresará visiblemente por segunda vez a establecer Su Reino.

La resurrección de los creyentes será en eterna gloria y la de los incrédulos en castigo eterno.

Gracias por leer hasta aquí. Dios te bendiga.😀

 

3 pensamientos en “Acerca de

  1. El ministerio de Dios es un llamamiento directo sobre la vida de todos y cada uno de sus Hijos que contempla la ejecución de variadas acciones que permiten una adoración efectiva y santa, que conlleva a la glorificación de nuestro Dios, y asimismo contempla la realización de lo que conocemos como “Gran Comisión”.
    Doy gracias al Señor que el ministerio para el cual te ha llamado sea totalmente diferente al que estamos acostumbrados realizar.
    Mi estimado hermano, hoy en día está creciendo una peligrosa crítica hacia los “mangas cristianos” y los “tratados” que carece de objetividad y se enfoca a solo desvirtuar la poderosa magnitud del poder de Dios; espero que pese a las críticas y ante cualquier situación, tu ánimo no decaiga.
    Conozco a una persona muy estimada y cercana que en su niñez, al estar en la calle y contemplar el cielo, vio como decenas de tratados del Evangelio de San Juan y Romanos caían del cielo, arrojados desde una avioneta que era tripulada por misioneros norteamericanos, este niño se apresuró a tomar uno de estos tratados y conoció la verdad del Evangelio de Jesucristo a través de esas hermosas líneas, ese pequeño e insignificante “librito” impactó no solamente la vida de este joven, sino que sirvió para que a través de la conversión del pequeño y con el paso del tiempo, toda su familia entregara su vida a Jesucristo.
    Si vemos desde una óptica convencional y no espiritual, podemos criticar la hazaña de esos hermanos que tripularon la avioneta y arrojaron decenas y decenas de tratados, que probablemente fueron destruidos o tirados a la basura, pudieramos incluso afirmar “¡Qué deperdicio de dinero y ofrendas!”; sin embargo, podemos también ver que no hay impedimento para los milagros que Dios puede realizar en cualquier ministerio, por extraño que parezca, ya que bastó con un solo tratado para que un niñito conociera a Dios y que posteriormente una familia 26 personas conocieran la verdad de Jesucristo.

    Sola Scriptura, Sola Gratia, Sola Fide, Solus Christus, Soli Deo Gloria.
    Bendiciones.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s