C. T. Studd

MARK CAHILL E-NEWSLETTER

Citable de Junio 2017

Por Mark Cahill

CTstudd

“Si Jesucristo es Dios y murió por mí, entonces ningún sacrificio puede ser demasiado grande para que yo lo haga por Él”

C. T. Studd fue un evangelista del cambio de siglo que es recordado por su franqueza y su compromiso a Cristo. Él es una luminaria entre los evangelistas del pasado, y su visión de la necesidad de llegar a los perdidos y la importancia de no escuchar al hombre se ven a lo largo de sus escritos.

Mateo 16:24-26:

“Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

Porque cualquiera que quisiere salvar su vida, la perderá; y cualquiera que perdiere su vida por causa de mí, la hallará.

Porque, ¿qué aprovechará el hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? O, ¿qué recompensa dará el hombre por su alma?”

¡Vas a ver a Jesús pronto!

¡¡Sigue preparándote y preparando a otros para ese día!!

Hasta que las redes estén llenas,

Mark Cahill

***

POEMA DE ERIN PHILPOTT

wachtmen

Conocí a Erin brevemente en una reciente conversación en Alabama. Después del evento, escribió este poema y lo envió al ministerio. Ella articula aspectos de la vida cristiana a través de ojos más allá de sus años. Pensamos que encontrarías el poema de Erin alentador y desafiante también.

Por Erin Philpott
(Edad 16)
http://markcahill.org/the-watchmen-poem/

La creación se esconde en la oscuridad.
El hombre siega una cosecha de desesperación.
Los ricos no, sus almas están encadenadas.
La humanidad parece estar más allá de la reparación.
 
Todos los guardianes de nuestras ciudades están durmiendo.
El mal se arrastra para despertar.
No surge para gritar una advertencia
Por lo que enfrentan la muerte por su error.
 
Mi vida fue una vez esta corrupción.
Me enamoré de la mascarada de Satanás.
Pero un vigilante se levantó y sopló su trompeta,
Y encontré el amor que había traicionado.
 
Fui comprado con sangre y redimido por misericordia,
Pero mis hermanos todavía están en sus cadenas.
¿Y quién, sino yo, puedo esperar para advertirles?
Para nuestro tiempo es poco lo que queda.
 
Subiré esa pared y lucharé por la libertad.
De su sueño los llamados se elevarán.
La muerte no puede ganar si los herederos están mirando,
Porque escaparemos de nuestra muerte sellada.
 
Así que elegiré ser un vigilante.
Voy a advertir a los perdidos y unirme a la lucha.
Los muertos se levantarán al sonido de las trompetas,
¡Y Cristo nos salvará de nuestra situación!
 
¡Ay de la muerte porque tenemos la victoria!
¡La alegría al hombre por la vida ha llegado!
Todas las naciones gritan himnos de gloria
¡Porque el Cordero ha vencido!

¡Esperamos que compartas el poema de Erin y despiertes del sueño con el tiempo que nos queda!

Hasta que las redes estén llenas,

Mark Cahill

***

Artículo tomado de la página Mark Cahill Ministries

Citas bíblicas: Versión Reina Valera Gómez

Traducción: Alexis “El Broder” Rodríguez

Anuncios

Un pensamiento en “C. T. Studd

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s