“Levintianos”

MARK CAHILL E-NEWSLETTER

Junio 2017

Por Mark Cahill

markcahillfrase

Todo lo que quería hacer el otro día era ir a Walmart, nada más y nada menos. ¡Pero he cometido el error fatal de Orar por B.O.B. (Ve los enlaces en la P.D. abajo para escuchar esta charla, Pray for B.O.B., que doy en iglesias alrededor del país) en mi puerta antes de salir de mi condominio! Cada vez que cruzo el umbral después de decir esta oración, sucede algo muy fascinante.

Mientras estaba en la tienda empujando mi carro, noté una chica tratando de llegar detrás de mí. Pero entonces reconocí que era la joven de la comida rápida que yo voy periódicamente. Ella estaba tratando de sorprenderme, pero en vano. Sí, todavía como sano, y sí, ¡de vez en cuando me detengo en un lugar de comida rápida para obtener los únicos dos elementos que quedan en el menú que tienen algún valor nutricional!

Mientras estábamos allí hablando, ella dijo que no se daba cuenta de que yo era tan alto. ¡Eso tiene sentido ya que ella sólo me ve sentada en mi coche! Entonces su novio, Elijah, se acercó. Ella me lo mencionó antes en la ventana del drive-thru, así que iba a ser divertido conversar con él.

Acababa de graduarse de la escuela secundaria, y la ceremonia se aproximaba en pocos días. Le pregunté cómo obtuvo el nombre de Elijah [“Elías”]. Dijo que fue criado en una familia de la iglesia y que su nombre proviene de la Biblia. Terminé firmando un libro para él, pero le dije que lo dejara abierto en la página donde lo había firmado.

Yo le dije: “Elijah, como tu regalo de graduación, te daré 20 dólares por cada libro de la Torá –los primeros cinco libros de la Biblia– que puedas nombrar”.

Tenía una gran sonrisa en su rostro. Conozco esa sonrisa. He visto esa sonrisa. La he visto en el espejo antes. ¡Estaba calculando! ¡¡Él sabía lo que era cinco veces 20 dólares!! Todo lo que sé es que si yo hubiera recibido $ 100 cuando me gradué de la escuela secundaria, habría sido una gran cosa.

Una vez cuando estaba en la escuela secundaria, estaba jugando baloncesto muy mal. Era uno de esos tramos donde nada funcionaba. Así que antes del juego, mi mamá me ofreció 25 centavos por cada punto que anotara y 10 centavos por cada rebote que hiciera durante el juego. Bueno, digamos que durante todo el juego, ¡¡la calculadora en mi cabeza estaba funcionando bien!! ¡Sabía exactamente cuánto me debía mamá cuando entré por la puerta esa noche!! ¡Todavía me río de eso hasta el día de hoy!

Elijah respondió: “Salmos y David”. Estaba seguro de que tenía esos dos correctos. Entonces comenzó a dudar. Ahora no estaba tan seguro. Él dijo: “Levintianos”. También añadió, “Levítico”. Y luego terminó con “Judá”.

Como puedes ver, ¡él no iba a hacerme ir a la quiebra! Así que le repetí sus respuestas y puse un billete de $20 en el libro por cada respuesta correcta que me dio. Él estaba feliz de conseguir $20, pero me di cuenta que podría haber sido mucho más. Ahora, salí del trato bastante bien. Por supuesto, significaba que tenía que encontrar a otras personas para dar los restantes $80, ¡pero eso no fue un problema!

Pero como puedes imaginar, la tristeza me golpeó también. ¿Cómo podría un niño de la iglesia no conocer los primeros cinco libros de la Biblia? ¿Cuántos otros niños de la iglesia por ahí también recibirían sólo $20?

Mientras seguíamos hablando, Elijah y su novia me dejaron saber que creían que había muchos caminos hacia el Cielo. “¿Cómo podría no ser eso?”, razonaron. He visto este rodeo antes. Dos más dos es igual a cuatro en mi libro. Si no conoces tu Biblia, cualquier tipo de falsa enseñanza puede deslizarse hacia tu psique y tal vez ni siquiera lo sepas. Si las verdades fundamentales de la Biblia no están firmemente arraigadas en tu vida, no tendrás un estándar para medir el error en contra.

Hechos 4:12:

“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo del cielo, dado a los hombres, en que debamos ser salvos.”

1 Timoteo 2:4, 5:

“El cual quiere que todos los hombres sean salvos, y vengan al conocimiento de la verdad. Porque [hay] un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”

Juan 6:67-69:

“Entonces Jesús dijo a los doce: ¿Queréis iros vosotros también? Y Simón Pedro le respondió: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes las palabras de vida eterna. Y nosotros creemos, y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.”

Mateo 7:13, 14:

“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha [es] la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición y muchos son los que entran por ella. Porque estrecha [es] la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.”

Romanos 3:22:

“La justicia de Dios [que es] por la fe de Jesucristo, para todos y sobre todos los que creen; porque no hay diferencia”

Juan 3:14, 15:

“Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado; para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

Juan 17:3:

“Y ésta es la vida eterna: Que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado.”

Juan 14:6:

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

Todos nosotros debemos tener estos versos memorizados y cargados y listos para llevarlos. La exclusividad de la Biblia y de Jesucristo no es nada de lo que desean. Él hizo el camino de la salvación tan claro como una campana. Satanás es el que quiere ensuciar las aguas. Eso es lo que hace. Nuestro trabajo es presentar una verdad clara y cristalina a todo el mundo.

Al salir de la tienda, hay una mezquita al lado. Así que conduje mi coche hasta donde un tipo estaba saliendo de su coche con sus largas y fluidas túnicas blancas. Comenzamos a tener una conversación agradable sobre nuestras diferencias religiosas, pero él tenía que ir adentro por las oraciones porque Ramadán apenas estaba comenzando. Así que le di un folleto de Second Greatest Lie [“La segunda mayor mentira”], que él estaba contento de tener. Seguía mirándolo. Dijo que me estaría enviando algo de literatura sobre el Islam, que le dije que realmente quería que lo hiciera.

Pero mientras me alejaba, empecé a preguntarme algo. Comencé a hacerme la pregunta: ¿Este hombre musulmán conocía el Corán mejor que Elijah sabía su Biblia? Vine con la misma respuesta que probablemente has tenido también.

Por favor oren por Elijah, ya que él también me dijo que va al Ejército. Ora para que esté rodeado por algunos buenos cristianos que tengan una gran influencia en él. También oren por el conjunto actual de graduados que se dirigen a la universidad o al mundo laboral. También oren por nuestra juventud. Les estamos haciendo un gran perjuicio si ni siquiera conocen los libros de la Biblia y ni siquiera saben que enseñan que sólo hay una manera de llegar al Cielo. Demasiadas personas creen las mentiras del mundo. Demasiadas personas se están dirigiendo al Infierno. Las distracciones están por todas partes. La gente no está escuchando el camino de la salvación. Dios, ayúdanos. De hecho, necesitamos Su ayuda más ahora que en cualquier otro momento de la historia.

Hasta que las redes estén llenas,

Mark Cahill

secondlie

P.D. Para escuchar o ver Pray for B.O.B.:

Para ver el video:

Para escuchar el audio:

http://markcahill.org/teachings/sermons/

***

Artículo tomado de la página Mark Cahill Ministries

Citas bíblicas: Versión Reina Valera Gómez

Traducción: Alexis “El Broder” Rodríguez

Anuncios

Un pensamiento en ““Levintianos”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s