¿A dónde van las personas buenas?

SÓLO PARA CATÓLICOS

Noviembre 2016

Por Joe Mizzi

buenagente

“La gente buena no va al Cielo: Los pecadores perdonados lo hacen”

En un cartel de Facebook se lee: “La gente buena no va al Cielo: Los pecadores perdonados lo hacen”. Había muchos Me gusta, reacciones y amén a esta declaración notable y provocadora. ¡El único problema es que es falsa!

Las personas que lo compartieron pueden haber pensado que estaban proclamando el Evangelio de la gracia. Pero no es el verdadero Evangelio. Es otro “evangelio”. Es una horrible perversión que garantiza la condenación a todos los que siguen esta herejía demoníaca.

¿Dónde, puedo preguntar, debería ir la gente buena? ¿Por qué Dios debería condenarlos al Infierno? ¡Seguramente no porque son buenos! ¡Eso haría injusto al Juez de la Tierra!

 

Bueno y fiel

Pero eso no es lo que leemos en la Biblia. El apóstol que predicó con más fuerza la justificación, dijo “pero al que no obra, pero cree en Aquél que justifica al impío, su fe le es contada por justicia” (Romanos 4:5), y también declaró que Dios da vida eterna “A los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad” y, de nuevo, da “gloria y honra y paz a todo el que hace lo buen” (Romanos 2:6-11). En una palabra, la gente buena va al Cielo.

El propio Juez, Jesús, nos dice claramente que “los que hicieron bien, saldrán a resurrección de vida” (Juan 5:28-29). Los perezosos e indiferentes irán al castigo eterno, mientras que “los justos a la vida eterna” (Mateo 25:46). El cartel dice que la gente buena no va al Cielo, pero la Biblia dice que el Señor mismo los llamará “buenos” y les da la bienvenida: “Bien hecho, siervo bueno y fiel… entra en el gozo de tu señor” (Mateo 25:23).

 

Jesús llama a los pecadores

Pero alguien puede objetar: ¿No dice la Biblia que Jesús no vino a llamar a los justos, sino a los pecadores? (Lucas 5:32)

Sí, Jesús vino y llamó a los pecadores a Sí mismo. Él continúa llamando a los pecadores y les concede libremente perdón y reconciliación con Dios. Pero eso no es todo. Él llama a los pecadores al arrepentimiento, a un cambio de mente, y por lo tanto, a un cambio de actitud y comportamiento. Jesús los llama a abandonar el pecado. Él los llama a negarse a sí mismos y a seguirlo. A los que escuchan Su llamado, el Salvador concede perdón y los guía en el camino de la justicia.

 

Más que perdón

Nunca olvidemos esta verdad bíblica. La salvación de Dios no es sólo perdón. Dios también santifica al pueblo que Él perdona. Él le da a los pecadores un corazón nuevo y obediente, la libertad de la esclavitud del pecado y el Espíritu Santo para cambiarlos a la imagen de Cristo.

No anulo la obra de Cristo en la cruz fingiendo merecer la salvación por mis buenas obras; ni anulo la obra de Cristo por Su Espíritu que transforma a los pecadores en santos. El alfarero toma un trozo de arcilla en sus manos y lo transforma en una obra maestra gloriosa.

Los pecadores perdonados van al Cielo; la gente buena va al Cielo. Son las mismas personas: Son salvos –perdonados y transformados– por la gracia de Dios.

vestiduras-blancas

***

Copyright © 2000 – 2017 Dr Joseph Mizzi, Sólo para Católicos

Citas bíblicas: Versión Reina-Valera-Gómez 2010

Traducción: Alexis “El Broder” Rodríguez

Anuncios

Un pensamiento en “¿A dónde van las personas buenas?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s