Muy, muy vacía

MARK CAHILL E-NEWSLETTER

Abril 2017

Por Mark Cahill

la-tumba-vacia

Hace unas semanas, asistí a otra de mis reuniones de la escuela secundaria. Siempre disfruto de esos eventos porque me dan la oportunidad de ponerme al día con la gente de nuevo. Me gusta ver cómo todas nuestras vidas están progresando para llegar a algunas buenas conversaciones.

En el hotel donde se llevó a cabo la reunión, tuve una conversación con una de las empleadas. Mientras hablábamos, tuvimos una buena discusión sobre el más allá. No estaba segura de lo que ocurrirá cuando ella muera. Me dijo que le gustaba leer, así que saqué un libro y le pedí su nombre antes de firmarlo. Ella respondió: “Cherith”. No había oído el nombre antes, así que dije, “¿Es un nombre de familia?”. Ella respondió: “No, ¡está en la Biblia King James dos veces!”. Bien, estoy seguro que no recordaba que existía. Le pregunté dónde se menciona en la Biblia. Ella sabía los versículos exactos:

1 Reyes 17:1-5

“Entonces Elías tisbita, [que era] de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive Jehová Dios de Israel, delante del cual estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra.

“Y vino a él palabra de Jehová, diciendo:

“Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Querit (Cherith), que [está] delante del Jordán;

“Y beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer.

“Y él fue, e hizo conforme a la palabra de Jehová; pues se fue y asentó junto al arroyo de Querit, que [está] antes del Jordán.”

Como se puede ver, “Querit” es el nombre del arroyo en la Biblia, y puede significar un corte o una separación. Por los versículos que recitó, me llevaron derecho a la siguiente pregunta. Ahora probablemente ya sabes qué pregunta es, pero recuerda, la conversación se lleva a cabo y no una presentación. Hacemos preguntas, pero ciertas cosas surgen durante la conversación que te llevará por caminos diferentes. Sólo tienes que estar listo para ir en esas direcciones. Así que le dije, “¿Creciste en un hogar cristiano?”. Ella indicó que sí, por lo que entonces respondí: “¿Todavía crees ahora?”. ¡Y es cuando la conversación realmente despegó! No estaba segura de si el Cristianismo era verdad hoy día. Ella sabía que era su elección y no creer en la fe de sus padres que la salvaría. También se dio cuenta que tenía que estudiar para encontrar las respuestas por sí misma.

Mientras continuamos la charla, le hago saber que ella sólo tenía que mirar la evidencia. Una de las preguntas que le hago a la gente es: ¿Crees que Jesús existió? Ahora no le estaba haciendo esa pregunta a ella; estaba intercambio información de una manera general. Pero ella respondió y dijo que de todos modos, bastante alto, “Sí”. A continuación, de la misma manera le dije como también le pido a la gente: ¿Crees que Jesús murió en la cruz? Ella de nuevo verbalmente respondió afirmativamente. Una vez más le pregunté lo mismo que a toda la gente, ¿Crees que Jesús se levantó de entre los muertos? ¡Ella respondió en voz alta que no estaba segura de eso!

Y ahí lo tienen. Para muchas personas el meollo del asunto: ¿Se levantó o no de entre los muertos? Entonces, ¿cuál es la respuesta?

Marcos 16:6:

“Y él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús el Nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; he aquí el lugar en donde le pusieron.”

2 Corintios 5:14-15:

“Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: Que si uno murió por todos, luego todos murieron; y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para Aquél que murió y resucitó por ellos.”

1 Corintios 15:17-22:

“Y si Cristo no resucitó, vana es vuestra fe; aún estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si sólo en esta vida esperamos en Cristo, somos los más miserables de todos los hombres. Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Y por cuanto la muerte [entró] por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados.”

Hechos 26:23:

“Que Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles.”

1 Corintios 6:14:

“Y Dios, que resucitó al Señor, también a nosotros nos resucitará con su poder.”

La Escritura no podría ser más clara sobre este tema. Por supuesto, la Biblia es nuestra autoridad final, pero incluso los expertos seculares pesan con algunas declaraciones convincentes:

El Dr. Simon Greenleaf dijo:

“Era imposible que ellos [los apóstoles] pudieran haber persistido en afirmar las verdades que ellos habían narrado, si Jesús no hubiera resucitado de entre los muertos…”

(Simon Greenleaf, An Examination of the Testimony of the Four Evangelists by the Rules of Evidence Administered in the Courts of Justice [“Un examen de los testimonios de los cuatro evangelistas con las reglas de evidencia administradas en los tribunales de justicia”], p.29).

El profesor Thomas Arnold, ex catedrático de Historia en la Universidad de Oxford y autor de los famosos volúmenes Historia de Roma, fue educado con habilidad en el estudio de los hechos históricos. El Profesor Arnold afirma:

“Me han utilizado durante muchos años para estudiar las historias de otros equipos, y para examinar y valorar la evidencia de los que han escrito sobre ellos, y sé de ningún hecho en la historia de la humanidad que lo pruebe mejor y con más completa evidencia de todo tipo, que la gran señal que Dios nos ha dado cuando Cristo murió y resucitó de entre los muertos.”

(Thomas Arnold, The Christian Life: Its Hopes, Its Fears, and Its Close [“La Vida Cristiana: Sus esperanzas, sus miedos, y su fin”], p. 14)

http://www.av1611.org/resur.html

Lee mi libro Paradise que en algún momento escribí y mira a través de las páginas 145-158. Es una gran sección que resume algunos datos clave acerca de la resurrección. A propósito, he incluido una gran cantidad de información acerca de la resurrección allí porque sé lo importante que es tener a la mano estos hechos al hablar con la gente perdida.

Y sólo para reiterar, una vez más, esta doctrina es crítica:

1 Corintios 15:14:

“Y si Cristo no resucitó, vana [es] entonces nuestra predicación, vana [es] también vuestra fe.”

La resurrección es realmente la clave. Se trata del evento que pone a Jesucristo fuera de la categoría de todos y cada uno de los otros líderes religiosos que hayan existido jamás. Y las Escrituras son verdad cuando dicen que si Él no se levantó de los muertos, nuestra fe es en vano.

Siempre le recuerdo a la gente que como Jesús se levantó de entre los muertos, ellos lo harán también. O bien van a elevarse hasta la justicia eterna (mi mano señala hacia arriba en este punto), o confusión perpetua (mi otra mano se mueve hacia abajo en este punto). Realmente eso le llega a la gente porque, a decir verdad, la gente quiere ir hacia arriba y no hacia abajo.

Así que recuerden siempre, padres, la importancia de enseñarle a sus hijos el hecho de la resurrección. Cuando empiecen a cuestionar su fe, se necesita tener la evidencia de la resurrección firmemente arraigada en sus mentes. Por favor, hagan una oración por Cherith para que busque y encuentre las pruebas.

Ahora que estamos en el fin de semana de la resurrección, recuerda que la resurrección de Jesús no es sólo algo que creemos. Es un real, histórico evento que en verdad ocurrió. Jesucristo está vivo hoy día, y te verás con el Salvador resucitado en algún momento pronto. ¿Quieres que todos estén listos para encontrarse con Él en Su misericordia y no en juicio?

También durante la noche en el hotel, ¡llegué a hablar con tres personas de los Países Bajos, dos musulmanes de Turquía, y dos fotógrafos muy abiertos de Los Ángeles, que acababan de estar fumando unos cigarrillos mientras caminaba hacia mi coche después por la noche! Dios es grande. La tumba está vacía. Grita a los cuatro vientos y sigue sirviéndole con todo lo que tienes!

Hasta que las redes están llenas,

Mark Cahill

***

nuestroredentorvive

¡Aleluya! ¡Nuestro Redentor vive!

Muchas cosas se pueden decir acerca de Jesús, pero una cosa es cierta: Su resurrección de entre los muertos lo coloca en una categoría diferente de todos los demás que han caminado en el planeta tierra.

Él predijo Su muerte y predijo que Él se levantaría de entre los muertos, e hizo precisamente eso. Mahoma no pudo hacerlo. Buda no pudo hacerlo. Confucio no pudo hacerlo. No sólo Jesús pudo hacerlo, sino que lo hizo.

Las tumbas de estos hombres contienen sus huesos, pero la tumba de Jesús está vacía. ¡Él no está allí porque Él ha resucitado! ¡Y porque Él vive, tenemos esperanza de vivir esta vida y tener la promesa de vida eterna cuando tomemos nuestro último aliento! ¡Aleluya!

Artículo tomado de la página Mark Cahill Ministries

Citas bíblicas: Versión Reina Valera Gómez

Traducción: Alexis “El Broder” Rodríguez

Anuncios

Un pensamiento en “Muy, muy vacía

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s