Perlas para los ateos

NOTAS CON RAY COMFORT

ray

Cuando acepté aparecer como invitado en La Experiencia Atea (un programa de televisión popular), hubo muchos comentarios de ateos en mi blog diciendo que estaba caminando en guarida de leones y en el mejor caso yo iba a ser masticado y escupido. Algunos cristianos decían cosas como: “Yo no estoy seguro si valdría la pena hablar con ellos. Es como echar perlas a los cerdos” y “Las perlas a los cerdos, Ray”.

Si ven los comentarios en mi blog, “Ateo Central”, la mayoría de los ateos que comentan son amargados, blasfemos, arrogantes y llenos de odio. Son cientos de personas las que comentan,  miles de personas reciben el blog por correo electrónico o leen la columna publicada en otro sitio.

Cuando hago una entrevista en la radio o un programa de TV ateo, no sé quién está en sintonía, hasta donde llega el Internet, si son “cerdos” o no. Yo no soy teólogo, ni soy un defensor elocuente, pero como cualquier otro cristiano, tengo acceso al amor de Dios. Mi objetivo no es ganar una discusión, yo voy a ganar a los perdidos… y el amor es la manera de hacerlo.

Cuando Jesús fue clavado en la cruz, tenía suficiente amor como para pedir por el perdón de los “cerdos” que lo pusieron ahí. ¡Ese es un amor increíble! Los ateos están tratando de clavar mis palabras, así que no es difícil amarlos. Alguien preguntó: “¿Alguna vez se ha salvado un ateo por leer el blog de Ray? ¿Alguna vez han dicho, “Ray, me equivoqué, gracias?”. Para aquellos que estén interesados, aquí hay algunos alentadores correos que he recibido:

“Yo soy ateo… He leído mucho de su blog, desde su inicio inocente, hasta los comentarios ateos que inundan las páginas… y al leer las cosas odiosas que los ateos dicen de usted y Dios, yo quiero decirle que no todos somos cerrados de mente ni aborrecibles. Aprecio todo lo que está tratando de hacer por nosotros. Admiro su fe inquebrantable, su tolerancia y humor, y sé que ¡nunca va a rendirse de los ateos! Gracias por abrir mi mente.”

“Es difícil que a uno no le guste y creo que así logra puntos. Por esto se liberó Thunderfoot. Independientemente del debate y los puntos que se están tratando, se deja ver que Ray es amable. Invitarlos a almorzar fue probablemente un buen golpe”.

“¡He tratado de odiar a Ray pero no puedo!”

“He estado al tanto de su trabajo (he leído su maravilloso libro gratuito desde su sitio Web). Mi hermana y yo siempre estamos dispuestos a defender su evangelismo cristiano cuando surge una discusión. ¡Ateos que lo apoyan todavía están por ahí!”

Supongamos que conoces a alguien bien educado, muy inteligente, pero muy anti-cristiano. Quizá has tratado de darle testimonio, pero cada vez que se menciona el nombre de Jesús, él se pone muy enojado y blasfema Su nombre. Eso te pone enfermo. Un día, te horroriza saber que él era parte de una banda que asesinó brutalmente a un hermano cristiano, e incluso se oyen rumores de que estaba torturando y matando a otros.
¿Considerarías a este hombre como un “cerdo”? Sin duda yo lo haría. Creo que yo renunciaría a un hombre tan malvado. Pero gracias a Dios que Él tiene más amor que yo. Él salvó a este hombre malvado que estaba “amenazando de muerte a los discípulos del Señor”, cambió su nombre, y le hizo escribir la tercera parte del Nuevo Testamento.

PERLAS

Alimentándote de la Palabra – La Nutrición DIARIA

Un bebé saludable tiene un apetito saludable. Si realmente has “nacido” del Espíritu de Dios, tendrás un apetito saludable. La Biblia dice: “Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” (1 Pedro 2:2 – RV60). Aliméntate cada día sin fallar. Job dijo, “Del mandamiento de sus labios nunca me separé; guardé las palabras de su boca más que mi comida”. (Job 23.12). Entre más comes, más rápido creces, y te evitarás cualquier contusión. Acelera el proceso y evítate el dolor: haz un voto contigo mismo de leer la Palabra de Dios diariamente, sin falta: “No Biblia, no desayunar, no leer, no comer”. Sé cómo Job, y pon tu Biblia antes de tu estómago. Si haces eso, Dios promete que serás como un árbol fuerte y sano que da fruto (lee el Salmo 1). Cada día, busca un lugar tranquilo y lava tu alma en la Palabra de Dios.

Habrá momentos en los que leerás por sus páginas con gran entusiasmo, y habrá otros en que te parecerá seca y hasta aburrida. Pero la comida te hace bien sea que la disfrutes o no. Cuando niño, sin duda comiste postres con gran entusiasmo, pero quizá los vegetales no te emocionaban. Si fuiste un niño normal, es probable que tuvieran que motivarte para que te los comieras. Luego, cuando eras mayor te enseñaron a disciplinarte para comer vegetales. La razón es porque físicamente te benefician, aunque en el momento, su sabor no te fuera placentero.

~Ray Comfort

noe

Tomado del Boletín de Aguas Vivientes, 15 de Junio de 2016

Un pensamiento en “Perlas para los ateos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s