El misticismo de la Nueva Era… algo nada nuevo [Segunda Parte]

EL LLAMADO DE BEREA

Marzo 2016

Por T.A. McMahon

tbcmar16

El movimiento de la Nueva Era parece que se hubiese desvanecido desde que entró en escena tan vigorosamente en la década de 1970. En realidad, no se ha desvanecido, sino que se ha camuflado dentro de la sociedad. Muchas de sus enseñanzas y prácticas ya han sido tan aceptadas en la sociedad occidental y son ahora ya muy populares, disimuladamente, lejos de sus raíces místicas orientales. Términos como karma, yoga, meditación, gurú, mantra, etc., se han incorporado a nuestro lenguaje cotidiano, sin que la mayoría de las personas tengan algún indicio de sus conexiones o sus orígenes religiosos.  Además, han surgido una serie de programas que engañosamente promueven la meditación oriental como ciencia religiosa llamándolo “Atención Plena”.

Sin embargo, hay algunos que están haciendo sonar la alarma, que sí existe un peligro escondido dentro de los cimientos espirituales de la meditación. Reconocen que la fe de aquellos  cristianos que participan en estas prácticas está siendo socavada. Gaylene Goodroad, investigador y escritor de Herescope, cita a Christine Pack quien es místico antiguo acerca de su primera experiencia de meditación: “en el espacio de 20 minutos (ya que es todo el tiempo que lleva hacer una meditación), mi visión del mundo cambió   dramáticamente… el Cristianismo de la Biblia ya no era un camino espiritual válido para mí. ¿Por qué? Porque el Cristianismo es la única religión que hace exclusiva afirmaciones.  (‘Yo soy el camino, la verdad y la vida… nadie viene al Padre sino por mí ‘ — Juan 14:6)… Y la meditación contradice estas afirmaciones cristianas mediante la generación de una experiencia en la que una persona siente un profundo sentido de interconexión y unidad con ‘todo’ lo que siente lo cual es totalmente contrario a las declaraciones y afirmaciones acerca de la verdad que son exclusivas del cristianismo.  Uno siente como si acabara de tener un encuentro con Dios, como si uno hubiera estado en la presencia de algo divino…, pero que en realidad no ha sucedido. Analicemos por un momento las conclusiones lógicas que los místicos practicantes llegan, si son fieles a su sistema de creencias: Si yo puedo experimentar a Dios mediante la meditación, si yo puedo ‘cruzar la línea divisoria’ a través de mis propios esfuerzos, entonces la Cruz del Calvario no tiene ningún significado. Y Jesús era un mentiroso cuando dijo que Él era el único camino a Dios. Y la Biblia estaba equivocada cuando dice que sin Cristo estamos muertos en nuestros pecados y transgresiones (no existe ‘una chispa divina interna’ ya que tal cosa vive ya dentro de  cada persona).”

La experiencia de “unidad con ‘todo'”, no necesariamente sucede a todo el que medita, pero el potencial existe para todo aquel que lo practica, sea cual sea el objetivo del practicante —ya sea en busca de iluminación espiritual o simplemente alivio del estrés. Este último punto, que incluye ser más productivo en su trabajo, escuela o en ambiente familiar, es lo que está siendo anunciado más y más por los promotores y editores. El popular director de Hollywood, David Lynch, quien es un discípulo de Maharishi Mahesh Yogi, quien fue fundador de la Meditación Transcendental (MT), comenzó la Fundación para la Educación basada en la Conciencia y la Paz Mundial. Pero aún negando sus raíces religiosas y sus bases, él declara, “Si todavía no meditas, toma mi consejo: empieza. Será la mejor decisión que puedas hacer”. Otra Fundación de meditación que está siendo recibida con entusiasmo por los educadores es la llamada “MindUP” (Entendimiento Ascendente).  Tiene raíces budistas, mientras que MT proviene del Hinduismo, aunque esta información se oculta a menudo por sus promotores.

La Plena Atención de meditación de parte del Entendimiento Ascendente, pretende entrenar el cerebro de los adultos y niños con el propósito de desarrollar las “habilidades sociales y emocionales para reducir el estrés y la ansiedad y procurar una vida más saludable y feliz”, sin accesorios religiosos. Esto es muy atractivo para la gente que vive en los Estados Unidos de Norte América, una sociedad que siempre ansía o valora los esfuerzos personales y cualquier otra cosa que aparentemente pueda resolver sus problemas. Sin embargo la prisa o precipitación a aceptar ciertas soluciones en los Estados Unidos casi siempre se basa en un celo sin suficiente conocimiento. Esta manera de pensar y de actuar ha dado lugar al  abrumador crecimiento de otra empresa que promociona otro “ajuste mental”, la psicoterapia, la cual es una pseudociencia que ha creado más problemas que los que ha resuelto, al mismo tiempo que se ha convertido en una industria de millones de dólares.

¿Deben los consumidores norteamericanos preocuparse por el creciente número de ofertas sobre la meditación? ¿Acaso tienen etiquetas de advertencia (para proteger al consumidor) o avisos de precaución con referencia a MT o Entendimiento Ascendente puestas por sus promotores?  No, no existen, ni siquiera en letra pequeña. ¿Y por qué es eso? –como dicen en el mundo del deporte, “si no hay daño, no hay falta”. Por supuesto que no, ya que un número creciente y alarmante de informaciones negativas están últimamente saliendo a la luz, como el artículo en el periódico The Washington Post titulado: “La meditación y la Atención Plena, no son tan beneficiosas como usted piensa: hay efectos secundarios negativos que nadie menciona”. Aquí hay algunos extractos: “La Atención Plena es una técnica extraída del Budismo en el que uno intenta estar consciente de pensamientos actuales, sentimientos y sensaciones sin entendimiento… Lo que antes era una herramienta de exploración espiritual se ha convertido en una panacea para la edad moderna —una cura para los problemas comunes, como estrés, ansiedad y depresión. Tomando esta ‘píldora natural’ cada día, nosotros nos abrimos a la posibilidad de innumerables beneficios y sin efectos dañinos, a diferencia de las píldoras sintéticas, como los antidepresivos, con su potencial de efectos secundarios negativos… la llamada Atención Plena ha sido promocionada de tal manera que la gente la ha comprado sin hacer mucha investigación… Después de examinar la literatura de los últimos 45 años en la ciencia de la meditación, nos hemos dado cuenta con gran asombro, que no sabemos hasta ahora cómo funciona la meditación, quién es el más beneficiado o quién el más perjudicado por esta ciencia”.  ¡Qué más podemos decir acerca de esta “ciencia” de la meditación!

Es interesante que este informe de un periódico secular pone en claro simplemente y claramente que los programas de MT y Atención Plena han mentido desde el principio, es decir que: “El programa llamado la Atención Plena ha sido separada de sus raíces, ha sido despojada de sus conexiones éticas y espirituales y se ha vendido a la gente como una herramienta terapéutica. Mientras que esto no puede negar su poder como una técnica para cambiar nuestro estado de conciencia y con implicaciones para la salud mental, podría decirse que limita su ‘naturalidad’, así como su potencial, al menos como fue originalmente presentado”. Este artículo secular concluye con la siguiente advertencia: “Si usted se va involucrar en la práctica de meditación de la Atención Plena, como si usted estuviera tomando cualquier otro tipo de píldora, mantenga sus ojos bien abiertos. No consuma ciegamente la práctica de meditación de la Atención Plena”.

Los “efectos negativos” no divulgados, incluyen desde la depresión a demonización y hasta el suicidio. La publicación Atlantic publicó un artículo titulado “El Caballero Oscuro del Alma: para algunos, la meditación se ha convertido en una maldición más que en una cura”. La doctora Willoughby Britton supervisa un centro de retiro que ministra a  meditadores que están allí, no para restaurarse ellos mismos con la meditación, sino que están en ese lugar para recuperarse de ella: “Empecé a tener pensamientos como, ‘déjame apoderarme de ti’, combinado con confusión y toneladas de terror”, dice David, un joven educado de 27 años que llegó a este centro en 2013. “Tuve una visión de la muerte representado por un individuo con una capucha, y con pensamientos constantes de ‘mátate,’ una y otra vez”. Otro joven que está en tratamiento es “Michael, de 25 años, profesor certificado de yoga, que hizo todo lo posible para llegar a este centro. Explica que mientras practicaba la meditación su ‘cuerpo cesó de digerir los alimentos. Él no tenía ni idea de lo que estaba sucediendo’. Durante tres años este joven estaba convencido que estaba ‘arruinado permanentemente’ por la meditación”.

La doctora Britton es profesora asistente de Psiquiatría y Comportamiento Humano en la Escuela de Medicina de la Universidad de Brown. El artículo publicado en el Atlantic  continúa diciendo: “Ella recibe regularmente llamadas telefónicas, correos electrónicos y cartas de personas alrededor del mundo en diversos estados de deterioro. La mayoría de ellos se preocupan que nadie les va a creer, y por supuesto ni tampoco los va a entender, sus historias son de aflicción inducidas por la meditación. Su investigación de este fenómeno, llamado ‘El Proyecto de la oscura Noche’, es un trabajo hecho para documentar, analizar y dar a conocer los efectos adversos de las prácticas contemplativas”. A los finales de la década de los 1980, Dave Hunt y yo escribimos América, el Nuevo Aprendiz del Brujo: el Auge del Chamanismo de la Nueva Era con el propósito de informar al cuerpo de Cristo acerca de nuestras preocupaciones sobre los peligros espirituales y físicos de técnicas místicas orientales y las prácticas que muchos Cristianos estaban siendo atraídos y seducidos por la creencia que simplemente estaban participando en ejercicios físicos y mentales que mejorarían sus mentes y cuerpos. No fueron muchos los que prestaron atención a nuestra explicación de que la meditación oriental conduce al mismo tipo de estado alterado de conciencia de drogas psicodélicas, a pesar de que la meditación y otras técnicas relacionadas alteran la mente (repetidas mantras, visualización, privación sensorial, prácticas de yoga, etc.) estaban siendo consideradas como un enfoque “natural” sin los efectos secundarios de los medicamentos. En ese libro de 1988, observamos que algunas de las organizaciones de la Nueva Era ya habían sido afectadas por la llamada “inexistente”, pero real y terrible efectos secundarios, como la “Red de Emergencia Espiritual”, que mantuvo un servicio de tratamiento mediante un número telefónico de emergencia para aquellos cuyas vidas habían sido destrozadas espiritualmente y físicamente. La “Red de Emergencia Espiritual” continúa hoy en día aunque con un nombre modificado: “La Red Emergente Espiritual”.

Incluso entre aquellos que están reconociendo el daño actual y potencial de las prácticas místicas, parece que hay un tipo de camaradería involucrado. La doctora Britton, teniendo en cuenta todas sus grandes preocupaciones, cándidamente admitió, “Existen partes en mi persona que quisiera que toda clase de meditación fuera beneficiosa. Me encuentro en estado de negación a veces, donde sólo quiero olvidar todo lo que he aprendido y volver a ser feliz sobre el programa Atención Plena y promocionarla, pero después… me encuentro con alguien que está en peligro y veo la devastación en sus ojos, y no puedo negar lo que está sucediendo”.

Por desgracia, hay muchos en la iglesia, ya sean cristianos en nombre solamente o creyentes verdaderos, quienes son ignorantes, inconscientes o en negación con respecto a los peligros de la Nueva Era y las creencias místicas y prácticas orientales. Dave Hunt, en su libro publicado en 2006 El Yoga y el cuerpo de Cristo, informó que “Sorprendentemente, hay unos 586,000 referencias en ‘Google Search’ bajo el título ‘Yoga para los Cristianos”. Hoy en día esa misma búsqueda trae recursos de más de 1 millón. ¿Hay alguien que está preocupado?

Vamos a repasar algunos hechos innegables. El misticismo de la Nueva Era es una versión moderna y renovación de la mística oriental preparada especialmente para el mundo occidental. La parte central del misticismo de la Nueva Era es la descripción de Dios como una energía espiritual impersonal o una fuerza que puede ser manipulado por la mente del hombre, un concepto que rechaza el Dios Creador personal que se revela en la Escritura a través del Espíritu Santo. La manera de conectar con el “Dios” del misticismo oriental es a través de experimentar en un estado alterado de conciencia a través de métodos que alteran la mente como drogas, meditación, visualización, posturas de yoga, cánticos repetitivos, la privación sensorial (experiencias de sudación indígenas, celdas de aislamiento, etc.). Todas estas son formas de brujería, un término que se encuentra en la Escritura (en el Griego es “Pharmakeia”, que es traducido como magia, hechicería, encantamiento) y una práctica que es condenada por la Biblia. Escritores de revistas y periódicos seculares más importantes han reconocido el hecho de que la meditación promovida por organizaciones (como por ejemplo, Entendimiento Ascendente, MT) que declaran ser científicas, sin ninguna conexión religiosa con sólo beneficios y sin efectos secundarios, están equivocadas y hasta son fraudulentas.

Si la prensa secular puede discernir los errores nocivos, contrarios a las afirmaciones de los negocios de la meditación, ¿dónde está el discernimiento entre los cristianos? Es muy cierto la crítica que acusa a estos creyentes como si estuvieran abordando la nave Titánic  sin darse cuenta que tal nave va a naufragar. Consideremos a Rick Warren, que es posiblemente el más reconocido e influyente pastor evangélico hoy en día. Con la esperanza de ayudar a los miembros de su iglesia que estaban luchando para perder peso, el presentó el Plan de Daniel. Como parte de ese plan, se entregó a sí mismo y a su rebaño a la dirección y guía de tres médicos, quienes cada uno de ellos promocionaban la meditación mística: el Dr. Mehmet Oz, el Dr. Daniel Amen y el Dr. Mark Hyman. El Dr. Oz es un místico sufí, el portavoz nacional de MT y un devoto miembro y portavoz de la Nueva Era, Oprah Winfrey. El Dr. Amen es un psiquiatra que enseña la práctica japonesa de la energía espiritual de Reiki. El Dr. Hyman enseña meditación Budista. Además, en su página web Warren dirige seguidores en la práctica de la meditación contemplativa de “centrar la oración”: “elige una palabra simple, frase o versículo de las Escrituras… Toma tu tiempo para tranquilizarte… que ellos [los pensamientos] vayan a… estar con Jesús. Escucha. Permanece inmóvil”. Warren no es el único en el deslizamiento del Cristianismo hacia el misticismo Oriental.

Muchas conferencias evangélicas para jóvenes comienzan sus días con el yoga. Un escritor de la publicación Christianity Today (“Cristianismo Actual”) dice “sí al Yoga”. Ella afirma lo siguiente: “las tres horas a la semana que me paso haciendo yoga, no sólo me hace más flexible, tonifica mis músculos y me relaja. También me acercan más a Cristo. Es mi oración corporal cinética”. ¿Puede el yoga tener cierto valor físico? Sí. ¿Pero a qué costo? El fumar también tiene algún valor que calma y relaja al fumador. Sin embargo, a diferencia de la meditación yoga, lleva una etiqueta de advertencia con respecto a sus consecuencias potencialmente mortales.

Asombrosamente, existe una red de cristianos que practican diversas formas de yoga, como Jesús Yoga, Yoga de Yahvé, Santa Yoga infantil, Yoga Santo, movidas de alabanza, Yoga de fe y Yoga de Cristo. En la página web expresan claramente su propósito: “Nos hemos reunidos todos a través de nuestras experiencias personales y colectivas y podemos declarar que el yoga y la meditación profundizan nuestra fe Cristiana… Nosotros nos sentimos llamados a compartir nuestras experiencias con la esperanza que atraigan a otros para que puedan profundizar su fe a través de prácticas contemplativas encarnadas” (ver www.christianspracticingyoga.com/ ). La publicación Christian Yoga Magazine (“Revista de Yoga Cristiano”) declara en su página web que es un recurso “para personas de todas las tradiciones religiosas que deseen explorar cómo pueden integrar las prácticas físicas y espirituales del Oriente, tales como yoga, la meditación y el Tai Chi, en su vida cotidiana al mismo tiempo de mantenerse fiel a sus más profundas creencias espirituales” (ver www.christianyogamagazine.com/about/ ).

No hay duda que muchos de los exponentes del yoga Cristiano son gente sincera que solo quiere hacer compatible el cristianismo con el yoga. Parece evidente que sería imperdonable, pero dado el estado actual del cristianismo —que parece dar la bienvenida, con los brazos abiertos (a pesar de evidentes contradicciones) a adiciones y modificaciones, encontramos la aceptación del “yoga cristiano” con mayor frecuencia. Esto es ecumenismo experimental, que es parte del proceso en el desarrollo de la religión del Anticristo. Además, es un cumplimiento de la profecía, junto con un estímulo para continuar firmes en la fe: “Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueran dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andan según sus malvados deseos. Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu. Pero vosotros, amados, edificaos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. A algunos que dudan convencedlos.  A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne” (Judas 17-23).

La única fe que puede ser profundizada en verdad es la fe bíblica, que es diametralmente opuesta a las enseñanzas y prácticas de misticismo Oriental y su  occidentalizado hijastro.

TBC

***

Traducción: The Berean Call

Corrección: Alexis “El Broder” Rodríguez

Título en inglés: “New Age Mysticism Déjà vu – Part Two”

2 pensamientos en “El misticismo de la Nueva Era… algo nada nuevo [Segunda Parte]

  1. La única fe que puede ser profundizada en verdad es la fe bíblica, que es diametralmente opuesta a las enseñanzas y prácticas de misticismo Oriental y su occidentalizado hijastro.

    Me gusta

  2. Pingback: El misticismo de la Nueva Era… algo nada nuevo [Tercera Parte] | Busca la Senda Antigua: [Jeremías 6:16]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s