El matrimonio bíblico, la víctima de la “revolución sexual”

GRITO DE BATALLA

Julio/Agosto 2015

¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, porque os digo la verdad? (Gálatas 4:16 RVG)

bible_marriage

Con el matrimonio bíblico tambaleándose bajo el ataque de los activistas virulentos gay, deberíamos haberlo visto venir. Durante cincuenta años, un caso en la corte tras otro ha golpeado en los cimientos de la familia.

En la mayor parte de la historia, el “sexo recreativo” ha reemplazado el plan de Dios para la unión de “una sola carne” de marido y mujer ignorando las leyes de Dios.

Le tomó mucho tiempo para llegar a este punto,
pero los creyentes de la Biblia no pueden darse el lujo de
abandonar la perspectiva de Dios.

Los anticonceptivos fueron el primer asunto. En 1965, en un caso de Connecticut (Griswold vs. Connecticut) que involucró la venta de anticonceptivos a las parejas casadas, una semilla ominosa fue plantada. Aquí el tribunal “descubrió” el derecho a la privacidad en la Declaración de Derechos para las personas en lugar de sólo la santidad del matrimonio.

En ese momento, el humanismo sin Dios había crecido con raíces fuertes en nuestras escuelas y legislaturas. Si el hombre era verdaderamente la punta de lanza del progreso de la evolución, entonces todo lo que el hombre quería hacer debe ser bueno, y todo lo que hizo en privado era asunto de nadie.

La mancha de tejido no deseada que crece en un vientre podía permitir obstaculizar el disfrute de los involucrados. Así, en 1973, el tribunal dio el permiso a la propietaria de ese vientre eliminar médicamente cualquier inconveniente (Roe vs. Wade).

Más flechas en el corazón del matrimonio siguieron rápidamente. Un caso de Missouri sacó a los padres fuera del cuadro al anular una ley que requiere al cónyugue y el consentimiento de los padres para un aborto (Planned Parenthood of Central Missouri vs. Danforth).

Los padres de los niños fueron los siguientes. Una ley que prohíbe la venta de anticonceptivos a las de 15 años de edad y más jóvenes en Nueva York fue anulada (Servicios Carey vs. Población Internacional). Los padres ya no tienen el derecho de saber si su hijo estaba planeando tener sexo prematrimonial. En 1979, una ley de Massachusetts que requiere consentimiento de los padres para el aborto de un menor de edad fue derribada en Bellotti vs. Baird.

En el camino, la ley contra la sodomía en Texas se considera una violación del “derecho a la intimidad” del hombre y fue derribada en 2003 en Lawrence vs. Texas.

Con las bases del matrimonio debilitadas, el matrimonio en sí mismo fue atacado. En 1993, la Corte Suprema de Hawaii decidió que la ley del estado de matrimonio violó la disposición de igual protección de la constitución del estado al no considerar la “orientación sexual”.

Este ataque directo sobre el matrimonio entre hombre y mujer alertó a muchos, y la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA) aprobada en el Congreso por un amplio margen, y muchas legislaturas estatales aprobaron proyectos de ley similares.

Sin embargo, activistas de los derechos de los homosexuales, después de haber logrado cambiar la discusión de la “preferencia sexual” a la “orientación sexual”, comenzaron a atacar al matrimonio en serio.

Si el animal humano en evolución incluye ahora una recién descubierta “orientación” sexual, entonces era “discriminación” prohibir cualquiera de las expresiones de la sexualidad. Cualquier persona confundida sobre su sexualidad podría reclamar victimismo cuando se le prohibiera explorar nuevas experiencias sexuales.

Los gobiernos federal y estatal se apresuraron a agregar a la protección legal de estas “víctimas”, y agregaron “orientación sexual” a la larga lista de categorías protegidas como la raza, la edad y la discriminación por discapacidad.

En 2013, la Corte Suprema de Estados Unidos destruyó la DOMA (Windsor vs. Estados Unidos) después de que el presidente y el Departamento de Justicia se negaron a cumplirla. La batalla se trasladó a los Estados donde los proyectos de ley fueron aprobados por el voto popular para proteger el matrimonio. Activistas gays poderosos, muchos hechos ricos por el florecimiento de las empresas de tecnología, vertieron millones en una campaña en contra de estos votos. En todo el país, los jueces homosexuales o los que simpatizan con la causa invalidaron las leyes puestas en marcha por el pueblo, utilizando anti-discriminación y argumentos de privacidad personal.

Ahora, lo que sigue es eliminar cualquier remanente del matrimonio normal y poner en el blanco a los que siguen al Dios bíblico.

Dado que el matrimonio es la cuestión central, cualquier persona que se niegue a hacer un pastel de bodas o diseñar flores para una boda entre personas del mismo sexo se debe volver en un ejemplo. Y las quejas se presentaron y las multas se impusieron y todo el mundo se pregunta qué pasó.

Pero esta locomotora ha ido saliendo del túnel oscuro por un largo tiempo. Sólo los ganadores de almas valientes pueden detenerla. En avivamientos pasados, la ​​literatura evangélica ha jugado un papel vital. Tenemos que sembrar la verdad de Dios sobre el matrimonio.

Estos son algunos recursos útiles que se pueden utilizar para saturar nuestras comunidades con la Verdad:

laciudaddepecado

soloencasa

 

quienmatoanorita

yerabueno

intruso

laciudadmaldita

Un pensamiento en “El matrimonio bíblico, la víctima de la “revolución sexual”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s