Chocando en la puerta

MARK CAHILL E-NEWSLETTER

Junio 2015

MarkCahillPortrait

El clima seguramente ha sido interesante en todo el mundo. ¡Se podría pensar que Dios está tratando de llamar la atención de algunas personas o algo así!

Tuvimos una tormenta eléctrica desagradable en donde vivo. Se fue la electricidad. Algunos granizos de muy buen tamaño; y por suerte, no hay daños en el coche. Pero me encontré con una escena interesante en una comunidad cerrada. La gente no podía entrar, y la gente no podía salir. Ahora recuerda, se fue la luz. ¡Así que las puertas no se abrirían! Las personas se bajaron de sus coches para empujar la puerta. ¡No se movía! Estoy seguro de que se suponía que era una batería descargada, pero no estaba trabajando. Así que la gente se alineaban en sus coches Algunos estaban tratando de entrar y algunos estaban tratando de salir. Yo pensé: “Va a ser interesante ver cómo funciona este sistema”.

Ahora, yo no estoy seguro de si la persona era un paleto o no, pero como ya habrán adivinado, ¡alguien tomó su coche y comenzó a forzar una de las puertas! Sólo se mantuvo empujando. Con el tiempo, la barra que estaba en el cemento comenzó a doblarse hacia atrás; y lo siguiente como sabes, ¡este gran pedazo de cemento comenzó a levantarse de la tierra! Tuvo éxito en el movimiento con la mitad de la puerta, y entonces todo el mundo, ya sea saliendo a través de la sección o entraba. ¿Dónde está Samsón cuando se le necesita?

“Puerta” o “puertas” se mencionan 419 veces en la Biblia. La gente a veces se refieren a las “puertas del cielo”, que se pueden ver en Génesis 28:17:

“Y tuvo miedo, y dijo: ¡Cuán terrible es este lugar! Esto no es otra cosa sino casa de Dios y puerta del cielo.”

Empecé a preguntarme, sin embargo, ¿quien va a querer romper allí? Porque si consigues ir allí, va a ser maravilloso; pero el juicio está también allí. ¿La gente realmente quieren ser juzgada por Dios?

Romanos 3: 24-26:

“Siendo justificados gratuitamente por su gracia mediante la redención que es en Cristo Jesús; a quien Dios ha puesto en propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia por la remisión de los pecados pasados, en la paciencia de Dios, para manifestar su justicia en este tiempo; para que Él sea justo, y el que justifica al que cree en Jesús.

Dios es un santo, santo, santo Dios. Su pureza va a sorprendernos con la boca abierta cuando lo conozcamos. Hemos roto las leyes de Dios. Él nos dio sus diez mandamientos, y hemos fallado miserablemente. Su muerte en la cruz es el “pago total” que nos redime de todos nuestros pecados. El rescate ha sido pagado.

Su sangre paga el rescate. Él es el sacrificio de sangre perfecto que debes dar a Dios el día que lo conozcas. Fue Perfecto y tentado en todos los aspectos que aún está sin pecado. Es Su sangre la que nos limpia de esos pecados. Él es el sacrificio ofrecido una vez por todas para quitar los pecados de todo el mundo. ¡Él es el Sacrificio de Sangre Perfecto!

En el versículo 26, “al que cree en Jesús” es una frase fuerte. Es la elección que todo el mundo puede hacer. ¡Todo el mundo! Tienes la responsabilidad y la capacidad de llegar a la cruz de Cristo. Él ha dado esa opción a todos los que caminan en el planeta Tierra. No hay excusas aquí o en el otro lado. Si decides rechazar a Jesús, no se puede culpar al rey. Sólo puedes culparte a ti mismo.

Nos encontramos con gente todo el tiempo que parece no tener ningún interés en el evangelio. Conocimos a algunos de ellos caminando delante de nosotros en los partidos de playoffs Atlanta Hawks, ya que estábamos repartiendo folletos. Sin embargo, le dije a un hombre, “¿Has nacido de nuevo? ¿Eres salvo?”. Él se detuvo y dijo: “No, no lo soy”. Dije, “¿Qué te detiene?”. Él dijo: “Yo crecí en Pakistán y crecí musulmán. Estoy haciendo un montón de búsqueda en este momento”. Muchacho, ¡tuvimos un gran encuentro! Él sabe que va a morir. Él sabe que es su trabajo buscar. Todo el mundo tiene eso en ellos. Ahora, vamos a ver si viene a la verdad o no.

Una señora envió este mensaje al ministerio. Decía:

“Antes de tener una familia me convertí a la vida de un ‘Christian Hippie’ viviendo en Alaska, yo era una enfermera. He visto morir a mucha gente, algunos en paz y otros en combates agónicos contra Dios hasta su último aliento. Yo le decía a mi hija hoy que cuando se trata de la vida y la muerte, nada importa realmente en ese momento. He tenido 8 hijos, todos en casa.

En el momento antes de un nacimiento, nada más importa. No importa lo pobres que son, o la cantidad de comida que tienen, las facturas vencidas, la falta de un vehículo agradable, casa, muebles, ropa, etc. Es la vida y la muerte, y la única cosa que importa es la vida que usted está tratando de dar a luz. El tiempo se detiene hasta que suceda; se hace, y los padres llegar a vislumbrar un poco de la gloria de Dios.

Lo mismo ocurre con la muerte. Ya no importa lo rico que era, cuántas personas que han pisado el camino para llegar allí, los amigos que han tenido, la casa agradable y coche que poseen. Es la muerte ahora, y no hay otros pensamientos. Los que han clamado a Jesús descansan dulcemente y esperan la gloria; sin ansiedad, sin miedo. Los que niegan la salvación (o peor aún, no se les ha dicho) combaten con cada aliento, luchando por no tomar una decisión, a pesar de que saben que está a las puertas. Lo niegan hasta con el último aliento, viene y no hay más oportunidades. Nada más importa ahora.”

Piensa en eso por un segundo. En el momento del nacimiento y en el momento de la muerte, nada más importa. Cuando está naciendo un bebé, lo que realmente importa es que todos sean saludables. Cuando te estás muriendo, ya sea que estés luchando para mantenerte con vida, ¡o que no se puede esperar para tomar ese último aliento y conocer al Rey!

Pero, ¿cómo podemos llegar a estar singularmente enfocados al vivir esta vida? Quiero decir, realmente, lo único que importa es lo que nos espera después de la muerte.

Mateo 6: 22-24:

“La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo fuere sincero, todo tu cuerpo estará lleno de luz. Mas si tu ojo fuere maligno, todo tu cuerpo estará en oscuridad. Así que, si la luz que hay en ti es tinieblas, ¿cuánto más lo [serán] las mismas tinieblas? Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno, y amará al otro; o apreciará al uno, y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

Una de las principales claves en esta vida es mantener la concentración singularmente mientras caminamos a través de nuestros días. Manténte obsesionado con la cruz de Cristo y lo que sucede cuando uno muere, y tendrás un viaje maravilloso a través de ese sitio.

En realidad, hay un término llamado estrellarse en la puerta. Significa “estrellarse en una fiesta o un evento al que no invitaron”. Así que no tenías una invitación para el evento, pero vas a colarte en entrar allí de todos modos. No hay puerta para estrellarse en el Cielo. Has sido invitado. Acepta la invitación. Si has aceptado la invitación, repartirás muchas más invitaciones a los perdidos en los días por venir.

Si vas al infierno, no serás capaz de salir a través de sus puertas. Si hay puertas en el cielo y terminas yendo allí, ¡no serás capaz de salir! (¡Y no lo querrás, por cierto!). Así que recuerda, cuando mueras, ¡vivirás en una comunidad cerrada! ¡Pero sólo asegúrate de que es la correcta!

Hasta que las redes estén llenas,

Mark Cahill

P.D. ¡Muchas gracias por todos los buenos testimonios que varios de ustedes han compartido sobre el nuevo tratado evangelístico The prize (“El Premio”)! Pensé que podrías disfrutar de algunas de estas fotos que me han enviado:

MCjun15a

MCjun15b

MCjun15c

MCjun15d

***

Instrucciones: ¡Las Buenas Noticias de Jesús son aún mejores cuando se comparten! Te animamos a compartir este artículo con tus amigos y familiares.

Traducción: Alexis “El Broder” Rodríguez

Citas Bíblicas: Versión Reina-Valera-Gómez 2010

Un pensamiento en “Chocando en la puerta

  1. Si vas al infierno, no serás capaz de salir a través de sus puertas. Si hay puertas en el cielo y terminas yendo allí, ¡no serás capaz de salir! (¡Y no lo querrás, por cierto!).

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s