La Seducción de la Cristiandad: Capítulo 3

¿SEÑALES DE LOS TIEMPOS?

 sc

Cuando sopla el viento del sur decís: “Va a hacer calor”, y así pasa. ¡Hipócritas! Sabéis examinar el aspecto de la tierra, y del cielo; entonces, ¿por qué no examináis este tiempo presente?

Lucas 12:55, 56

 

Este libro no es un tratado de bizantinismos teológicos, sino un manual para la supervivencia espiritual. Numerosas profecías, incluyendo las del mismo Jesús, advierten que el engaño espiritual a nivel mundial justo antes de Su regreso será tan seductivo que engañará, “de ser posible, aun a los escogidos” (Mateo 24:24). Es bien razonable suponer que estas advertencias nos han sido dadas para ayudarnos a reconocer este engaño cuando sobrevenga.

La Biblia contiene muchos relatos que nos llevarían a creer que se espera de los que vivan en la tierra en la época en que se cumplen las profecías que reconozcan los acontecimientos que trasluzcan en su época como cumplimiento de lo que los profetas han predicho. Por ejemplo, haciendo referencia en su sermón de Pentecostés a lo que estaba sucediendo en aquel histórico día, Pedro dijo: “Esto es lo que fue dicho por medio del profeta Joel” (Hechos 2:16). La postura que Jesús tenía acerca de la profecía era igualmente práctica. Llamó “insensatos” a los dos discípulos en el camino a Emaús por no correlacionar profecías del Antiguo Testamento con acontecimientos que le habían sucedido a Él (Lucas 24:25, 26). Y en los versículos citados al comienzo de este capítulo, llama “hipócritas” a los judíos de Su época por no reconocer, sobre la base de lo que habían dicho los propios profetas de ellos, las señales que indicaban el tiempo singular en el que vivían.

¿Nos llamaría también Jesús a nosotros insensatos e hipócritas por no reconocer que estamos viviendo en los “últimos días”, sobre la base de las señales que nos han sido dadas? ¿Podríamos ser engañados si no hacemos caso de estas advertencias? ¿Y cómo podemos parar atención a estas advertencias a no ser que en algún punto del tiempo relacionemos aquello de lo que hemos sido advertidos con lo que está sucediendo en el mundo?

 

¿Por qué describe la Biblia los Últimos Días?

No podemos huir del hecho de que la Biblia se refiere repetida e intencionalmente a la cuestión de los “últimos días” y da numerosas señales mediante los que vivan en aquella época deben reconocerlos. Jesús especificó un número de señales concretas como con la intención de que los que vivieran en los últimos días, aunque incapaces de saber “el día y la hora” de Su venida (Mateo 24:36) pudieran reconocer que Su segunda venida estaba muy cercana. Aparentemente será extremadamente importante poderlo reconocer. Refiriéndose a los acontecimientos futuros que había descrito proféticamente, Jesús dijo:

Y de la higuera aprended la parábola: cuando su rama ya se pone tierna y echa las hojas, sabéis que el verano ya está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, sabed que Él está cerca, a las puertas (Mateo 24: 32, 33).

No puede haber ninguna duda razonable de que la Biblia describe los “últimos días” con la evidente intención de que alguna generación en algún tiempo sea capaz de reconocer “que Él está cerca, a las puertas”. Es nuestra responsabilidad determinar si pertenecemos a esta generación o no. Tenemos que tomar esta decisión no en base de una “nueva revelación”, prejuicios personales o un deseo de ser siempre “positivos”, sino tomando las profecías bíblicas por sí mismas y luego examinando la evidencia. Jesús y Sus apóstoles pusieron un gran énfasis en ciertas señales, y nos advirtieron a que no durmiéramos, dejando así de reconocerlas, y viéndonos tomados por sorpresa. Pablo escribió que los cristianos no están “en tinieblas, para que el día os sorprenda como ladrón” (1 Tesalonicenses 5:4).

 

Algunas evidencias convincentes

Los críticos argumentan que algunas de las señales dadas por Jesús –guerras, rumores de guerras, terremotos, hambres y pestilencias– han ido sucediendo en ciclos a lo largo de la historia. Por ello, el mero hecho de que estén sucediendo en la actualidad, aunque con mayor frecuencia e intensidad, no es en sí demostración de que estemos en los “últimos días”. Veremos que no es necesario argumentar de este extremo. Hay otras señales muy significativas de los “últimos días” para las que este argumento carece de sentido. Estas señales generalmente descuidadas no sólo nos indican que el regreso de Cristo está muy cercano, sino que conllevan grandes consecuencias para cada persona en el planeta Tierra. Las ignoramos con peligro para nosotros mismos.

No puede haber dudas de ningún tipo de que nuestra generación ha visto desarrollos históricos que son necesariamente acontecimientos preparatorios que llevan hacia Armagedón. Pero por impresionantes que sean estas indicaciones, hay mucho más aún.

Por primera vez en la historia universal la humanidad tiene en sus manos los terroríficos armamentos que hacen posible la destrucción de toda la vida sobre el planeta Tierra. Sin tales armas, las profecías bíblicas acerca de Cristo interviniendo para salvar a la raza humana de la extinción carecerían de significado. Tenemos también por primera vez en la historia los sistemas de comunicación de masas y de proceso de datos para controlar todo el mundo económica, política y militarmente. Así, por primera vez existen los medios para el cumplimiento práctico de las profecías de Apocalipsis 13 acerca del control del mundo por parte del Anticristo. Además, esto viene en el tiempo preciso en que todos los otros ingredientes necesarios para Armagedón están en su lugar.

 

La primera señal dada por Jesús: una advertencia

Es evidente que la desgastada objeción de los escépticos de que cada generación ha creído que estaba viviendo en los últimos días en base de los signos profetizados es absurda. Las generaciones pasadas pueden haberlo pensado, pero nunca tuvieron evidencias para sustentar esta postura. Ninguna generación desde la dispersión del 70 d.C. hasta 1948 vio el regreso de Israel a su patria, y mucho menos los desarrollos específicos mencionados anteriormente. La nuestra es la primera generación en la historia que ha visto cómo se juntaban todos los ingredientes necesarios en su propio día para el cumplimiento de las profecías del tiempo del fin. Sin embargo, hay otras señales proféticas que son aún más significativas.

Aunque extremadamente importante, todas las impresionantes evidencias que pudiéramos dar o que hemos mencionado hasta ahora no nos dirían cuán cerca podemos estar de la segunda venida de Jesucristo sin unas ciertas confirmaciones adicionales esenciales. Hay varias otras señales de una naturaleza diferente de cualesquiera que hayamos aún relacionado que generalmente son pasadas por alto o que reciben sólo una referencia pasajera por parte de expertos en profecía bíblica. Sin embargo, estas son las señales más significativas, y nos dan buena razón para creer que “Él está cerca, a las puertas”.

Después que Sus discípulos le preguntaran a Jesús, “¿Cuál será la señal de tu venida y de la consumación de este siglo?”, lo primero que Él les dijo fue: “Mirad que nadie os engañe” (Mateo 24:3, 4). Prosiguió para advertirles que los últimos días inmediatamente anteriores a Su regreso estarían caracterizados por el mayor engaño que el mundo haya nunca visto. Indicó que éste sería un engaño religioso y que involucraría tres puntos específicos: 1) falsos profetas, 2) falsos mesías, y 3) falsos milagros.

El engaño religioso es la primera señal mayor que Jesús dio para indicar que Su segunda venida está cerca. Es también la más importante. Las consecuencias de ser engañados por falsos profetas y falsos mesías son mucho peores que las de ser víctimas del hambre, enfermedad o guerra. Aquí está como Jesús recapituló Su solemne advertencia:

Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos. Ved que os lo he dicho de antemano (Mateo 24: 24, 25).

 

Falsos profetas

A lo largo de la historia ha habido siempre algunos falsos profetas. Jesús advirtió que en los últimos días habría muchos y que engañarían a muchos. Para que esto fuera así, tendría que darse un interés y creencia a escala mundial en la predicción del futuro. Incluso hace 20 años esto habría parecido una posibilidad lejana para una era científica; sin embargo, esta profecía dada por Cristo hace casi 2000 años está siendo cumplida en nuestra era espacial. Ridiculizada como superstición por la ciencia no hace muchos años, la profecía está actualmente siendo experimentada y verificada en investigaciones de laboratorio, donde recibe el nombre de “precognición”.

Este término refleja el deseo materialista de negar cualquier cosa sobrenatural, y en lugar de ello explicar la capacidad de predecir el futuro como un poder totalmente natural surgiendo de un potencial humano pretendidamente infinito. Por una parte, esta postura rechaza la profecía bíblica, que bien como revelación de Dios. Así, queda abierta la puerta de par en par para que entes demoniacos engañen al hombre moderno. (Por cuanto la misma existencia de ellos es negada, nada de lo que hagan les será atribuido.) Además, no habría nada que fuera una profecía falsa si la precognición fuera un proceso natural. La naturaleza no es falsa ni verdadera. Como resultado, los falsos profetas acerca de los que advirtió Jesús tienen más libertad para engañar en la era espacial que en ningún otro momento de la historia humana. Y la creciente disposición entre algunos cristianos a aceptar “nuevas revelaciones” a pesar de su conflicto con la Biblia hace a la iglesia más y más vulnerable también a los falsos profetas.

Louisa Rhine, esposa de J. B. Rhine de la Universidad Duke (el padre de la parapsicología americana), ha documentado numerosos casos convincentes de “precognición”.1 En sus experimentos de “visión remota”, en los que se les pedía a psíquicos que describieran lugares distantes en base de coordenadas de latitud/longitud dadas aleatoriamente por un ordenador, los científicos Harold Puthoff y Rusell Targ, del SRI, descubrieron que ciertos psíquicos, como Hella Hammid, ¡podían describir el lugar antes que el ordenador lo designara!2 El ex-astronauta Edgar Michell, el sexto hombre en caminar sobre la luna y comandante del Apolo 14, fundó el Instituto de Ciencias Noéticas para explorar lo que él denomina “la más prometedora de todas las fronteras: la mente humana”. Según Mirchell, “el interés en el potencial de la mente ha crecido a una velocidad fenomenal entre los científicos en campos sumamente diferentes”.3 Considera él que la precognición es una parte importante de este “potencial”. Mitchell ha dicho:

… destacados hombres y mujeres de campos tan desemejantes como la neurofisiología, física teórica y antropología han estado investigando seriamente tales cuestiones como… las siempre perturbadoras pero bien documentadas capacidades de algunas personas para actividades mentales que van desde la telepatía y clarividencia a la precognición y telecinesia.

¿Qué clase de científicos están osando investigar estas áreas que fueran “tabú” hasta hace poco? El doctor Herbert Benson, Universidad de Harvard; el doctor Elmer Green, del Consultorio Meninger; el doctor Charles Tart, Universidad de California; el doctor Stanley Krippner, pesidente del Instituto Saybrook; el doctor Dan Goleman, editor-jefe, Psychology Today; y el doctor Hal Puthoff, del Instituto de Investigación de Stanford, para nombrar sólo unos pocos.4

La creciente aceptación de la “precognición” por parte de la ciencia está alentando al ciudadano medio a poner una fe en aumento en las predicciones de un creciente panteón videntes psíquicos. No hace mucho, Edgar Cayce y Jeane Dixon eran considerados con escepticismo por la mayor parte de la gente. Hoy en día hay cientos de profetas psíquicos profesionales con un gran seguimiento. Mediante docenas de diferentes cursos para desarrollar “poderes mentales” psíquicos, desde Instrucción Nivel Alfa hasta Dinámica Mental, producen miles de amateurs que pueden hacer todo lo que Cayce hacía, y más aún. Los graduados del Control Mental Silva, por ejemplo, reciben su dinero de vuelta si no pueden diagnosticar con precisión a personas cuyos nombres han recibido, pero de las que nunca han oído, y mucho menos visto o conocido. Algunos de los más grandes negociantes y líderes políticos del mundo no harían un solo movimiento sin consultar a sus astrólogos o psíquicos. Los ingredientes para cumplir la profecía de Cristo de que muchos falsos profetas engañarían a muchos seguidores están ahora presentes como jamás lo habían estado en la historia moderna.

Es interesante observar que muchas de las predicciones hechas por los modernos videntes hacen referencia a desastres venideros similares a los que se encuentran en las profecía bíblicas, con una nota de esperanza “positiva” que suena sospechosamente semejante a ciertos tipos de “pensamiento positivo” que se está enseñando actualmente en la iglesia. Andrija Puharich es uno de los más destacados científicos médicos de nuestro tiempo, con unas 60 patentes a su nombre. Los siguientes extractos de una conferencia a compañeros profesionales dada por Puharich da una indicación del tipo de engaño que incluso los más inteligentes aceptarán, aunque esté en evidente conflicto con la Biblia:

Soy un escriba, la información… me fue dada por alguna fuente extraterrestre… vosotros conocéis esta persona como Jehová en la Biblia cristiana….

Este nombre es el título del líder de una civilización… llamada Hoova… a 52.000 años luz de distancia….

Puse por escrito… en gran detalle todo lo que sucederá hasta el año 2000… (incluyendo) este periodo de devastación, cataclismo, destrucción….

Será difícil (sobrevivir) pero quiero que seáis que los que quieran sobrevivirán… mis colegas (y yo) vimos que se pueden hacer curaciones sin (medicina)… sólo se tiene que emplear la mente de una manera apropiada….5

 

Falsos Cristos

La profecía del Señor acerca de muchos falsos Cristos que aparecerían en los últimos días está también cumpliéndose. En tanto que siempre ha habido algunos falsos pretendientes, el mundo está actualmente invadido de gentes que pretenden ser Cristo. Jim Jones y Charles Manson fueron dos entre ellos. La mayor parte de los gurús orientales que han invadido Occidente en los últimos 20 años hacen la misma pretensión. Que apareciera un anuncio a toda página en los principales diarios del mundo anunciando: “El Cristo ya está aquí”, como sucedió en abril de 1982, es simplemente una indicación más de que es una idea para la que el tiempo ya puede estar maduro. Los que estaban detrás de ello han dicho claramente lo que el anuncio implicaba: “El Cristo” no es Jesús. La prueba bíblica del espíritu del Anticristo es: “¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo…?” (1 Juan 2:22 RVR).

Dentro de los últimos 20 años, decenas de millones de personas en Occidente han sido convertidos a un principio básico del misticismo oriental que creemos jugarán un papel clave en la aceptación del Anticristo. Este concepto es el de la reencarnación, que está gradualmente sustituyendo la idea que fuera dominante en Occidente de la resurrección. Es casi inevitable que uno que se inicia en ocultismo llegará finalmente, como sucedió con Napoleón Hill y muchos de sus lectores, a abrazar el reencarnacionismo, Shirley MacLaine es un buen ejemplo, y su reciente y bien difundida autobiografía ha convencido a muchos lectores.6 No se puede creer a la vez en resurrección y reencarnación; ambos conceptos son mutuamente contradictorios. Jesús resucitó, no se reencarnó, y la diferencia entre ambas cosas es evidente e importante.

La reencarnación está basada en una creencia en la “ley del karma”, que supuestamente demanda que se vivan vidas posteriores para pagar en especie por los hechos de las vidas anteriores. Un marido que golpea a su mujer en esta vida, por ejemplo, tiene que volver en una vida posterior como una esposa que es golpeada por su marido. Así, el karma no puede solucionar el problema del mal, sino sólo perpetuarlo, porque la persona que comete un crimen tiene que venir a ser víctima del mismo crimen. Esto a su vez exige que otro cometa el crimen, que a su vez tiene que venir a ser una futura víctima, ad infinitum. Yendo en la otra dirección hacia el pasado, las experiencias en esta vida son el resultado del karma de la vida anterior, que resultó de una vida aún anterior, y así sin fin hacia el pasado. ¿Dónde comenzó todo? El hindú habla de un tiempo en que tres gunas (cualidades) de la deidad estaban en perfecto equilibrio y había sólo el vacío. Algo causó un desequilibrio en la deidad, que comenzó la prakriti (manifestación) y ha estado en marcha desde entonces. Así, todos están cosechando el mal karma que comenzó en la deidad y que está impregnando la misma estructura del universo.

A pesar de que esta filosofía es absolutamente desesperada, irrazonable e inmoral, muchos destacados psiquiatras han llegado a la creencia de la reencarnación. Ello se debe a que algunos de sus pacientes, al ser “devueltos” al pasado mediante hipnosis, han dado detalles de pretendidas vidas anteriores, incluyendo todo tipo de datos factuales verificables que no se hubieran podido inventar por sí mismos.7 La psiquiatra Helen Walmbach, por ejemplo, ha “regresado” a más de 5000 pacientes a vidas anteriores, y su cuidadoso análisis de las “memorias” de ellos es muy convincente.8 Trataremos con el engaño involucrado en trances hipnóticos y otra formas de estados alterados de la consciencia más adelante.

Está clara la importancia del reencarnacionismo para preparar al mundo para aceptar posteriormente al Anticristo. Ningún pretendiente a ser “Cristo” podría pretender ser el Mesías bíblico sin la prueba física de los clavos en sus manos y pies y una herida de lanza en su costado. Sin embargo, si el mundo no espera al Jesús resucitado sino la última reencarnación del “espíritu de Cristo”, no serán entonces necesarias las marcas de los clavos ni de la lanza. El Anticristo podrá pretender ser el Cristo y ser creído si tiene suficientes poderes psíquicos para aparentemente obrar los “milagros” que se esperan de Cristo cuando Él vuelva. Esta podría ser la manera en que “demuestra” que lo es.

Pablo advirtió que la venida del Anticristo “es conforme a la actividad de Satanás, con todo poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad…” (2 Tesalonicenses 2:9, 10). Esto pone en una posición muy vulnerable a aquellos cristianos que aceptan todo lo que parezca milagroso como procedente de Dios. Aunque los milagros son importantes, tenemos que cuidarnos de darle una importancia mayor que la que admiten las Escrituras. Jesús mismo dijo de Juan el Bautista que no había habido ningún profeta mayor nacido de mujer (Lucas 7:28), y sin embargo se nos dice que Juan “ninguna señal hizo” (Juan 10:41 RVR). La Biblia no nos enseña que la gran necesidad de nuestros días sea un ministerio de milagros, tan enfatizado en muchas de las televisiones cristianas. Más bien nos advierte que necesitamos discernimiento para conocer la diferencia entre lo que procede de Dios y lo que procede de Satanás.

 

Falsos milagros

Habiendo rechazado los milagros bíblicos, la ciencia actual está aceptando los falsos milagros de Satanás –no por su verdadera naturaleza, sino como pretendidos poderes naturales de la mente, que llamamos “fenómenos psíquicos”. Es mediante la nueva aceptación de los poderes psíquicos (psi) que nuestra generación está siendo preparada en la tercera forma que Cristo dijo que el engaño espiritual seduciría a los moradores de la tierra en los últimos días. La ciencia ficción ha hecho creíbles los poderes sobrehumanos, debido a que tantas de las cosas presentadas en este género se han trasformado en realidad. Casi todo es increíble hoy en día, no como milagro de Dios, sino como resultado de acceder a alguna pretendida Fuerza universal.

Aunque sigue habiendo muchos escépticos, la investigación psíquica ha adquirido peso propio en los últimos años. Un gran porcentaje, ya no sólo de gente de la calle sino también de científicos destacados, están convencidos ahora de que el potencial humano incluye poderes increíbles de la mente como precognición, telepatía, clarividencia, y telecinesia. Estos poderes están directamente disponibles para cualquiera que sepa cómo acceder a la Fuerza llegando al estado correcto de consciencia.

Aunque son materialistas, los soviéticos están tan profundamente involucrados en la investigación psíquica como los norteamericanos. Naturalmente, intentan al  máximo mantenerse dentro de explicaciones estrictamente materialistas, como designando la telepatía como “radio biológica” a pesar del hecho de que no se pueden detectar ondas emanando a más de unos pocos centímetros del cráneo, en tanto que se han hecho experimentos telepáticos con éxito a través de grandes distancias e incluso entre la tierra y cosmonautas en órbita. Han aparecido numerosos libros documentando la investigación psi, como Frames of Meaning: The Social Construction of Extraordinary Science (Marcos de significado: La construcción social de una ciencia extraordinaria); Parapsychology and the Experimental Methods (Parapsicología y los métodos experimentales); Psychic Discoveries Behind the Iron Curtain (Descubrimientos psíquicos tras el Telón de Acero); y Brian, Mind, and Parapsychology (Cerebro, mente y parapsicología), entre muchos otros. Como Marilyn Fergunson ha dicho:

Históricamente, muchos grandes científicos se han visto atraídos al psi. Entre los primeros cargos de la sociedad para la Investigación Psíquica de Gran Bretaña había tres premios Nobel: el descubridor del elctrón, J. J. Thompson; el descubridor del Argón, Lord Rayleigh; y Charles Richet.

William James, generalmente descrito como el padre de la psicología americana, fue cofundador de la Sociedad Americana para la Investigación Psíquica. Entre los premios Nobel específicamente interesados en psi están Alexis Carrel, Max Planck, los Curie, Schrodinger, Charles Sherrington y Einstein….

Carl Jung y Wolgang Pauli, un físico premio Nobel, fueron coautores de una teoría acerca de sincronicidad. Pierre Janet, un gran científico francés del siglo XIX, investigó el psi activamente. Luther Burbank y Tomas Edison tenían un intenso interés en este campo.9

No se puede abrigar grandes dudas de que nuestra generación, como ninguna otra en la historia moderna, está grandemente influenciada por la principal señal, mayormente descuidada, que Jesús dio de los últimos días: el engaño religioso involucrando a falsos profetas, falsos Cristos, y falsos milagros. A la vista de las muchas otras señales que convergen en nuestros días, parece al menos probable que el mundo se está preparando para el Anticristo como nunca antes en su historia. Hay, sin embargo, más evidencia, de un carácter más interesante y convincente.

 

Notas

  1. Lousia Rhine, Hidden Channels of the Mind (Sloane Associates, 1961).
  2. Rusell Targ y Harold Puthoff, Mind-Reach (Dell Publishing, 1977), pp. 111-119.
  3. Una carta sin fecha sobre papel con membrete Institute of Noetic Sciences, firmada por Edgar Mitchell, Fundador.
  4. Ibid.

5.De cinta número 1 de una ponencia dada por Andrija Puharich a la Colorado Psychotronics Association, 1984.

  1. Shirley MacLaine, Out on a Limb (Bantam, 1983).
  2. Martin y Deibre Bodban, Hypnosis and the Christian (Bethany House Publishers, 1984), p. 23.
  3. Helen Wambach, Reliving Past Lives: The Evidence Under Hypnosis (Harper & Row, 1984).9. Marilyn Fergunson, The Aquarian Conspiracy (J. P. Tarcher, 1980), p. 175.

 

Capítulo 2: ¿Una religión oficial mundial?

SIGUE: Capítulo 4: ¿Una religión oficial mundial?

Contenido

2 pensamientos en “La Seducción de la Cristiandad: Capítulo 3

  1. Pingback: La Seducción de la Cristiandad: Capítulo 2 | Busca la Senda Antigua: [Jeremías 6:16]

  2. Pingback: La Seducción de la Cristiandad | Busca la Senda Antigua: [Jeremías 6:16]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s