La Seducción de la Cristiandad: Capítulo 2

EL PAGANISMO CON ROPAJES MODERNOS

 sc

Oh Dios, las naciones (los paganos) han invadido tu heredad;… Ayúdanos oh Dios de nuestra salvación.

Salmo 79: 1, 9

Los que los gentiles (paganos) sacrifican, lo sacrifican a los demonios, no a Dios; y no quiero que seáis partícipes con los demonios.

1 Corintios 10:20

La ciencia mental

Ernest Holmes fundó la Iglesia de la Ciencia Religiosa, conocida también como la Ciencia de la Mente, sobre el “Secreto Supremo” que los “Maestros de la Sabiduría” revelaron a Napoleón Hill. Está estrechamente relacionado con el pensamiento positivo de Norman Vincent Peale y el pensamiento posibilista de Robert Schuller. De hecho Peale atribuye a Holmes que llegara él a ser un pensador positivo.1 En 1958 Holmes profetizó: “Hemos puesto en marcha un movimiento que, en los próximos 100 años, será el nuevo gran impulso religiosos de los tiempos modernos… (destinado) a envolver el mundo….”2 Holmes explica de esta manera este “Supremo Secreto”:

La Ciencia de la Mente enseña que el poder originador, supremo, creador, del Universo, la fuente de toda sustancia, la Vida en todas las cosas vivientes, es un Principio de Realidad cósmico que está presente en todo el Universo y en cada uno de nosotros.

La Ciencia de la Mente enseña que el hombre controla el curso de su vida… mediante unos procesos mentales que funcionan en conformidad a una ley universal… que todos estamos creando nuestras experiencias diarias… por la forma y desfile de nuestros pensamientos.3

El hombre, al pensar, puede traer a su experiencia todo lo que desee… (énfasis en el original).4

Esta idea, tan básica de la antigua hechicería, se ha arraigado firmemente en nuestro mundo moderno. Es la piedra angular del movimiento del potencial humano y es ingrediente esencial en los seminarios de motivación para el éxito AMP. También ha venido a ser el principal nexo de unión entre la hechicería y la cristiandad. Aunque expresada en frases ligeramente diferentes, es el lenguaje común de todos los que, consciente o inconscientemente, han sustituido la fe en Dios con una fe interesada en alguna Fuerza misteriosa que puede ser empleada por nuestras mentes para conseguir lo que queramos. Norman Vincent Peale es, naturalmente, uno de los evangelistas del poder de la mente que mayor éxito ha conocido. Lo explica así:

… Tu mente inconsciente… (tiene un) poder que transforma los deseos en realidades cuando los deseos son lo suficientemente fuertes.5

¿Es Dios un placebo?

El pensamiento posibilista de Robert Schuller es el mismo producto que el pensamiento positivo de Peale, comercializado con una marca diferente. Schuller declara: “Ahora cree y conseguirás”6 Paul Meyer, el presidente del Instituto de Motivación para el Éxito, lo expresa de esta manera: “Imagina vívidamente, cree sinceramente, desea ardientemente, actúa con entusiasmo, e inevitablemente sucederá”.7

Paul Yonggi Cho afirma: “Por medio de visualizaciones y sueños puede usted incubar su futuro, y obtener resultados”.8 Este tipo de enseñanza ha conducido a la confusión a cristianos sinceros haciéndoles imaginar que la “fe” es una fuerza que hace que las cosa sucedan porque creen. Así, la fe no es depositada en Dios, sino que es un poder que se dirige sobre Dios, y que le obliga a Él a hacer por nosotros lo que nosotros hemos creído que Él hará. Cuando Jesús dijo en varias ocasiones, “Tu fe te ha salvado (sanado)”, no estaba con ello diciendo que haya ningún poder mágico desencadenado al creer, sino que la fe le ha abierto a Él la puerta para sanarlos. Si una persona es sanada meramente porque cree que será sanada, entonces el poder está en su mente y Dios es meramente un placebo para activar su fe. Si todo funciona en conformidad a las “leyes del éxito”, entonces Dios es irrelevante y la gracia algo obsoleto. Todo lo que uno necesita es ejercer el “poder de la creencia” de Hill. En una cinta motivacional de la compañía Amway, Robert Schuller lo recapitula:

¡No sabes qué poder tienes dentro de ti!… Puedes transformar el mundo de la manera que elijas. Sí, puedes hacer de tu mundo cualquier cosa que tú quieras que sea.9

Estas ideas están siendo aceptadas en el mundo como sanos principios de AMP, y se están haciendo más y más populares en el seno de la iglesia. Por ejemplo, en marzo de 1985 la gran iglesia evangélica bautista Prestonwood en el norte de Dallas, Texas, patrocinó la primera Conferencia Anual de Liderazgo Cristiano. El orador programado fue Paul Yonggi Cho, que casi siempre presenta excelentes enseñanzas bíblicas, algunas veces desafortunadamente mezcladas con ideas ocultistas de visualización y poder mental. Compartiendo la tarima con él el 18 de marzo estaba Mary Kay Ash, la fundadora de Mary Kay Cosmetics. En su presentación, ella indicó que había aprendido algunos poderosos principios conducentes al éxito en un libro de Claude Bristol. De hecho, se trata de un ejemplo clásico de ocultismo básico colocado como poder mental, aceptado de esa guisa por los cristianos, y confundidos con la fe. La señora Ash decía:

Claude Bristol escribió un libro llamado The Magic of Believing (La magia de creer), y en aquel libro decía: “¿Hay algo, una Fuerza, un factor o poder, llámalo como quieras, que pocas personas comprendan y empleen para vencer sus dificultades, para luego conseguir un destacado triunfo?…”

Él (Bristol) decía: “Gradualmente descubrí que hay un hilo de oro que hace que la vida funcione. Este hilo puede ser descrito en una sola palabra: creencia”.

Ahora sé que Bristol no estaba interesado en qué creía la gente, sino que simplemente vio en acción el poder de la fe, y registró lo que había visto.10

¿Fe en Dios, o fe en la fe?

Muchos cristianos sinceros se han visto influenciados por el evangelio de la hechicería para creer que la fe tiene algún poder por sí misma. Una vez más, para ellos la fe no descansa en Dios, sino que es un poder aplicado sobre Dios, que le obliga a Él a hacer aquello que nosotros hayamos creído que Él hará. Como mínimo pone a Dios en sujeción a las pretendidas “leyes” que podemos activar por la “fe”. En su punto peor elimina a Dios por completo del proceso, poniéndolo todo en nuestras propias manos y así transformándonos en dioses que podemos conseguir que cualquier cosa pueda suceder por nuestro “poder de la fe”. Si todo funciona conforme a tal “ley”, entonces Dios ya no es soberano, y no hay lugar para la gracia. Todo lo que uno tiene que hacer es ejercitar este “poder de la fe”. Ésta es la idea básica detrás de la hechicería.

En contraste a esto, Jesús dijo: “Tened fe en Dios” (Marcos 11:22). La fe tiene que tener un objeto: se trata de una confianza sin reservas, absoluta, en Dios. No hay nadie ni nada en el universo en quien i que podamos confiar totalmente, sino en Dios. La verdadera fe surge de una relación de obediencia a Él. Dios responde a la oración sobre la base de Su soberanía, sabiduría, misericordia y gracia, no debido a que alguna “ley” le obligue a actuar. No puede Él ser manipulado ni por hombres ni por ángeles por medio de procesos mentales, palabras habladas ni ningún otro artificio.

La meta de los hechiceros: dueños de nuestro destino

Si podemos hacer que Dios o alguna Fuerza cósmica hagan nuestra voluntad mediante los pensamientos que pensamos o las palabras que hablamos, habremos entonces conseguido la meta del hechicero: habremos llegado a ser los dueños de nuestro destino, y podemos hacer que suceda cualquier cosa simplemente creyendo que sucederá. El poder reside en nuestra fe, y el mismo Dios tiene que hacer lo que nosotros creemos que hará, porque ¡todo lo que creamos tiene que suceder! Prevalente hoy día entre los cristianos, esta seductiva idea es exactamente la que aquellos “Maestros” enseñaron a Hill y exactamente lo que él vino a creer y enseñar: que él también podía venir a ser un “Maestro”:

Conoce tu mente – vive tu propia vida. Puedes hacer de tu vida lo que quieras que sea…. La fe confiada en ti mismo es un ingrediente indispensable para vivir bien….

Un ego sano te hace más receptivo a las influencias que te conducen desde una región más allá de la capacidad de percepción de nuestros cinco sentidos…. Invisibles, fuerzas silenciosas nos están influenciando constantemente… hay vigilantes invisibles….

Puedo encontrar una fe que aumenta mis poderes de una manera inmensa… siempre sé que soy el dueño de mi destino, el capitán de mi alma….11

Este era un atractivo cebo en el anzuelo, y llevó a Napoleón Hill más profundamente en la hechicería. Rechazó al Dios de la Biblia y la fe cristiana que su padre había intentado forzar burdamente en él cuando era pequeño,12 y en lugar de ello optó por una Fuerza o Mente Universal impersonal, 13 a la que él llamó “Dios”. Lo que Hill abrazó básicamente fue el ocultismo hindú/budista, incluyendo la reencarnación, 14 el espiritismo, 15 y la escritura automática.16 La promoción de la hechicería no se encuentra oculta en alguna oscura alusión aquí o allá, sino que está expresamente enunciada como el principal tema entretejido por todo el libro.

Cómo se introduce la seducción en la Iglesia

¿Cómo entonces podían líderes cristianos leer, aparentemente disfrutar y recomendar a otros los libros heréticos e intensamente ocultistas de Napoleón Hill? Parte de ello se debe a que las técnicas psicológicas o de éxito comercial son consideradas como “neutrales” y por ello no una amenaza para la cristiandad. Los conceptos de un potencial humano ilimitado y de poderes mentales milagrosos que presumiblemente residen en el 90 por ciento del cerebro que no empleamos están adquiriendo una creciente popularidad en el mundo y provocando confusión en la iglesia. Douglass y Roddy dicen:

Dios ha puesto un increíble principio en la mente humana, y… si somos confiados y positivos y seguros, Dios puede emplear… toda la química conjurada por esta positividad dentro de nosotros para ayudarnos a llevar a cabo todo lo que estamos buscando hacer.17

Esta es una mezcla de verdad y error que sinceros líderes cristianos están introduciendo en la iglesia. Douglass y Roddy ponen muy en claro que no están “apoyando la idea de que deba sustituir la confianza en Dios por la positividad”.18 Una vez dicho esto, hay la sensación de estar sobre terreno seguro, y es fácil dejar de ver el verdadero peligro. El gran problema no es la sustitución, por cuanto casi todos fácilmente se darían cuenta de ello, y rechazaría un error tan evidente. El problema reside en la confusión. No hay ninguna palabra de advertencia para indicar que los principales expertos citados son ocultistas. Napoleón Hill y W. Clement Stone, por ejemplo, hablan acerca de “Dios” en los libros que Douglass y Roddy recomiendan, pero el “Dios” de ellos es “Poder Divino” metafísico19 que puede ser empleado mediante técnicas de poder mentales. Hill y Stone no sustituyen la fe con la AMP, pero promueven una idea aún más peligrosa: que la AMP y la fe son una y la misma cosa, que creer en el poder de la mente es de alguna manera lo mismo que creer en Dios; que la mente humana es una especie de talismán mágico que blande una fuerza metafísica20 con un potencial infinito porque de una u otra manera forma parte de lo que llaman Inteligencia Infinita. 21 Este es el “Dios” de las sectas mente-ciencia y de la Nueva Era.

Un canal ideal para la seducción

Sería imposible comprender nuestro mundo moderno sin tomar en consideración la manera en que ha sido moldeado y conformado por la psicología. No hay nada que se compare con la influencia que ha tenido en las creencias y estilos de vida de la sociedad contemporánea. Casi todo ello ha sucedido desde el final de la Segunda Guerra Mundial, que según la revista Life originó la “mayor marea” de interés en la psicología en toda la historia.22 En 1946 el Congreso de los EU aprobó la Ley Nacional de Salud Mental, estableciendo un programa nacional con fondos federales. Como resultado de ello, por todas las universidades del país crecieron en gran manera los cursos de psicología, y de ahí se extendieron rápidamente a los seminarios. Antes de la guerra “pocas escuelas teológicas se habían preocupado de enseñar cursos de orientación” involucrando psicología, pero “alrededor de los 1950’s casi todas ellas los daban y alrededor del 80 por ciento estaban ofreciendo cursos adicionales de psicología….”23 En la actualidad algunos de los más famosos nombres en psicología han salido de seminarios. Paul Vitz, profesor de psicología en la Universidad de Nueva York, ha escrito:

La psicología como religión existe… con gran fuerza por los Estados Unidos…. Es profundamente anticristiana… (y sin embargo) es extensamente apoyada por escuelas, universidades y programas sociales financiados por impuestos recogidos de cristianos…. Pero por primera vez comienza a comprenderse la lógica destructora de esta religión secular….”24

Ya es 1951 Carl Rogers podía jactarse de que “el interés profesional en la psicoterapia” era “con toda probabilidad el área de crecimiento más rápido en las ciencias sociales en la actualidad”.25 Y ahora, en la década de los ochenta, la psicología ha llegado a la posición de gurú cuyas “normas científicas de la conducta” están liberando a las conciencias de la obediencia a las leyes morales de Dios. De esta manera, así como por medio de la introducción de la hechicería como ciencia, la psicología es el principal agente en la transformación de la sociedad. Un periodista investigador, Martin L. Gross, lo ha dicho bien:

La psicología está entronizada en el mismo centro de la sociedad contemporánea como un coloso internacional cuyos seguidores se cuentan por cientos de miles….

Sus cobayas son los miembros de una raza humana bien dispuesta, incluso agradecida. Vivimos en una civilización en la que, como jamás antes, el hombre está interesado en sí mismo….

Al debilitarse la ética protestante en la sociedad occidental, el confuso ciudadano se ha vuelto a la única alternativa que conoce: el experto psicólogo que afirma que hay una nueva forma científica de conducta para sustituir viejas tradiciones….

Pronunciando el nombre santo de la ciencia, el experto psicólogo pretende saberlo todo. Esta nueva verdad nos es administrada de continuo, desde la cuna hasta la tumba.26

Las psicologías humanistas y transpersonales han abrazado ahora toda la gama de la hechicería. Por ejemplo la 22ª Reunión Anual de la Asociación de Psicología Humanista celebrada en Boston del 21 al 26 de agosto de 1984 estuvo intensamente salpicada de ocultismo hindú/budista. La programación diaria incluía “Primera parte de la mañana: Yoga, Tai Chi, Meditación”. Casi la mitad de los “Institutos de Pre y Post-conferencia” involucraban una crasa hechicería, con temas como “Visualización y curación… Estados de trance y curación… operaciones de alquimia… imaginería conducida… Éxtasis y transformación chamánicos (brujería)… Siendo brujos.”

El grado en que la psicología y la educación han abrazado las tradiciones paganas/ocultistas del pasado es favorablemente sumarizado en esta declaración de la difunta doctora Beverly Galyean, consultora del sistema escolar de los Ángeles, en un artículo escrito en The Jornal of Humanistic Psychology:

Los antiguos de todas las culturas llenaban sus épicas folklóricas con narraciones de visiones, sueños, atisbos intuitivos y diálogos internos con seres superiores a los que consideraban como las fuentes de sabiduría y conocimiento últimos.

Al aceptar como verdaderas las narraciones de buscadores espirituales de todas las culturas, tenemos ahora evidencia de varios niveles de consciencia posibles para los seres humanos….

El potencial humano es inexhuastible, y es puesto en función mediante nuevos modos de exploración (p.e. meditación, imaginería dirigida, trabajo onírico, yoga, movimiento corporal, consciencia sensorial, transferencia energética (curación), terapia reencarnacional, y estudios esotéricos)….

La meditación y las actividades de imaginería dirigida son el núcleo del currículum (educación confluente holista).27

Variaciones de esta psicología se han infiltrado en la iglesia, y en escuelas y seminarios cristianos, debido a que pastores y otros líderes han aceptado las afirmaciones de que es científica y neutral. La mayor parte de cristianos no han llegado a darse cuenta del hecho de que el cristianismo y la psicoterapia son en realidad dos sistemas religiosos rivales e irreconciliables. Su unión como “psicología cristiana” origina un yugo desigual que introduce en la iglesia la influencia seductora de la psicología secular. Y ahora, con los principales psicólogos y psiquiatras tan intensamente involucrados en yo-ismo y hechicería, la psicología cristiana sucumbe inevitablemente a algunos de los mismos engaños, introduciéndolos en la iglesia. Un buen ejemplo de ello es los seminarios de “Instrucción en dirección espiritual” que comenzaron en una iglesia protestante en Austin, Texas. El folleto informativo decía, en parte:

El enfoque experiencial emplea la relajación, fantasías dirigidas… diálogo interior, gestalt y trabajo onírico… fundado sobre los principios de dirección espiritual… en el Antiguo y Nuevo Testamento… dentro de la tradición mística/ascética de la Iglesia Católica Romana.

El material conceptual es bíblicamente correcto y emplea las perspectivas de la psicología contemporánea, especialmente la transpersonal. Las escuelas de psicología dominantes incluidas son la analítica (Jung) y de psicosíntesis (Assigioli). Se hace un empleo significativo del pensamiento psicoanalítico (Horney, Erikson, Berne, etc.) y humanista (Fromm, Perls, Maslow, ect.).28

Paganismo con ropajes modernos

La líder feminista Gloria Steinem ha declarado:

Para el año 2000 educaremos a nuestros hijos, espero yo, en la creencia en el potencial humano, no en Dios….29

Los psicólogos actuales están intentando sondear las misteriosas profundidades de lo que muchas personas opinan ahora es un potencial humano ilimitado por medio de la fantasía y de la actuación de un rol a fin de desarrollar el “poder de la imaginación”. La técnica de Napoleón Hill de visualizar “guías”, que ha sido empleada por los brujos y otros ocultistas durante miles de años, es ahora uno de los más excitantes y extensamente aplicados métodos de “transformación” que están siendo promovidos por muchos psicólogos. Jean Hounston, por ejemplo, cofundadora de la Fundación para la Investigación de la Mente, donde el LSD fue licenciado por primera vez por el gobierno para ser empleado en la investigación de las ocultas profundidades de la mente, 30 emplea muchas técnicas procedentes de la antigua hechicería, 31 entre ellas la visualización e incluso materialización de lo que ella llama “el Espíritu de Grupo” que se manifiesta es una forma aparentemente real.32

Los demonios ya no tienen que ocultar su actividad. Su existencia no sería admitida por la mayor parte de los psicólogos ni por muchos clérigos, por mucho que intentaran demostrar su realidad. Todo lo que suceda es considerado como el producto de una supuesta ilimitada imaginación de uno. Napoleón Hill estaba convencido de que sus nueve “Consejeros”, aunque tan reales que al principio lo atemorizaron, eran sólo imaginarios. Hill escribe:

Estos nueve hombres (del pasado) eran Emerson, Paine, Edison, Darwin, Lincoln, Burbank, Napoleón, Ford y Carnegie. Cada noche… sostenía una reunión de consejo imaginaria con este grupo a los que llamaba mis “Consejeros invisibles”.

En estas imaginarias reuniones de consejo llamaba a mis miembros del consejo para conseguir el conocimiento que quería que cada uno aportara, dirigiéndome a cada miembro….

Después de varios meses de estas actividades nocturnas, quedé atónito al descubrir que estas figuras imaginarias se convirtieron en aparentemente reales. Cada uno de estos nueve hombres desarrolló características individuales, lo que me sorprendió….

Estas reuniones se volvieron tan realistas que quedé atemorizado acerca de sus consecuencias, y las interrumpí durante varios meses. Las experiencias eran tan pavorosas que temía que si las continuaba perdería de vista el hecho de que las reuniones eran puramente experiencias de mi imaginación.

Esta es la primera vez que he tenido el valor de mencionar esto…. Sigo considerando mis reuniones de consejo como puramente imaginarias, pero… me han conducido por gloriosos caminos de aventura… (y) me he visto conducido milagrosamente a través de (numerosas) dificultades….

Ahora voy a mis imaginarios consejeros con cada problema difícil que se nos presentan a mí y a mis clientes. Los resultados son frecuentemente asombrosos… (énfasis en el original).33

¿El poder de la imaginación?

Así sucede con los psicólogos actuales que emplean la misma técnica básica de los hechiceros: los resultados frecuentemente notables que producen estas misteriosas entidades, aunque inexplicables a la ciencia, son, sin embargo, atribuidos al poder de la imaginación. En seminarios llamados: “El poder de la imaginación”, patrocinados por la Universidad de Marquette, los psicólogos han enseñado a miles de personas en América a visualizar “guías internos” similares a los de Hill, y ello con unos resultados asimismo asombrosos. Aunque se puede demostrar fácilmente que la imaginación no es ilimitada (¿quién, por ejemplo, puede visualizar un nuevo color primario?) esta engañosa creencia ha conquistado una fuerte cabeza de playa dentro de la iglesia. El poder de la imaginación está siendo confundido con la inspiración y el poder del Espíritu Santo.

El pastor coreano Paul Yonggi Cho declara que fue por medio del poder de la “imaginación” que Dios creó el mundo, y que debido a que el hombre es un ser espiritual “tetradimensional” como Dios, él también, sea ocultista o cristiano, puede crear su propio mundo por medio del poder de su imaginación.34

Los ocultistas han conocido por mucho tiempo que la manera más poderosa de penetrar en la dimensión espiritual es mediante la visualización, acerca de la que tendremos mucho más que decir más adelante. Norman Vincent Peale le llama a esto Imaginación positiva, una palabra, dice él, “derivada de imaginar”,35 y es “el pensamiento positivo llevado un paso adelante”.36 Peale ha dicho:

Hay una fuerza poderosa y misteriosa en la naturaleza humana… una especie de ingeniería mental… una poderosa idea, vieja y nueva….

El concepto es una forma de actividad mental llamada imaginar….

Consiste en representarse vívidamente, en la mente consciente, una meta u objetivo deseado, y manteniendo ante uno esta imagen hasta que se hunde en la mente inconsciente, donde libera grandes energías sin utilizar….

Cuando el concepto de imaginación es aplicado constante y sistemáticamente, resuelve problemas, fortalece personalidades, mejora la salud y aumenta grandemente las probabilidades de éxito en cualquier clase de empresa.

La idea de la imaginación ha estado presente durante mucho tiempo, y ha estado implícita en todas las charlas y libros que he hecho en el pasado.37

Si bajara andando o danzando por los pasillos de las iglesias en su auténtica guisa y plumaje como religión antibíblica que es, el paganismo sería rápidamente rechazado por los cristianos. Pero cuando se reviste de traje de negociante, cuello alzado o traje talar y es introducido ante la congregación como la última innovación teológica, psicológica, clínica, comercial, o técnica de automejora para el desarrollo del potencial humano, la seductiva hechicería es cálidamente abrazada como una verdadera amiga y promotora del cristianismo.

Lo que iremos documentando en los siguientes capítulos es mucho más que bolsas aisladas de error. No sólo su difusión es abrumadora, sino que la hechicería dentro de la iglesia sigue una pauta que concuerda precisamente con las advertencias que dieron Jesús y Sus discípulos con respecto al gran engaño que caería sobre el mundo en los últimos días. Por ello, es ante todo necesario comprender el contexto profético en el que está teniendo lugar el engaño.

Notas

  1. James Reid, Ernest Holmes: The Firts Religious Scientist (Science of Mind Publications, Los Angeles), p. 14.
  2. Ibid.
  3. “The Viewpoint in the Science of Mind Concerning Certain Traditional Beliefs” (Science of Mind Publications).
  4. Ernest Holmes, The Science of Mind (textbook), p. 30, citado en Science of Mind, Sep., 1983, p. 47.
  5. Norman Vincent Peale, Positive Imaging (Fawcett Crest, 1982), p. 77.
  6. Robert Schuller, Tough Times Never Last, But Tough People Do (Bantam Books, 1984), p. 161.
  7. Mack R. Douglas, Sucess Can Be Yours (Zondervan, 1977), p. 37.
  8. Cho, La cuarta dimensión, p. 37.
  9. Robert Schuller, “Possibility Thinking: Goals”, Cinta de la Amway Corporation.
  10. Cinta de la Primera Conferencia Anual Sobre el Liderazgo, Prestonwood Baptist Church, North Dallas, 18 Mar., 1985, Mary Kay Ash.
  11. Hill, Grow Rich, pp. 215-220.
  12. Ibid., p. 117.
  13. Ibid., pp. 213-214.
  14. Ibid.
  15. Hill, Think and Grow Rich (Fawcett, 1979), p. 137.
  16. Hill, Grow Rich, op. Cit., p. 166.
  17. Douglass and Roddy, Most, op. cit., pp. 50-51.
  18. Ibid.
  19. Hill and Stone, Success, op. cit., p. 44.
  20. Ibid., p. 13.
  21. Ibid., p. 14.
  22. Life, Jan. 7, 1957.
  23. E. Brooks Holifield, A History of Pastoral Care in America: From Salvation to Self-Realization (Abingdon Press, 1983), pp. 270-271.
  24. Paul Clayton Vitz, Psychology As Religion: The Cult of Self-worship (Eerdmans, 1977), p. 10.
  25. Holifield, History, op. cit., p. 264.
  26. Martin L. Gross, The Psychological Society (Random House, 1978), pp. 3-5.
  27. Journal of Humanistic Psychology, Otoño, 1981, Vol. 21, No. 4, Beverly-Collene Galyean, “Guided Imagenery in Education”, pp. 58, 61.
  28. Del folleto.
  29. Saturday Review of Literature, Mar., 1973.
  30. The Tarrytown Letter, June/July 1983, “Jean Houston: The New World Religion”, p. 4.
  31. Whole Life Times, Oct./Nov. 1984, pp. 5, 26.
  32. Robert Masters y Jean Houston, Mind Games; The Guide to Inner Space (Dell Publishing, 1972), pp. 198-206.
  33. Hill, Think, op. cit., pp. 215-219.
  34. Cho, Cuarta, op. cit., pp. 34-37.
  35. Norman Vincent Peale, Positive Imaging (Fawcett Crest, 1982), Introduction, p. 1
  36. Ibid., p. 1.
  37. Ibid., Introduction, p. 1.

 

Capítulo 1: Éxito y hechicería

Capítulo 3: ¿Señales de los tiempos?

Contenido

4 pensamientos en “La Seducción de la Cristiandad: Capítulo 2

  1. Las ideas ocultistas están siendo aceptadas en el mundo como sanos principios de AMP (Actitud Mental Positiva), y se están haciendo más y más populares en el seno de la iglesia.

    Me gusta

  2. Pingback: La Seducción de la Cristiandad | Busca la Senda Antigua: [Jeremías 6:16]

  3. Pingback: La Seducción de la Cristiandad: Capítulo 1 | Busca la Senda Antigua: [Jeremías 6:16]

  4. Pingback: La Seducción de la Cristiandad: Capítulo 3 | Busca la Senda Antigua: [Jeremías 6:16]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s