Para ser un líder, debes ser. . .

MARK CAHILL E-NEWSLETTER

Julio 2014

MCeN

Recientemente, yo estaba leyendo un libro de Dave Hunt llamado El Día del Juicio (http://www.thebereancall.org/). Si quieres una buena lectura, sólida, bíblica, Dave está lleno de grandes enseñanzas. En ese libro, él escribió,

“Indiscutiblemente, Israel es el principal tema de la profecía bíblica, tal como es el de las noticias diarias. La palabra “Israel” se encuentra 2.565 veces en 2.293 versículos en la versión King James de la Biblia, mientras que “Jerusalén” se encuentra 811 veces en 764 versículos. Por el contrario, la palabra “Jerusalén” no se encuentra ni una sola vez en el Corán. Sin embargo, los musulmanes insisten que Jerusalén es la tercera ciudad más santa. Que ésta es una afirmación falsa que documentaremos fuera de discusión, así como el hecho de que aquellos que se llaman a sí mismos “palestinos” y que hacen que la afirmación de que Israel está ocupando sus tierras son impostores (véase el capítulo cuatro).” P. 7

“Los líderes árabes han declarado repetidas veces durante más de cincuenta años, “La lucha con el enemigo sionista no es una lucha sobre las fronteras de Israel, sino de la existencia de Israel.” P. 16

Estaba leyendo un boletín de David Cloud recientemente (www.wayoflife.org). Él realmente es un maestro fuerte, bíblico y tiene un montón de grandes recursos. Él dijo en su boletín de noticias:

“Trae, cuando vinieres, el capote que dejé en Troas con Carpo; y los libros, mayormente los pergaminos.” (2 Timoteo 4:13).

“El hombre que no lee no es mucho mejor que el hombre que no sabe leer.”

“Cinco años a partir de ahora vas a ser la misma persona a excepción de la gente que conoces y los libros que lees.”

“Qué te ha herido excesivamente en el tiempo pasado, o mejor dicho, y me temo el día de hoy, es la falta de lectura. Escasamente he conocido algún predicador que lea poco. Y tal vez por descuidarla has perdido el gusto por ella. De ahí su talento en la predicación no se incrementa. Es lo mismo que lo que era hace siete años. Es vivaz, pero no profunda: hay poca variedad; no hay brújula del pensamiento. La lectura sólo puede proporcionar esto, con la meditación y la oración diaria. Te equivocas en gran medida por la omisión de ésta. Nunca se puede ser un predicador de profundidad sin ella más de lo que se es un cristiano cabal. ¡Comienza! Fija una parte de cada día para ejercicios privados. Puedes adquirir el sabor a algo que no has tenido; lo que es tedioso al principio será posteriormente agradable. Te guste o no; lee y ora diariamente. Es por tu vida; no hay otra manera; de lo contrario serás un tonto todos sus días, y con una oración superficialmente pequeña” (John Wesley a John Trembeth, agosto 1760).

“He dedicado mi vida a la distribución de libros, Biblias y folletos y cualquier cosa que ayude a promover el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. La lectura de buenos libros cristianos es una de las mejores maneras de desafiar y alentar a los cristianos” (Larry Harrison).

“Sólo el cielo determinará qué fue lo más importante de mi ministerio en la tierra… Mi predicación o la distribución de libros” (Peter Cartwright, predicador del circuito de equitación)

“Si los libros religiosos no están ampliamente difundidos entre las masas en este país, no sé qué va a ser de nosotros como nación. Si no se difunda la verdad, el error lo será; si Dios y su Palabra no se conocen y son recibidos, el diablo y sus obras obtendrán el ascenso; si el volumen evangélico no llega a todas las aldeas, las páginas de una literatura corrupta y licenciosa lo hará; si el poder del evangelio no se siente a lo largo y ancho de la tierra, la anarquía y el desgobierno, la degradación y la miseria, la corrupción y la oscuridad, reinará sin relajación ni fin.” (Daniel Webster, 1823)

El otro día yo estaba leyendo en la Biblia el libro de Isaías, y dijo:

44:24: Así dice Jehová, tu Redentor, el que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo.

45:22 Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra: porque yo soy Dios, y no [hay] más.

46:9, 10 Acordaos de las cosas pasadas desde la antigüedad; porque yo soy Dios, y no [hay] más Dios, y nada [hay] semejante a mí; que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero.

Recientemente le preguntaba a algunos jóvenes en un campamento cuáles son las mejores maneras de aprender en la vida. Decían cosas como escuchar, experimentar y hacer preguntas. Buenas respuestas de los jóvenes. Pero nunca hay que olvidar que para ser un líder, ¡tienes que ser un lector! La lectura expande la mente. La lectura de las cosas correctas pone la verdad en nuestras cabezas que podemos compartir con los demás. La lectura abre la puerta para devorar el libro de Dios un día. Es por ello que uno de los trucos de Satanás es hacer que la gente no lea o que no les guste leer.

Jesús dijo: “¿Nunca leísteis. . . ” (Mt 21:16; Marcos 2:25).

Jesús dijo: “Escrito está. . . “(Mt 4:4; 21:13; 26:31)

Jesús dijo: “¿No habéis leído. . . “(Mt. 12:3,5; 19:4; 22:31; Marcos 22:31; 12:26 …)

Cuando los reyes tomaron su trono en Israel, se les mandó a escribir una copia de la Ley, para que tuvieran su propia copia para leer (Deuteronomio 17:18-20).

Los creyentes tienen que conocer la Palabra para explicarla como Felipe lo hizo con el eunuco etíope (Hechos 8:30-35).

Establece el estándar a los que te rodean. La lectura es fundamental y una necesidad para hacer la obra del Señor correctamente.

¡Que tengas un buen verano alcanzando a los perdidos, leyendo lo más que puedas, y regalando tanto material para leer como sea posible!

Hasta que las redes estén llenas,

Mark Cahill

 MCreunion

P.D. Una señora escribió al ministerio y dijo: “Acabo de terminar de leer Reunión... ¡Dos veces, nada menos! Sinceramente, es uno de los mejores libros que he leído nunca que combina la ficción, el humor, el drama y la gravedad del mensaje del evangelio en toda una historia. Yo, literalmente, ¡no podía dejar de leerlo! ¡El suspenso me estaba matando! Me encantaron los diferentes caminos espirituales tomados por los personajes y las respuestas que podía espigar por mis propias experiencias de testificación. ¡Esta es una poderosa herramienta para fortalecer a los cristianos y desafiar a los perdidos acerca de lo que creen!

P.D.S. Aquí está un hombre que, cuando se le ofreció uno de mis libros, mostró su apertura a la literatura cristiana, ¡respondiendo que le gustaría leer la Biblia! Unos momentos más tarde, el equipo de testimonio se dio cuenta que estaba sentado cerca, ¡en una roca en el Stone Mountain Park leyendo las primeras páginas de Reunión con atención!

 

Instrucciones: ¡Las Buenas Noticias de Jesús son aún mejores cuando se comparten! Te animamos a compartir este artículo con tus amigos y familiares.

Traducción: Alexis “El Broder” Rodríguez

Citas Bíblicas: Versión Reina-Valera-Gómez 2010

Un pensamiento en “Para ser un líder, debes ser. . .

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s