Obligarlos a entrar

MARK CAHILL E-NEWSLETTER

Mayo 2014

MCeN

“Y oyendo esto uno de los que estaban sentados con Él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios. Él entonces le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos. Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los que habían sido convidados: Venid, que ya todo está preparado. Y comenzaron todos a una a excusarse. El primero le dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses. Y el otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses. Y el otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir. Y vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y mete acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos. Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar. Y dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa. Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena” (Lucas 14:15-24 RVG)

¡El verano es un gran momento del año! Así que hay muchas oportunidades de hacer cosas con amigos y familia, o puedes finalmente ir a esas vacaciones que has estado esperando tomar. ¡O tal vez sólo no harás el trabajo escolar durante un par de meses!

Sin embargo, durante esos días, ¿vas a estar ocupado con cosas, o mejor aún, con la gente, que tiene un sumo valor eterno?

Tengo este correo electrónico de una mamá hablando de su hija:

“Ella me dijo que iba una media hora tarde a la clase, y por lo general eso es porque ella durmió hasta tarde, no terminó de estudiar para un examen, ¡o perdió su ID y tuvimos que aparcar en el estacionamiento lejano de la escuela!🙂 ¡Esta vez fue porque ella le testificó al guardia de seguridad por una media hora!🙂

Al parecer, el lunes, mientras caminaba delante de él para ir a clase, ella le dio un folleto de Un segundo después de morir. Más tarde, después de su primera clase, ella olvidó algo y tuvo que salir corriendo a su coche. Mientras bajaba la escalera mecánica hasta el primer piso, lo vio en su escritorio leyendo el folleto. Salió corriendo a su coche, y volvió a entrar, ¡y él todavía estaba leyendo! Él la vio y dijo: “Oye, ¡esto es realmente bueno! ¡Muchas gracias!”. Él hizo algunas preguntas, y ella corrió de vuelta a clase.

Pues bien, hoy cuando ella entró, él dijo, “Hey, he terminado ese folleto. ¡Era muy interesante!”. Procedieron a hablar durante media hora, y Rachel dijo que él le dijo que pensaba que era un “católico cristiano” que cree en la reencarnación, y fue bastante confuso, pero aprendió mucho en el folleto que le hizo pensar. Rachel dijo que tenía más cosas de ti que podría entrar más profundamente si quería seguir estudiando, y él dijo que le encantaría algo que ella había hecho. Ella va a darle el librito “Mentiras”, y uno de tus libros cuando regrese el lunes.”

Ya sabes, no estoy seguro del promedio de calificaciones de Raquel. Y voy a ser honesto contigo aquí como un ex profesor: No me importa. Sinceramente, no lo sé. Oh, probablemente te puedo decir si uno de mis antiguos alumnos hicieron una A o B en mi salón de clases, pero a medida que envejecen, que realmente no importa. ¿Están sirviendo al Señor ahora? ¿Son un padre o una madre bíblica ahora? ¿O es que sólo hacen una “A” en la clase del Sr. Cahill? Y, por cierto, ¡al guardia de seguridad no le preocupa el promedio de Rachel tampoco!

También me ha enviado este correo electrónico otro amigo:

“Boyd, la persona que trabaja para mí, estaba en Orange Beach, AL, con su esposa e hijos y otra familia esta semana. Ellos estaban en la playa, pero no podían hacer ninguna verdadera natación en el océano, porque había banderas rojas a cabo ese día, así que estaba lanzando un frisbee con su amigo. Miraron y vieron a un hombre de unos 70 años que era sacado del océano por un visitante. Ellos corrieron a ayudar, al igual que muchos otros, y Boyd y su amigo dentista realizaron el RCP mientras otros corrían para ir por el socorrista de la playa y el DAE (Desfibrilador Automático Electrónico), y otros llamaron al 911. Nadie en la playa sabía quién era. Se dieron cuenta de que tenía un marcapasos, pero, nadie estaba allí mirando por él; estaba nadando solo en aguas peligrosas. El socorrista corrió y le puso el desfibrilador, y continuó haciendo equipo el socorrista y con el RCP ahora ayudando. Poco después, los paramédicos llegaron y se hicieron cargo de la escena. El hombre estaba muerto. Boyd dijo que lo que le golpeó cuando todo esto sucedía fue lo difícil ver que todo el mundo estaba trabajando y el hombre se estaba muriendo. Todo el mundo tenía una gran preocupación y estaban todos trabajando muy duro para salvar la vida de este hombre. Pero, lo que no vemos es que los cristianos trabajen duro para salvar a la gente de una muerte eterna.

Lo que también me golpeó es que al igual que en el caso de este hombre,  a menudo los cristianos no están preocupados por aquellos que están en su camino al infierno… hasta que es demasiado tarde. Dejamos que las personas que nos rodean naden en las aguas peligrosas del pecado y la rebelión contra el Señor Jesús, y sabemos que el destino inminente seguro llegará a ellos. Después de que ellos estén muertos, y sea demasiado tarde para ellos, somos golpeados con la realidad y la certeza de su destrucción eterna, y nosotros creemos con la misma convicción de que cada vez somos más insensibles a eso.”

Lo que veo es un punto interesante. ¿Estamos más preocupados por la vida física de alguien que su vida espiritual? ¿Cuándo iremos finalmente hacia alguien y les daremos la verdad?

Entonces, ¿cómo se ve el verano? ¿Vas a salir a las carreteras y caminos y centros comerciales y conciertos y festivales y parques y playas y aeropuertos y obligarlos a entrar? ¡Suena como una gran manera de pasar el verano! ¡Sé valiente!

Hasta que las redes estén llenas,

Mark Cahill

P.D.: Te invitamos a visitar nuestro nuevo sitio web, ¡si no lo has hecho! Puedes echarle un vistazo aquí en markcahill.org. También hemos comenzado a ofrecer algunos tratados muy atractivos de los cuales estamos recibiendo una gran cantidad de buenos comentarios. Comprueba esto en http://markcahill.org/product-category/tracts/ y http://markcahill.org/witnessing-helps/tracts/.

 

MCf1

¿Has estado alguna vez taaaan emocionado de presenciar y compartir algo nuevo que estás buscando a alguien para decírcelo? Pues bien, este testigo fiel hizo exactamente eso ya que este tipo estaba, abierto! Detuvo su bicicleta y le ofreció un tratado. Él preguntó: “¿Qué es esto?”. Ella dijo: “¡Es acerca de Jesús y dónde vas a pasar la eternidad!”. Él dijo: “¡Pero yo soy musulmán!”. Ella dijo: “¡Pero Jesús murió por ti!”. Él dijo, “¡Pero no creemos que Él murió por nosotros… no era más que un profeta”. Ella dijo: “En realidad, Él es Dios en la carne, y Él murió por ti!”. Él dijo: “Pero yo no creo eso”. Ella dijo: “Pero yo tengo pruebas”. Él dijo: “¡Muéstrame!”. Ella dijo: “¡Lo haré!”. Así que sacó el nuevo libro de Mark, REUNIÓN, y dijo: “Hay mucha evidencia de que Jesús es Dios y Salvador. Y, uno de los chicos en el libro es un musulmán que tiene una intensa discusión con un cristiano”. Él dijo:”¡¡Muéstrame dónde!!”. Menos mal que ella había leído el libro un par de veces porque sabía exactamente la página a cual recurrir, ¡y lo hizo! Él tomó su tratado y lo puso en esa página y dijo: “¡Yo voy a leer esto hoy empezando aquí mismo!”. Ella dijo: “Todo el libro es increíble, pero está bien, empieza donde quieras, ¡pero asegúrate de leer hasta el final!”. Él dijo: “¡Yo lo haré!”. Ella preguntó: “¿De dónde viene tu acento?”. Él dijo: “Nigeria”. Ella dijo: “Tenemos un montón de nigerianos en nuestra iglesia… ¡ven a conocer a algunos!”. Él dijo: “¡Pero yo soy musulmán!”. Ella dijo: “¡Pero no nos importa! ¡Ven todos modos!”. Dado que los musulmanes usan la frase, él le enseñó a decir “Si Dios quiere” en árabe. Tenía que correr a clase, pero alabado sea el Señor le pidió la dirección de la iglesia, y que tiene en sus manos la verdad sobre lo que se necesita para que él logre ir al cielo y al Dios verdadero.

***

Traducción: Alexis “El Broder” Rodríguez

Citas Bíblicas: Versión Reina-Valera-Gómez 2010

Un pensamiento en “Obligarlos a entrar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s