Consejería espiritualizada

EL LLAMADO DE BEREA

Marzo 2014

T.A. McMahon

tbcmar14

La Biblia le da al cuerpo de Cristo instrucciones completas para ministrar a otros, pero la iglesia por décadas ha preferido seguir los métodos y las maneras del hombre en rebelión a las enseñanzas bíblicas y en contra a la habilitación o capacitación que la Palabra de Dios nos suple,

En numerosos artículos ya publicados (la mayoría de los cuales se pueden encontrar en “La Psicología y la iglesia: Preguntas Críticas y Respuestas Críticas”) hemos mencionado la invasión destructiva que ha tenido la consejería psicológica en la iglesia.  No existen muchas influencias dentro del evangelismo Cristiano que hayan desviado a creyentes de la suficiencia de la Palabra de Dios en sus vidas, como lo ha hecho la consejería psicológica y eso es algo trágico. Este artículo se va a ocupar de algunas de las enseñanzas y prácticas que han influenciado al Cristianismo radicalmente y que se autodenominan ser enseñanzas bíblicas pero en realidad introducen conceptos psicológicos camuflados con un lenguaje espiritual.

Para poder reconocer en qué aspecto los supuestos programas de consejería bíblica se apartan de las Escrituras es importante aprender lo que es central o lo que es más importante en la mayoría de formas de consejería psicológica. Este es un proceso conocido como  “mesmerismo,” iniciado por Antón Mesmer, un físico Austríaco (1774-1815). El trabajo de Mesmer, referido hoy en día como hipnosis, se convirtió en algo crucial o fue el cimiento inicial para la psicoterapia entre los  iniciadores de la consejería moderna, especialmente Segismundo Freud y Carl Jung. Esto puede considerase de poca importancia para aquellos quienes no intentan aplicar el trabajo de Mesmer como una técnica en la consejería, especialmente consejería bíblica, pero como vamos a ver, muy pocos están al tanto de cuán persuasivo es este proceso en todas las formas de consejería.

En primer lugar, la “hipnosis” no se refiere solamente en poner a una persona en un trance para entretener a una audiencia (lo cual es una práctica muy peligrosa); posee muchas formas y técnicas (algunas de las cuales ustedes podrán reconocer).  Lo que incluye es hipnosis profunda, meditación Oriental, técnicas de relajamiento, sugestiones inducidas, estímulos monótonos, estimulación de la imaginación, sugestiones imaginarias, imágenes guiadas, la activación de las motivaciones inconscientes, visualización, terapia regresiva, estados alterados de conciencia, fenómenos de trance, alucinaciones inducidas, hipnoterapia, autosugestión, hipnosis médica, hipnosis chamánica, etc.  Aunque la lista es bastante diversa, la actividad es básicamente la misma: el individuo se hace receptivo a las sugestiones de otra persona o de otra entidad que no es él mismo.

La Biblia tiene su propia lista de actividades relacionada a la práctica de la hipnosis y estas son: hechicería, magia, brujería, encantamientos, astrología, el consultar con  adivinos el practicar artes de magia, etc. Ninguno de estas actividades, como deberíamos ya saber, tienen la aprobación de Dios.  En realidad, todas son condenadas y todas son decepciones.

Las investigaciones de la hipnosis y de sus variaciones no dan una opinión favorable a estas prácticas.  El reconocido investigador psiquiatra Thomas Szasz, llama a la hipnosis la terapia de “una ciencia falsa.”  El eminente investigador psiquiatra E. Fuller Torrey opina que las técnicas contemporáneas de la hipnosis no son nada diferentes  de los hechiceros, médicos brujos o curanderos.  La hipnosis “médica” incluye una serie de terapias desde el relajamiento inducido a la regresión Freudiana lo cual lleva a la persona al supuesto  tiempo de su niñez y de la mente “inconsciente” hacia la terapia de las “vidas pasadas” y de las “vidas futuras.” Una vez más, ninguna de estas prácticas tiene nada que ver con la verdadera ciencia, y aún así millones de cristianos son seducidos por la etiqueta médica.  Así como el Dr. Martin y Deidre Bobgan han notado, “Hipnosis en las manos de un doctor en medicina es tan científico como una varita mágica en las manos de un ingeniero”.

Un mito de seducción que tiene la hipnosis es que los recuerdos recuperados a través de este proceso son más exactos que los recuperados con la memoria normal y por lo tanto provee la clave para la sanidad interior.  Esta técnica engañosa es de mayor importancia para poder aceptar las técnicas usadas en los ministerios de “sanidad de memorias,” y casi todas estas formas de supuesta sanidad se denominan ser bíblicas.  Para identificar los errores que resultan del uso de la hipnosis en recuperar recuerdos o memorias del pasado, investigadores usan el término llamado “confabulación,” que significa la tendencia a recordar eventos pasados en una forma que son diferentes a lo que en realidad eran … y hasta hacen recordar eventos inventados y los hacen pasar como reales.  Esto es muy común en la terapia de “regresión”, usada por muchos consejeros Cristianos. Pero, como la carta de la Universidad de Harvard nota, “En realidad, toda memoria es una reconstrucción en vez de ser una reproducción, y casi siempre es algo que no se puede confiar, lleno de fabricaciones y distorsiones … Sujetos hipnóticos constantemente confunden los eventos reales con los imaginarios y … adquieren una seguridad desmesurada acerca de los recuerdos”.

La Dra. Elizabeth Loftus, la cual es una experta en memoria declara, ” No hay ninguna posibilidad en que, aún el hipnotista más sofisticado que exista pueda diferenciar entre una memoria que es real y una memoria que ha sido creada.”  De acuerdo a la Asociación Americana de Psicología,”… es imposible, sin evidencia que se pueda corroborar, el poder distinguir una memoria verdadera de una memoria que es falsa.  Bobgans escribe: “El explorar el pasado a través de una conversación, una consejería, una hipnosis, imágenes guiadas y terapia regresiva va a causar que una persona crea o fabrique memorias falsas en vez de recordar detalles precisos de situaciones pasadas.”

Bernard Diamond, profesor de leyes y profesor clínico de psiquiatría dice que los testigos de corte que han sido hipnotizados, por lo general “demuestran una certitud acerca de sus memorias que testigos ordinarios no lo exhiben”.  Estos testigos hipnotizados “añaden a sus memorias fantasías o sugestiones que fueron deliberadamente o involuntariamente comunicadas por el hipnotizador”.

Investigadores han descubierto que las personas que son puestas en un estado profundo de hipnosis, tienen experiencias espirituales muy semejantes a las descritas por los místicos Orientales, incluyendo “un sentido emergente de potencialidad infinita, una separación de la mente y del cuerpo y en última instancia, llegar a la sensación de unión con el universo.”  Esto no debería ser ninguna sorpresa ni siquiera para los investigadores seculares, ya que varias formas de hipnosis son encontradas en muchas culturas antiguas y continúan siendo las técnicas utilizadas por los chamanes,  brujos y la medicina local que  utilizan para contactar entidades espirituales en tales técnicas y son usadas por los curanderos en sus procesos de sanidad.  El doctor en medicina, William Kroger, nota que “por siglos los seguidores de Zen, Buda, Tíbet y del Yoga han utilizado métodos de meditación y un estado alterado de consciencia similar a la hipnosis.”

Aunque la conexión entre la hipnosis y lo oculto es obvio, es importante el entender que los resultados de las investigaciones que se han hecho, no sólo se aplican a aquellos que han sido puestos en un estado de trance sino que también se aplican a personas a quienes le han sido dadas “sugerencias” por un consejero, el cual pueda llamarse psicoterapita o consejero “bíblico”, pero quien está utilizando técnicas directamente relacionadas con la hipnosis.

Dada la generalización de varias formas de hipnosis en consejería, un cristiano debe tener en cuenta que cualquier forma de hipnosis posee las siguientes características:

1) No es científica.

2) No es más eficaz que un placebo.

3) Sus declaraciones positivas no son verídicas.

4) Muy a menudo son  físicamente y mentalmente peligrosas.

5) No puede ser  separado esto de sus raíces ocultistas.

Además, desde un punto de vista Cristiano, la hipnosis y sus varias técnicas son:

1) Condenadas por el Antiguo Testamento.

2) Nunca fueron reveladas como métodos de instrucción para sanidad espiritual o física.

3) Estas técnicas usan decepción y una sumisión de la voluntad propia hacia otra persona o hacia otra entidad espiritual creada.

4) Emplean técnicas que son ocultistas.

6) Pueden dejar a una persona vulnerable a doctrina de demonios y opresión demoníaca, y, en el caso de aquellos que no son salvos, existe el riesgo de que caigan en una posesión demoníaca.

 A pesar de la existencia de una gran cantidad de información en el mundo secular que desacredita la hipnosis y sus variaciones, y lo que es más importante, las enseñanzas de las Escrituras que están en completa oposición, muchos programas de consejería Cristiana han adoptado versiones espiritualizadas que usan métodos de terapia conectado con la hipnosis. Esto es bastante evidente en programas que se especializan en la sanidad interior.

El Movimiento de Sanidad Interior puede que sea uno de los más antiguos y uno de los más erróneos de las consejerías contemporáneas que afirman ser bíblicas pero, en el mejor de los casos, son psicológicas y, en el peor de los casos, está vinculado con el ocultismo.  Simplemente se puede describir como una versión Cristianizada del psicoanálisis Freudiano que usa el poder de sugestión (es decir, una forma de hipnotismo) para resolver supuestamente los problemas que en la mayoría de los casos el mismo método los ha creado.  El proceso de sanidad o cura de las memorias que supuestamente estaba diseñado a resolver problemas, en realidad, ha creado una serie de pseudo memorias.  En numerosos casos, memorias falsas inducidas por el terapista han destruido la vida del cliente y de aquellos quienes, basados en las falsas memorias, fueron acusados injustamente de una serie de abusos, desde adoración a Satanás a violación y abuso de menores.  Además esta metodología desplaza la confianza que el creyente tiene, por una simple fe, en las promesas de la Biblia.

Trágicamente, los Cristianos llegan a depender de practicantes y prácticas que atentan a mediar las bendiciones de Dios a través de experiencias emocionales y revelaciones periódicas creadas por imágines guiadas a través de la visualización.  Estas formas experimentales fueron inicialmente introducidas al Cristianismo por Agnes Sanford, la persona que fundó la “Escuela de Cuidado Pastoral”, donde ella instruyó o influenció a muchas personas que se convirtieron en “Sanadores Interiores” y quienes tuvieron una gran influencia en el mundo Cristiano en las décadas de los años 1970’s y 1980’s. Entre las personas que fueron influenciadas por estos métodos fueron Richard Foster, John y Paula Sandford, Francis MacNutt, Ruth Carter Stapleton y David Seamands quien fue el pionero del movimiento y quien declara lo siguiente: “La imaginación es usada para recrear las memorias dolorosas, visualizarlas en la misma forma en que tomaron lugar,”  y añade, “y también visualizar a Cristo presente al mismo tiempo que ese doloroso incidente tomó lugar”.  Esto es posible, según él, porque Jesús transciende el tiempo y el espacio. Jesús no es el único a quien los Sanadores Interiores visualizan.  Consejeros espirituales incluyen toda clase de visualizaciones remontándose a  la etapa en niñez de la persona, su preferida.

Podemos formular ahora la siguiente pregunta: ¿Qué tan serio es el uso de la visualización, la cual es una técnica de hipnosis, por psicólogos Cristianos y por Sanadores Interiores?  La visualización e “imágenes guiadas” han sido reconocidas por mucho tiempo por hechiceros de todas clases como la metodología más poderosa para contactar el mundo espiritual para así poder adquirir poder sobrenatural, conocimiento y sanidad.  Tales métodos no están en la Biblia  y no son enseñados ni practicados como una ayuda a nuestra fe o como oración.  Aquellos quienes atentan hacerlo no están siguiendo la guía del Espíritu Santo o la Palabra de Dios, sino que están practicando una antigua técnica ocultista que los lleva a comunicarse con los demonios.

Dos de los programas psicoterapéuticos espiritualizados más populares entre Cristianos que están revestido en términos religiosos son: La Consejería Teofostica y Sozo.  La consejería Teofostica, ahora conocida como “El Ministerio de la Oración Teofostica”, fue desarrollado en la década de los años 1990’s por Ed Smith.  Sus consejeros oran por la persona que está siendo atendida para que el Señor, quien está siendo visualizado, pueda dar una revelación específica acerca de la causa del problema de tal persona. El consejero va a determinar si el Jesús visualizado, con quien él se está comunicando, es en realidad Jesús o un demonio camuflado como Jesús.  Smith da sus razones o instrucciones para ejercitar discernimiento cuando dice: “Yo he aprendido (o me he dado cuenta) que cuando una persona mira directamente a la cara de un demonio quien se está haciéndose pasar por Jesús, este demonio se manifestará en una forma oscura o nebulosa, o puede que luzca enojado, despreciativo o maligno”.

El Ministerio de la Oración Teofostica afirma que pueden obtener resultados similares con personas que no sean Cristianas.  De acuerdo a Smith, “La gente constantemente nos dice que la resolución y paz subsecuente provienen de Dios.  Estos resultados también vienen de aquellos que no profesan tener una relación con Dios”. Y después él añade, “Dios no parece requerir una confesión de pecado de uno que no es creyente.”

Resumiendo todo lo que acabamos de mencionar podemos deducir que esta llamada   consejería con una metodología Cristianizada posee las siguientes características:

1) Es contraria a las Escrituras.

2) Es Freudiana (supuestamente indaga o busca ciertos traumas deterministas en el pasado que han sido sepultados en el subconsciente).

3) Involucra técnicas ocultistas que pueden manifestar un falso Jesús.

4) Afirma dar resultados incluso con no creyentes, los cuales reciben la “paz de Dios” sin necesidad de arrepentimiento.

¡Es inaudito que tantos Cristianos permitan ser engañados por esta farsa!

“Sozo” es otra de las últimas prácticas de sanidad interior que ha invadido la iglesia, la cual es especialmente popular entre aquellos quienes se dejan impresionar por señales y prodigios, sanidad y prosperidad, palabra-fe y los movimientos de las Lluvias Tardías y la Nueva Reforma Apostólica.  La página web de Sozo declara que “Sozo es un ministerio de sanidad interior que es único en su categoría y que está enfocado en indagar y encontrar la raíz de los problemas que están impidiendo la conexión personal con el Padre, con el Hijo y con el Espíritu Santo.  Con una conexión ya sanada uno puede caminar hacia el destino al que ha sido llamado”.  Sozo ha sido fundado y es dirigido por dos mujeres, Dawna DeSilva y Teresa Liebscher.  Otro líder, quien es también maestro y mentor en esta organización es Randy Clark, quien instigó las extrañas manifestaciones, supuestamente, del Espíritu Santo en la viña del aeropuerto de Toronto.

Aunque afirmando ser bíblico, Sozo tiene un enfoque de resolución de problemas, que está basado en descubrir la raíz del problema, el cual está impidiendo el crecimiento espiritual.  Estas raíces de problemas supuestamente residen en la memoria del  subconsciente del individuo y son identificadas cuando la persona entra en regresión mediante el uso de imágenes guiadas y por sugestión del consejero o terapista de Sozo.  Por supuesto, el terapista de Sozo ha sido instruido para creer que la visualización guiada está siendo supervisada por el Espíritu Santo.  Esto también es psicoterapia espiritualizada, usando técnicas provenientes de metodologías  ocultistas.

No existe ningún capítulo ni un versículo ni un ejemplo en las Sagradas Escrituras que apoyen o que aprueben el método promocionado por el programa de Sozo.  Desde que ha habido  cierto número de demandas judiciales en contra de terapistas, los que  supuestamente han sanado las memorias de individuos induciéndolos a través de la sugestión y creando memorias falsas con resultados destructivos a sus clientes, ministerios como Sozo hace que sus clientes firmen un formulario de exención o liberación de responsabilidad.  Esto mismo debería ser una señal de alerta, cuando un creyente se ve obligado a firmar un documento que libera de responsabilidad a la institución cuyo único propósito es para  orar  por él.

La Biblia dice que todos los creyentes en Jesucristo deben ministrar a sus hermanos y hermanas en Cristo y que ellos deben hacerlo siguiendo las Escrituras: “Hermanos, aun si alguien es sorprendido en alguna falta, ustedes que son espirituales, restáurenlo en un espíritu de mansedumbre, mirándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. Lleven los unos las cargas de los otros, y cumplan así la ley de Cristo” (Gálatas6:1-2).

No existe un don de consejería, pero sí existen numerosos otros dones del Espíritu que pueden ser usados para ministrar y edificar el cuerpo de Cristo.  El ser “espiritual” se refiere a cualquiera que está caminando en el Espíritu (Romanos 8:1, 4; Gálatas 5:16, 25) y no en la carne.  Eso aplica a cada creyente en Cristo.  Debemos ministrar a otros creyentes y sobrellevar sus cargas (ayudándolos durante pruebas, tribulaciones, luchas, arrepentimiento del pecado, dándoles consejos de la Palabra de Dios, etc.).  Eso es el cumplimiento de la “ley de Cristo,” es decir, Su amor.

Jesús dijo: “Este nuevo mandamiento les doy: que se amen los unos a los otros.  Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros” (Juan 13:34).  El versículo nos implica a todos nosotros.  Mientras esperamos que la iglesia verdadera regrese al verdadero camino bíblico de ministrar, esta asamblea de creyentes continuará sufriendo los mismos problemas destructivos de la vida que son manifestados por un mundo incrédulo.

TBC

tbcmar14b

Traducido por: The Berean Call

Título en inglés: “Spiritualized” Counseling

Un pensamiento en “Consejería espiritualizada

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s