La Conferencia de Fuego Extraño: El discernimiento espiritual de acuerdo al Calvinismo

EL LLAMADO DE BEREA

Febrero 2014

T.A. McMahon

TBCfeb14

En Octubre de 2013, John MacArthur y la Iglesia Gracia de la Comunidad fueron anfitriones de una conferencia con el propósito de clarificar lo que él y otros ministros creen que son  errores garrafales en las enseñanzas y en las prácticas de los movimientos Carismáticos y Pentecostales. La introducción de la conferencia lo especifica: “Fuego Extraño, una serie de conferencias que evalúa las doctrinas, afirmaciones y prácticas del Movimiento Carismático Moderno y las creencias del verdadero creyente y el ministerio del Espíritu Santo.”  Diecisiete mensajes fueron presentados y dos sesiones de preguntas y respuestas fueron ofrecidas.  Además de MacArthur, los oradores fueron R.C. Sproul, Steve Lawson, Conrad Mbewe, Tom Pennington, Phil Johnson, Nathan Busenitz, Justin Peters, Todd Friel y Joni Eareckson Tada.

Antes de escuchar todas las 19 presentaciones y detenidamente y con mucho cuidado analizar las transcripciones de cada charla, yo esperaba que la conferencia añadiría a las voceros que están en desacuerdo con los falsos profetas de la Palabra y de la Fe, de la Sanidad y de la Prosperidad y también acerca del Movimiento de Señales y Prodigios.  Este es un problema muy grande y que continúa creciendo. Nada de lo que los oradores hablaron era algo nuevo para mí o para el ministerio del “Llamamiento Bereano,” pero me agradó mucho que estos temas fueran expuestos ante una audiencia que no parece estar al tanto de las predicaciones de “Carisma” (Charisma)  y de  “La Red de Radiodifusión Trinidad” (Trinity Broadcasting Network – TBN).

Aproximadamente hace 30 años yo tuve el privilegio de participar con Dave Hunt en el libro titulado La Seducción de la Cristiandad. En esa publicación se criticó el evangelio de la prosperidad, el movimiento de Señales y Prodigios y otras falsas enseñanzas que en ese tiempo eran programadas en la llamada “Televisión Cristiana.”  Ese libro fue publicado en 1985. En 1987 Dave escribió una secuencia al libro original explicando más detalladamente los errores bíblicos de los falsos maestros. Otros libros similares por otros autores fueron publicados subsecuentemente, libros como: “Un Evangelio Diferente,” 1988, por D.T. McDonnell; “La Agonía del Engaño,” 1990, por Michael Horton; “Carisma versus Carismanía,” 1992, por Chuck Smith; “Caos Carismático,” 1992, por John MacArthur; “El Cristianismo en Crisis,” 1993, por Hank Hanegraaff.

“La Seducción del Cristianismo” también motivó muchos ministerios apologéticos, cuyas enseñanzas eran enfocadas en cultos, a explicar la validez de tales creencias y prácticas ya que la influencia de tales enseñanzas erróneas estaban influenciando por un alarmante número de iglesias Carismáticas, Pentecostales y Evangélicas.  Nuestra organización, “El Llamamiento Bereano” también se ha involucrado en discutir y analizar estas enseñanzas falsas a través de nuestra publicación en escrito y a través de nuestra página web.  Al mismo tiempo, podemos decir, que el Internet ha dado oportunidad para que todos estos ministerios apologéticos, ya sea como grupos o como individuos, defiendan sus creencias vía páginas web, blogs, Facebook o Twitter.  Por lo tanto, es triste decirlo que el número de maestros falsos y enseñanzas falsas continúa creciendo a un paso alarmante.

Cuando empecé a escuchar las presentaciones en esta conferencia me di cuenta que otras organizaciones, bien establecidas por muchos años,  no se encontraban en esta conferencia.  Organizaciones tales como “La Extensión de la Libertad Personal” (Personal Freedom Outreach), “Ministerio de Testigos Cristianos” (Christian Witness Ministries), “La Extensión Cristiana del Medio Oeste” (Midwest Christian Outreach), “La Fraternidad Vigilante” (Watchman Fellowship), y muchas otras quienes han estado involucradas en este tipo de temas por bastante tiempo y sin duda alguna habrían suplido una buena porción de la investigación y el contenido de lo que se presentaba en esta conferencia.  En este momento algo muy inquietante se hizo muy claro.  El enfoque principal de la conferencia era el llamado “cesacionismo,” (la creencia que algunos de los dones del Espíritu Santo cesaron en la iglesia después de la muerte de los apóstoles) y esta presentación fue hecha por Calvinistas y para Calvinistas; esto era el modus operandi del programa entero.  La Teología  Reformada  y el Calvinismo fueron el patrón con el cual las doctrinas eran evaluadas.

Bajo el estandarte de “Sola Escritura” (la Biblia solamente), los oradores de la conferencia afirmaban tener el antídoto para contener o frenar el crecimiento de falsas enseñanzas y el cual era:”El que usa bien la Palabra de Verdad,” es decir la Palabra de Dios.  Hasta ahí estábamos bien.  En realidad lo bueno que salió de la conferencia ocurrió cuando la Biblia era, a veces, “usada correctamente”.  Sin embargo, muchos otros oradores se desviaron de las Escrituras para apoyar las doctrinas y las prácticas que no eran bíblicas. Eso no estuvo bien.  Muchos de ellos se apoyaron en los sistemas teológicos como el Calvinismo y la Teología Reformada.  Ellos usaron falibles personajes Calvinistas,  como si fueran guardianes de la verdad, y al mismo tiempo eran abiertamente parciales o en contra de aquellos quienes estaban fuera del campo reformista (calvinista). El aspecto que más daño hizo fue la confusión causada por el apoyo del cesacionismo Calvinista.  Eso, desde mi punto de vista, fue un doble error: el Calvinismo tratando de “probar” el cesacionismo.

Basándose en el objetivo ya afirmado de la conferencia, esto facilitó el camino para la creación de una plataforma de lanzamiento para el último libro escrito por MacArthur (Fuego Extraño) que afirma el peligro de ofender al Espíritu Santo con adoración (o culto) falsificado.  Estamos de acuerdo que millones de aquellos que profesan ser Cristianos y hasta verdaderos creyentes han sido engañados por falsos maestros y     estafadores espirituales que se aprovechan de aquellos que son ignorantes de lo que la Palabra de Dios enseña.

Aún con una mirada superficial a las actividades de los charlatanes espirituales en el movimiento, nos da la indicación que cualquier persona con un poco de sentido común debería estar apartada de ellos.  Los oradores en la conferencia tenían muchos ejemplos indignantes, a lo que es manifestado por el Espíritu Santo, ejemplos que son risibles para los que no son Cristianos y una grave blasfemia para los verdaderos creyentes.  Por muchas décadas, muchos han identificado y criticado las enseñanzas erróneas y el fraude perpetrado por lo que puede ser caracterizado como un libertinaje espiritual en una atmósfera de circo, pero desafortunadamente muy pocos han sido rescatados de este engaño a comparación de aquellos que han sido absorbidos por esta   maligna manipulación. La razón principal por esta tendencia, y que fue correctamente comunicado por algunos en la conferencia, es la preferencia en el Cristianismo, por una espiritualidad experimental y subjetiva en vez de un diligente estudio y obediencia a la objetiva Palabra de Dios, que es la “sola escritura” en la práctica real.

¿Por qué son los Cristianos presa tan fácil a la falsa enseñanza?  Tal vez tengan una cierta afinidad por las cosas temporales del mundo en vez de lo eterno; tal vez tengan un cierto deseo de ser alimentados bíblicamente “a cucharadas” en vez de tomar una decisión y una acción de lectura disciplinada de la Biblia por ellos mismos, en vez de dejarse seducir por el poderoso poder del adversario.  Podemos decir que es una combinación de “el mundo, la carne y el diablo”(1 Juan 2:15-17); Gálatas 5:17); 1 Pedro 5:8-9), en estos días de creciente apostasía. Si la conferencia hubiera identificado y tratado estos temas estrictamente basados en la Biblia, hubiera habido mucho en lo que la gente hubiera estado de acuerdo, pero este no fue el caso.

Para empezar, los oradores de la conferencia se expresaron en términos de “nosotros y ellos.” “Nosotros” eran aquellos en el campo  Cesacionista, Calvinista y Reformado.  “Ellos” consistías en todos aquellos quienes rechazaban las enseñanzas de tal campo (con la excepción de los Carismáticos Calvinistas, quienes por lo menos están entre los “escogidos”).  Otros grupos fueron marginalizados al ser agrupados indiscriminadamente con los líderes falsos del movimiento de Señales y Prodigios.

En forma de directa enseñanza o por implicación, todos los oradores se habían adherido al punto de vista que el Calvinismo Cesacionista era la enseñanza bíblica y por lo tanto,  la enseñanza principal con la que se puede combatir y desacreditar las falsas doctrinas y prácticas de los movimientos Pentecostales y Carismáticos.  John MacArthur declaró: “… lean a los Reformadores, y lean a los Puritanos, y sigan la corriente de la verdad a través de la historia … usted no va a encontrar una asociación de iglesias reformadas, es decir, aquellos quienes creen en la doctrina de la Reforma y que nos llevan hacia las doctrinas del Nuevo Testamento, y va a encontrar allí falsos milagros…”

Steve Lawson dijo: “Aquellos de nosotros que somos Reformados en nuestra teología, estamos sumamente agradecidos por el avivamiento de la Teología Reformada que ha impactado al cuerpo de Cristo en los últimos años… En realidad, el Dr. MacArthur ha dicho, ‘Si ahora usted no es reformado, usted es irrelevante.'”  Lawson reafirmó tal declaración añadiendo: “Si usted no es reformado, usted está equivocado”.

El pastor Africano Conrad Mbewe ve la teología Reformada como la esperanza para su continente, que ha sido devastado por las enseñanzas bíblicas distorsionadas de la prosperidad y del movimiento de Señales y Maravillas.  Él dijo: “Me agrada decir que existe un creciente Movimiento de Reforma en el continente Africano.  Pero todavía está en sus comienzos y necesitamos orar y hacer todo lo posible para traer al Cristianismo de regreso a la las enseñanzas de la Biblia (a través del Calvinismo)” – Cuidado:  ¡La Biblia sí, pero el Calvinismo, no!

Una serie de personajes Calvinistas  fueron presentados ante la audiencia para respaldar y apoyar la idea que la teología Reformada no es solamente fundamentalmente bíblica sino también claramente cesacionista.  Ninguno de los oradores hizo mención de  hombres renombrados de la fe y quienes claramente no eran cesacionistas, hombres como John Wesley, D.L. Moody, H. A. Ironside, A. J. Gordon, George Muller, Andrew Murray and A. W. Tozer, si nombramos solamente a algunos.

Aún así, después de haber presentado la posición cesasionista de Juan Calvino, MacArthur dijo:”Este es el momento para que las personas quienes están de acuerdo con los líderes de la Reforma y con cada aspecto de su teología, de ser fieles a la teología Reformada y llevar esta teología a su apropiada aplicación. Si nosotros afirmamos nuestra alianza con los Reformadores, entonces debemos conducirnos con el mismo nivel de coraje y valentía.  No se identifiquen ustedes como Calvinistas Carismáticos, Juan Calvino hubiera rechazado tal afirmación. Ustedes no deben usar la parte Calvinista”.

Calvino escribió sus institutos de la Religión Cristiana a la edad de 26 años, solamente dos años después de haber dejado la Iglesia Católica. Eso nos debe ocasionar una cierta reflexión, pero eso no impide que los Calvinistas expresen su alabanza abrumadora hacia Calvino por su conocimiento y su profundo entendimiento de la Biblia.  Lawson mencionó algo que Phillip Schaff había dicho: “Calvino es un genio del primer orden.  Sus comentarios son sin igual por su originalidad, profundidad, perspicuidad, firmeza y valor permanente. Calvino fue el rey de los comentaristas”.

El ex-presidente del Seminario de Westminster, John Murray, también expresó su punto de vista refiriéndose a la proficiencia de Calvino: “Calvino fue lo máximo de la Reforma y uno de los más brillantes individuos de todos los tiempos”.  Lawson declara, “Yo creo firmemente que la posición de Calvino en la historia de la iglesia como la del teólogo más importante, que sobrepasa a todos los demás, y de tan profunda influencia que todos nosotros deberíamos escuchar y aprender de este hermano de la fe”.

Por supuesto que todos se están refiriendo a Juan Calvino, también conocido como “el papa Protestante de Génova”.  Génova, que en ese tiempo, era una ciudad de cerca de 20,000 habitantes en la cual Calvino instigó la tortura y persecución de cientos de personas, incluyendo la ejecución de más de 50 personas, muchos de los cuales fueron ahogados por simplemente estar en desacuerdo a la doctrina “bíblica” del bautismo de niños.  Calvino, “el teólogo más importante de la iglesia,” interpretó Lucas 14:23 a su manera para respaldar su cruel y muy a menudo letal manera de “convencimiento”.

Los oradores de la conferencia también alabaron a personas como Agustín (el autor de la mayoría de dogmas del Catolicismo Romano), Martín Lutero (quien enseñó el bautismo de niños, la regeneración bautismal y escribió una cruel publicación anti semita), Jonathan Edwards (quién enseñó que Dios es el autor del pecado y de lo maligno), B.B. Warfield (quién enseñó la evolución teísta y honró a Darwin como “…a alguien a quien nosotros debemos quitarnos el sombrero en verdadera y admirable reverencia”), y al igual que teólogos contemporáneos Reformados como J.I. Packer (uno de los firmadores del pacto “Los Evangélicos y Católicos Unidos) y R.C. Sproul.

Obviamente estos modelos de Reforma y sus correspondientes héroes no son los súper héroes de la fe, excepto en las mentes de los oradores y de la audiencia en esta conferencia.  Algunas de las cosas que dijeron estaban correctas, pero al mismo tiempo podemos decir que tienen muchos  problemas doctrinales fundamentales.  Mi punto de vista es que, no importa la posición que uno tome en un tema doctrinal, y tampoco importa las opiniones de hombres falibles (1 Corintios 1:12-13), “sola escritura” tiene que ser el determinador de la verdad doctrinal.

Aunque las contribuciones al Cristianismo de parte del Calvinismo y de la Teología Reformada fueron declaradas durante el curso de la conferencia como los bastiones de  verdad bíblica comparado con los abusos expuestos por los que no son Calvinistas y los que no son Cesasionistas, ninguno de los oradores mencionó que también hemos heredado de los Reforma muchas creencias erróneas.  Estas incluye Amilenialismo, Amilenialismo posterior, Evolución Teísta, Teología de Reemplazo (la cual nos lleva al anti-semitismo), bautismo de niños, Reconstruccionismo Cristiano, etc., todos los cuales no son bíblicos.  Aún así Lawson declara, “Si queremos ver una nueva Reforma en nuestros días, si queremos ver resurgir la verdad de la reforma, que ya ha empezado en las últimas décadas y que continúa expandiéndose … entonces debemos dedicarnos exclusivamente y ser fieles a la escrita Palabra de Dios” – Cuidado: ¡A la primera parte no, a la segunda, sí!

Esta conferencia acontecida, debe ser reconocida en términos de su promoción del Cesacionismo Calvinista como el antídoto que remediará toda la ignorancia y los abusos perpetrados en el nombre del Espíritu Santo.  En el mejor de los casos esto no va a parar la plaga moderna de tantas falsas enseñanzas y prácticas.  Por lo mucho que se menciona de la “sola escritura,” la teología de la Reforma niega tal “sola escritura” en doctrina y en práctica.  Sus defensores, pasados y presentes, dicen ciertas cosas correctas pero en otras están horrorosamente equivocados.  La “sola escritura” es indudablemente la autoridad para cada verdadero creyente, pero debemos tomar el consejo y las enseñanzas de Dios en su totalidad.

El discurso principal de la conferencia en lo que se refiere al Cesacionismo fue hecho por Tom Pennington quien empezó diciendo que aquellos quienes no se consideran cesacionistas afirman que el Nuevo Testamento no dice que los dones milagrosos van a cesar durante la era de la iglesia.  Su respuesta a esto  fue que el Nuevo Testamento tampoco dice que tales milagros van a continuar.  Él continuó elaborando con siete argumentos tratando de probar que los dones milagrosos desaparecieron al final de la era apostólica.  Nosotros apreciamos su diligencia en su investigación de las escrituras para poder llegar a tal conclusión.  Todos debemos escrudiñar las escrituras. Nosotros también lo hemos hecho, pero nuestro entendimiento de las escrituras es que los dones del Espíritu (y de Cristo – Efesios 4:7-12) no cesaron con la muerte de los apóstoles. El apóstol Pablo escribió en sus cartas a los Corintios refiriéndose al tema de los dones del Espíritu Santo (dados para la edificación de la iglesia).  ¿Cuál sería el propósito de su extensa enseñanza si los dones y la edificación recibida de tales dones fueran a cesar en futuro cercano?

Obviamente, el cesacionismo y el anti-cesacionismo no pueden estar ambos correctos.  A diferencia del evangelio y de otros elementos esenciales de la fe que son objetivamente claros, los dones del Espíritu Santo no son esenciales para la salvación y son más difíciles de discernir.  Las conclusiones acerca de ellos son desarrolladas en un proceso más subjetivo. Aunque lo que creemos acerca de los dones del Espíritu no es esencial, no quiere decir por eso que nuestro creencia no es importante.  Los dones han sido dados para la edificación, la fortaleza y el moldeamiento del cuerpo de Cristo que es Su iglesia.

Una creencia errónea acerca de los dones del Espíritu causaría un impedimento a la edificación, crecimiento y productividad de la iglesia.  La Escritura nos dice que “el justo vivirá por la fe: (Habacuc 2:4; Romanos 1:17; Gálatas 3:11; Hebreos 10:38).  Escritores de gran influencia con puntos de vista opuestos pueden presentar sus argumentos y convencer a muchas personas, pero al fin y al cabo, todos nosotros tenemos que dar cuentas personalmente por usar bien la Palabra de Verdad (2 Timoteo 2:15), para así poder determinar lo que creemos y la razón por la cual creemos.  Eso debe ser nuestra declaración y nuestra práctica de la “sola escritura”.

TBC

tbc-web-banner

Título en inglés: “The Strange Fire Conference: Spiritual Discernment According to Calvinism”.

2 pensamientos en “La Conferencia de Fuego Extraño: El discernimiento espiritual de acuerdo al Calvinismo

  1. En Octubre de 2013, John MacArthur y la Iglesia Gracia de la Comunidad fueron anfitriones de una conferencia con el propósito de clarificar lo que él y otros ministros creen que son errores garrafales en las enseñanzas y en las prácticas de los movimientos Carismáticos y Pentecostales. ¿Hablaron de un “fuego extraño” pero no de un “amor extraño”?

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s