Leyes de expresión de odio amenazan libertad de testificar

GRITO DE BATALLA

Julio/Agosto 2013

“¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, porque os digo la verdad?” (Gálatas 4:16 RVG)

 Intruso
Una reciente encuesta realizada por Rasmussen Reports encontró que los estadounidenses todavía en gran parte están comprometidos con la libertad de expresión.
Sin embargo, casi un tercio de los encuestados parecían en conflicto acerca de él. Dieciséis por ciento declaró estar indeciso y otro 12 por ciento prefiere que el gobierno regule el habla.
La mayoría de los estadounidenses toman la libertad de expresión por hecho de haber crecido con la idea de que cualquiera puede expresar su opinión sobre cualquier tema que ellos creen. Pero esto es poco común en la historia y también en la mayoría del mundo de hoy.
Sólo tenemos que mirar a Canadá para la evidencia de a dónde va la tendencia. Bajo el pretexto de los “derechos humanos”, la definición de “odio” se ha convertido para aplicar a la Biblia misma.
Un caso reciente ha estado trabajando su camino a través de los tribunales durante varios años. William Whatcott en Saskatchewan se dio cuenta del adoctrinamiento homosexual previsto para las escuelas públicas locales y distribuyó volantes de alerta a la población sobre la naturaleza no bíblica, peligrosa y degradante de la conducta homosexual.
Por sus esfuerzos, fue acusado de una violación de las disposiciones del discurso de odio del Código de Derechos Humanos. A ello siguió un animado debate en público y en los tribunales sobre la definición de “odio”. A principios de este año, el Tribunal Supremo del Canadá confirmó la condena de Whatcott.
En el futuro, este será un precedente para disuadir a otros cristianos de hablar en contra de lo que Dios dice claramente que es el pecado. Estados Unidos ya ha avanzado en esta dirección con la invención de “crímenes de odio”. Tradicionalmente, las investigaciones criminales han incluido la búsqueda de un “motivo”. La Ley Mosaica prescribe diferentes penas para alguien que mató a una persona accidentalmente porque “no lo odiaba en el pasado”, y alguien que planeó el asesinato intencionalmente.
Una vez que se realizó un asalto o asesinato, las actitudes se ponen en juego, pero la propia actitud no se suele considerar criminal. Ahora, el lobby homosexual ha logrado mover el castigo en el área de las actitudes u opiniones.
Uno de los ejemplos más extremos de la supresión de una actitud apareció en una reciente directiva del Departamento de Justicia.
Los empleados federales fueron instruidos para poner una cara que aprueba cuando se enfrentan a un compañero o empleado “gay”, lesbiana o transgénero. “No juzgues o permanecezcas en silencio. El silencio se interpretará como rechazo”, fue la instrucción. Toda la directiva puede ser vista (en inglés) en:

http://libertycounsel.com/wp-content/uploads/2013/05/LGBT_tips_for_managers.pdf

Los padres fundadores de los Estados Unidos pusieron tanto la libertad de expresión y la libertad de religión en la Primera Enmienda a propósito porque, sin el primero, el otro no es posible. Vieron claramente cómo, en la historia, y sin garantía de estos derechos, el control mental del gobierno sería el resultado.
Es una tendencia preocupante encontrar que una tercera parte de la población quiera que el gobierno defina lo que es el odio o sea incapaz de decidir. Otras encuestas indican que más de la mitad del país está a favor del “matrimonio entre personas del mismo sexo”.
Esto no presagia nada bueno para cualquier ganador de almas que se atreva a hablar las palabras de Dios sobre esta abominación homosexual. La experiencia de Whatcott en Canadá muestra lo delgado de la pared de protección que se ha convertido el mundo occidental. Y Estados Unidos no está tan lejos.
A menos que suficientes personas se convenzan de que el camino de Dios es el mejor, la noche vendrá cuando “nadie puede trabajar”. En el pasado, la mayoría de los avivamientos han sido precedidos por la saturación de tratados evangelísticos. Chick Publications cuenta con más de 100 títulos diseñados para convertir los corazones a Dios.
Muchos hablan de temas específicos como la homosexualidad, el aborto y la evolución, pero siempre terminan con un reto a entregarse a Cristo. Sólo tenemos que salir con más de estos misioneros de papel para mostrar la misericordia de Dios a los perdidos.

 

GRITO DE BATALLA

Un mensaje especial de Jack Chick

Julio/Agosto 2013

“¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, porque os digo la verdad?” (Gálatas 4:16 RVG)

 

Amados en Cristo:

Los homosexuales nunca se dan por vencidos. Su grito sigue siendo: “Estamos aquí, somos maricones y estamos llegando a sus hijos”. Ellos también declaran: “¡Nacemos de esta manera!”, la cual es una mentira del Infierno, sacada por la culpa para inducirnos a sentir lástima por ellos, dándoles una ventaja.

Sin embargo, su agenda es intensa, potente y eficaz. Los políticos temen su lucha por los derechos homosexuales. Sus gritos, maldiciones y demandas nunca paran. Su influencia llega a través de los medios de comunicación que utilizan a los gays en la comedia… que ayuda a abrir la puerta para ellos. Y ha dado resultados excelentes. Se han promulgado leyes haciéndolos víctimas de crímenes de odio. Los pastores están en peligro si ellos predican en contra de ellos. Entre más fuerte gritan, más su oposición retrocede en las sombras.

Un jugador de baloncesto negro salió del closet la semana pasada. A los gays y los medios de comunicación les encantó mientras miles vitoreaban. La agenda homosexual en las escuelas de California a partir del primer grado está dando sus frutos para ellos y que nos dará un mundo gay.

La palabra de Dios es rechazada por los gobiernos de todo el mundo. El Poder Gay ha sido adoptado por casi todos, incluso es empujado por la ONU. ¿Está involucrado los EU? Ella es tan culpable como el resto y se enfrentará a la ira de Dios por sus crímenes.

Hemos orado y pedido a Dios una historia que golpee tanto a Satanás y las mentiras gay, y Él nos dio el tratado Intruso, que lanzamos hace dos años. Me esperaba un rugido de los sodomitas: llamadas telefónicas, maldiciones, ¿pero qué oímos? ¡Nada! Ni siquiera un pío.

¡Tenían miedo de llamar la atención a él! Dios nos dio el arma que necesitábamos.

No nacieron gay. Satanás les dio un demonio homosexual cuando fueron abusados ​​sexualmente. ¿Quién fue el autor? ¿Un pariente? Sólo el Señor sabe. Los gays parecen sentir que algo oscuro se encuentra dentro de ellos. Existe, y tiene el control de ellos.

Todos los jóvenes se enfrentan a este demonio. Las escuelas presionan a pensar que está bien ir con la multitud. Sin embargo, para mostrar el amor y preocupación que tenemos les ofrecemos una copia de Intruso. Los jóvenes se dan cuenta que la forma de vida gay es demoníaca y sólo el Señor Jesucristo puede liberarlos.

Su hermano en Cristo,

Jack Chick

***

Mira este video (en inglés) a Mark Cahill testificando en un evento gay

Un pensamiento en “Leyes de expresión de odio amenazan libertad de testificar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s