Cuidado con la frase “Aceptar a Jesús”

¿Aceptar a Jesús?

Dios nos dice en la Biblia acerca de Sus palabras:

“La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples.” Salmos 119:130

Las palabras individuales que Dios nos ha dejado en la Biblia son esenciales para que vivamos con sabiduría, y ¡cuánta sabiduría necesitamos para poder predicar correctamente el evangelio de Cristo! En este artículo, haremos un énfasis en que nuestra predicación no debe ser con las palabras de los hombres, sino con las de Dios. Es por esto que debemos evaluar cada expresión, cada frase y cada palabra contra lo que Dios dice en la Biblia.

¿Qué pasa si no lo hacemos? Si erramos en predicar el evangelio correctamente, una persona podría tener una falsa esperanza de que es salvo, vivir toda una vida en una iglesia cristiana, pero ir al Infierno eterno. En Mateo 7:21-23 vemos en el futuro a mucha gente que en el día del juicio claman a Cristo como su Señor, pero El los rechaza y los envía al infierno. Si amamos a nuestro prójimo, vamos a esforzarnos por darles el mensaje que necesitan, sin ajustarlo para que no nos rechacen, y con sabiduría, usando las palabras correctas.

Si desea ver un poco más la importancia de las palabras en la Biblia, busque en su concordancia cuántas veces aparece la palabra “palabras” referida a las palabras de Dios y cómo sus mensajeros, profectas y apóstoles hablaban “las palabras de Dios” al pueblo. Nosotros debemos hacer lo mismo. Un ejemplo es Moisés y Samuel:

Entonces vino Moisés, y llamó a los ancianos del pueblo, y expuso en presencia de ellos todas estas palabras que Jehová le había mandado. Exodo 19:7

Y Samuel creció, y Jehová estaba con él, y no dejó caer a tierra ninguna de sus palabras. 1 Samuel 3:19

No podemos enfatizar esto lo suficiente. Algunos minimizan la importancia de  ”las palabras” diciendo que predicar “el mensaje general” es suficiente, pero en la Biblia vemos que el mensaje general se compone de palabras y si uno cambia las palabras, el mensaje general cambia.

Teniendo esto como base, hablemos acerca de la frase “Aceptar a Jesús” o “aceptar a Jesús en su corazón”. Objetivamente, podemos decir que dicha frase no existe en la Biblia. Entonces, ¿qué quiere decir dicha frase? El problema es que como no está en la Biblia, la frase puede significar muchas cosas para muchas personas. Para algunas personas significa “repita estas palabras después de mi en oración”, y si la persona las repite, le dicen “Bienvenido a la familia de Dios! Ya eres salvo!”. Para otras puede significar un momento de su vida donde tenían muchos problemas y buscaron una mejor vida en el cristianismo. Esa es una seál evidente de una conversión falsa (la persona no es salva). Esta ambiguedad trae confusión. Si queremos estar en un terreno seguro, tenemos que ajustarnos nosotros a las palabras de Dios.

Un peligro muy grande es cuando de pequeños en alguna iglesia nos dijeron que si deseábamos ir al Cielo teníamos que hacer una oración para invitar o aceptar a Jesús en nuestro corazón. Esta invitación no es bíblica, nunca vemos a niños haciendo una oración con la intención de ir al cielo. Así no se predica el evangelio. Muchos recibimos una seguridad de salvación basada en una oración infantil, o una reunión juvenil emocional, pero no teníamos la salvación.

Para saber cómo se predica tenemos que entrar en la Biblia, cambiar nuestra mente y palabras para que sean las de Dios. Así no nos podemos equivocar y las personas recibirán justo la instrucción que necesitan. Como dice el Salmo 119:130, las palabras de Dios son las que alumbran y hace entender a los que no tienen sabiduría.

Entonces, ¿cómo debemos predicar?

Primero, expliquemos a las personas su problema. Tiene un problema de justicia con Dios, pues han cometido pecado contra Dios. Pecado es infracción de la ley moral (1 Juan 3.4; Romanos 2.14-15). Ese pecado, hace que en el Día del Juicio (el día de la ira) si una persona no tiene justicia va a ser enviada al Infierno (Proverbios 11:4; Romanos 2:5). Cada mentira, robo, adulterio, cada pensamiento de lujuria o de odio, cada desobediencia a los padres, todo va a ser mostrado en el Día del Juicio. Por esto, el hombre pecador debe temer (Proverbios 1.7). Dios está airado (lleno de ira) contra el impío (el pecador) todos los días (Salmos 7.11).

Segundo, expliquemos a las personas el camino, la manera, que Dios hizo para que un criminal culpable como nosotros se pueda salvar. Dios mismo se hzo hombre (1 Timoteo 3:16). El vino a salvar a los pecadores (Mateo 18:11). Para hacerlo, El mismo se hizo pecado por nosotros (2 Corintios 5:21). El llevó en sí mismo el castigo, la ira que nosotros nos merecemos. El sufrió el infierno por nosotros (Isaías 53). Así, El fue el sustituto inocente que se dio por los pecados de todo el mundo (1 Juan 2.2).

Tercero, expliquemos el mandato de Dios para todos los hombres, lo que El requiere de un hombre para salvarlo. Aunque Cristo pagó por los pecados de todo el mundo, El requiere humildad del hombre para darle el perdón de pecados. Antes de salvar a alguien, Dios le manda que se arrepienta de sus pecado y que  ponga su fe en Jesucristo (Hechos 20:21). Si una persona lo hace, Dios lo salva (le da el perdón de pecados) gratuitamente para siempre (Hechos 26:18).

El hombre necesita ser aceptado por Dios. La única manera de ser aceptado es que huya a Cristo, que se someta a El en arrepentimiento y fe. Dios quiere salvarle (2 Pedro 3:9). Efesios 1:6 nos dice que los que el pecador que se arrepiente y confía en el Señor, es hecho acepto.

Al leer lo anterior, espero que pueda discernir que el mensaje de “aceptar a Jesús”  no es bíblico, y además cambia el enfoque del mandato de Dios. Dios no “hace una invitación para el pecador”, Dios no “toca a la puerta de los corazones de los hombres para que le acepten”, sino que manda a todos a arrepentirse. Dios es el Rey. Nosotros no le aceptamos pues El no ha hecho nada malo como para pedirnos que le aceptemos; por el contrario, un pecador necesita que Dios le acepte, y sólo en Cristo puede tener esa aceptación.

Si lee Ud. este mensaje y confía en que es salvo porque “aceptó a Jesús” en algún momento, le invito a que examine las palabras de la Biblia:

  • ¿Entiende Ud. su pecado?
  • ¿Entiende el Juicio y la justicia de Dios?
  • ¿Entiende la Cruz?
  • ¿Se ha arrepentido (confesar y apartarse de sus pecados) para poner su fe en el Señor Jesucristo?¿ Se ha convertido de los ídolos a Dios?
  • Examine su conversión y los frutos de su vida. Al saber cómo es una verdadera conversión a Dios, Ud. podrá examinarse y clamar a Dios si no está seguro. No hay nada más importante que su salvación.

Aceptar a Cristo” no salva porque Ud es quien necesita ser aceptado. Cuidado con esa frase. Evite usarla. No la predique ya que no es el mensaje que Dios quiere que prediquemos. Si tiene dudas de su salvación, escríbanos por favor y será un gusto ayudarle. O visite www.examinarse.com, nuestro nuevo website para ayudarle a examinar su salvación.

 

***

Cursos de evangelismo por internet

Taller de Evangelismo

Este artículo es para responder a una pregunta frecuente, acerca de cursos de evangelismo:

¿Desea capacitarse para evangelizar? Utilice estos cursos de evangelismo que compartimos gratuitamente. Por favor, navegue por el menu superior de www.evangelismobiblico.com para encontrar muchos otros recursos.

Cursos de evangelismo

Descubrir su misión y Taller de evangelismo: http://www.iglesia-del-este.com/discipulado/mision/

Manual de testificar

http://www.evangelismobiblico.com/manual-de-evangelismo/

Curso Intensivo De 1 Día, El Video.

http://www.evangelismobiblico.com/curso-intensivo-de-1-dia-el-video/

Taller De Evangelismo Personal (1 De 2) – Principios Biblicos (Audio+Video)

http://www.evangelismobiblico.com/taller-de-evangelismo-personal-principios-biblicos/

Taller De Evangelismo Personal (2 De 2) – Pasos Prácticos (Audio+Video)

http://www.evangelismobiblico.com/taller-de-evangelismo-personal-pasos-practicos/

3 pensamientos en “Cuidado con la frase “Aceptar a Jesús”

  1. Las frases “Aceptar a Jesús” o “Aceptar a Jesús en su corazón” NO EXISTEN EN LA BIBLIA. Para saber cómo se predica tenemos que entrar en la Biblia, cambiar nuestra mente y palabras para que sean las de Dios.

    Me gusta

  2. que terrible, esos errores son delicados D:::: ylos he cometido mu8cho
    ahora se que la forma correcta es: arrepentimiento, ya que somos malvados y merecemos el infierno y por esoo no tenemos salida, excepto la gracia que Jesús nos ha dado para buscar su perdón
    me hace sentir mal que cometi mucho ese error y di mala imagen
    y ademas satán como siempre haciendonos equivocar en cosas tan delicadas >.<
    bendiciones y gracias por el articulo

    Me gusta

    • Creo que eso nos pasó a todos. Apocalipsis 3:20 se refiere a una iglesia no una persona. Recordemos que Laodicea era una “iglesia tibia” y el Señor estaba fuera, o sea, era falsa.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s