¿Cuál es, entonces, la solución para la humanidad? (Romanos 3:21-31)

Cortesía de ‘Evangelismo Bíblico’

Romanos 3:21-31
Luego de hablar de las malas noticias de la condenación justa del hombre bajo el juicio de Dios, ahora Pablo nos explica la solución al problema de justicia. Estos son los versículos y los comentarios que hemos compartido estos últimos días en nuestros sitios sociales (facebook , twitter, google+):

El ofrecimiento de salvación es para todos (v21-22)

Romanos 3:21 “Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas;”

En Romanos 3, empezamos a ver que las malas noticias de la ira de Dios, de cómo cada hombre es culpable. En los versos 21 al 31 vamos a ver que Dios ofrece Su justicia a todos los hombres para salvarles. La primera lección es que la ley no salva, esa no es su función.

Romanos 3:22 “la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia,”

El ofrecimiento de la salvación es para todos los hombres. No hay nadie “predestinado” a la salvación, ni tampoco “predestinado” a la condenación. Dios sabe que todos los hombres están en la misma condición (en el pecado), entonces les ofrece a todos Su justicia para salvación. Sólo requiere que crean en Jesucristo.

El ofrecimiento de salvación es justo (v23-26)

Romanos 3:23 “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,”

Todos los hombres impíos están en el mismo problema: Condenados porque han pecado. Esto es lo que Pablo ha probado y comprobado hasta aquí en el Libro de Romanos. Al evangelizar, es normal que todas las personas sepan que “todos somos pecadores”, pero no permita que esto diluya el mensaje puntual de que el individuo es culpable ante Dios. Por ello, debe preocuparse.

Romanos 3:24 “siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,”

Es importante que entendamos el orden de los eventos en al salvación. Primero, un cristiano debe predicar. Luego, la persona impía debe creer. Cuando la persona cree el evangelio, Dios en su gracia le justifica. “Ser Justificado” significa una declaración legal de que la persona ya no es culpable.

Romanos 3:25 “a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados,”

Dios puede justificar a un pecador gracias a que Cristo Jesús pagó por los pecados de todo el mundo en la cruz. Al testificar, explique que es tan sencillo como esto: “Yo rompí la ley, pero Cristo pagó mi multa”. Con base en ese pago, el que confía en Cristo está reconciliado con Dios.

Romanos 3:26 “con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.”

Al evangelizar, recuerde explicar que Dios es un Juez Justo (Salmos 7:11), Así que si El justificara a un hombre culpable con base en buenas acciones o en sólo pedir perdón, sería un juez corrupto. Al explicar el sacrificio sustituto de Cristo es que las personas entenderán que la sangre de Cristo es el pago justo, y que el ofrecimiento de salvación para todos los hombres es igualmente justo.

La justicia que Dios ofrece es por fe, sin requerir obras (27-31)

Romanos 3:27 “¿Dónde, pues, está la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿Por la de las obras? No, sino por la ley de la fe.”

Si un hombre pudiera comprar el juicio de Dios con dinero o con su buen comportamiento tendría motivo para jactarse. Al evangelizar, recuerde siempre hacer énfasis en que la ley condena al criminal y no se puede sobornar al juez. La ley de la fe es lo establecido por Dios al ofrecer salvación a todos, pero salvará sólo al humilde que confíe en Cristo.

Romanos 3:28 “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.”

Hoy, para salvar a un hombre, Dios sólo requiere que el hombre confíe en el pago que Cristo ya hizo en la cruz. La ley no salva, sino que da el conocimiento de pecado que un hombre necesita para entender que necesita la salvación. Evangelismo es explica esto a las personas.

Romanos 3:29 “¿Es Dios solamente Dios de los judíos? ¿No es también Dios de los gentiles? Ciertamente, también de los gentiles.”

Todos los seres humanos somos del mismo padre físico: Adán. Dios no hace diferencia. El ofrece Su salvación a todos los hombres por igual.

Romanos 3:30 “Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión.”

La justificación para el impío, el ser declarado legalmente inocente, es tan cierto y firme como el hecho de que Dios es uno. Si cualquier persona pone su fe en Cristo, ¡recibirá la salvación! ¿No le parece que son excelentes noticias como para ir y anunciarlas hoy mismo?

Romanos 3:31 “¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley.”

La Ley moral de Dios es santa, buena y justa. Es una manifestación de Su carácter. La Ley exige la retribución divina por cada pecado (Dios nos saca una “multa” por cada infracción de la Ley). Cristo, en la cruz, fue hecho pecado por nosotros y pagó toda la deuda (toda la “multa”). La salvación por la fe aprueba la ley.

Puede ver el estudio y las predicaciones completas aqui: http://www.iglesia-del-este.com/predicacion-expositiva/romanos/.

Un pensamiento en “¿Cuál es, entonces, la solución para la humanidad? (Romanos 3:21-31)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s