¿Es el Catolicismo “Evangélico” realmente Evangélico?

GRITO DE BATALLA

Marzo/Abril 2013

“¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, porque os digo la verdad?” (Gálatas 4:16 RVG)

 El nuevo Papa Francisco, rogando a su diosa Virgen María en su primer día después de la elección. ¿Es esto lo que se entiende por “Neo-evangelicalismo?”

El nuevo Papa Francisco, rogando a su diosa Virgen María en su primer día después de la elección. ¿Es esto lo que se entiende por “Neo-evangelicalismo?”

Un nuevo libro fue revisado por la revista Christianity Today y está titulado: Evangelical Catholicism: Deep Reform in the 21st-Century Church (“El Catolicismo Evangélico: Reforma profunda de la Iglesia del siglo 21”), de George Weigel. El libro es revisado por Brantly Millegan que afirma haber sido criado en un “hogar evangélico, protestante” y “se unió a la Iglesia Católica durante su último año en Wheaton College”.

 

Según Millegan, “Weigel afirma que la Iglesia Católica, desde el siglo 19, ha dado una nueva orientación a sí misma muy lentamente desde una ‘Contrarreforma católica’ hacia una fe basada en la confianza, hacia el exterior, en el Evangelio que proclama la misión por la fe. Esto quiere decir , hacia algo netamente evangélico”. Qué triste es que está muy equivocada esta imagen. El problema central es la afirmación de que el Catolicismo Romano es el “Evangelio”. El Apóstol Pablo se maravilló que los Gálatas se hayan “tan pronto… traspasado… a otro evangelio” (1:6).

 

Cualquiera que compare cuidadosamente el “evangelio” del Papa con el Evangelio de Pablo no puede sino concluir que se trata de “otro evangelio”, uno de obras ritualísticas hacia la salvación y la confianza en la “iglesia” en lugar de la fe en solo Jesús.

 

Es cierto que la Iglesia Católica ha sido “reorientada a sí misma” desde el siglo 19 y se aceleró con el Concilio Vaticano II. Sin embargo, como señala Weigel en su libro, una verdadera reforma católica viene, no de rechazar la tradición bíblica, sino “de una nueva dedicación a las enseñanzas de la Iglesia y una revigorización de la auténtica práctica católica”. Al parecer, a partir del contenido de este libro y el contexto de su presentación, que “los evangélicos” estadounidenses han comprado la mentira de que el leopardo ha cambiado sus manchas.

 

¿Cómo es posible que se han olvidado de la historia de la Reforma, donde decenas de millones de personas murieron en la “contrarreforma”, cuando el Papa defendió sus enseñanzas diabólicas del dios hostia, la diosa Virgen María, pase libre del Purgatorio, el Papa como usurpador de la autoridad de Cristo en la Tierra a través de la “sucesión apostólica”, sacerdotes que tienen prohibido casarse y la salvación por obras que sólo se podrían obtener a través de la bendición de la “iglesia”? Y si esta llamada “reorientación” no implicó ningún cambio en su anti-bíblico “otro evangelio”. Entonces, ¿qué cambiaron?

 

Las tácticas.

 

El propósito de la Contrarreforma, (mejor conocida como la Inquisición), era conseguir de nuevo el control de la verdadera Palabra de Dios, la Biblia. Durante la Edad Media, pocos sabían leer y Roma mantuvo la Biblia en latín. La ignorancia y la superstición reinaban. Cuando los líderes de la Reforma usaron la nueva imprenta de Gutenberg para obtener la Biblia para el hombre común, Roma perdió el control.

 

Dado que esta “iglesia” prostituta siempre tiene una perspectiva amplia se establecieron dos tácticas. En lugar del veneno de la estaca y de la espada, utilizarían la miel del ecumenismo. Y en lugar de quemar Biblias, las contaminarían. Chick Publications ha cubierto ampliamente el éxito de las Biblias “modernas” contaminadas, Alejandrinas, basadas en los textos de Westcott y Hort (Ver Did the Catholic Church give us the Bible?, Look what’s missing y La religión de Babilonia, de David W. Daniels).

 El Cartoon de Jack

Este libro de Weigel, promovido por la revista Christianity Today, y alabado por un “evangélico protestante que volvió católico”, es el supremo testimonio del éxito del ecumenismo. El crítico señala que “los evangélicos de mentalidad ecuménica también deben ser alentados por el hecho de que el Concilio Vaticano II ha comprometido de forma permanente a la Iglesia Católica a la labor del restablecimiento de la unidad plena entre todos los cristianos”. En 1983, Jack Chick advirtió en su libro Cortinas de humo: Comprendiendo los peligros del llamado de hoy a la unidad cristiana, cómo Roma sólo estaría de acuerdo con la “unidad”, si todas las iglesias protestantes volvieran y aceptaran su falso evangelio. Cortinas de humo detalla cómo ministros protestantes como Billy Graham y Rex Humbard fueron flautistas del papa para persuadir a creyentes en la Biblia de regresar a Roma. La promoción de Christianity Today de este libro engañoso testifica vergonzosamente el éxito de las nuevas tácticas de Roma.

Ecumenismo: Yugo desigual

***

Muestra los peligros del movimiento ecuménico

Aprende el verdadero propósito del movimiento ecuménico

2 pensamientos en “¿Es el Catolicismo “Evangélico” realmente Evangélico?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s