Odio

MARK CAHILL NEWSLETTER

Agosto 2012

Yo personalmente creo que debería haber mucho más odio en este mundo. Todo el mundo sigue hablando de tolerancia y diciendo: ‘Vamos a llevarnos bien’, pero creo que una buena dosis de odio haría algo de bien a todos. ¿Esto te toma por sorpresa? Bueno, espero que al final de este boletín tengas un montón de odio.

Lucas 14: 25, 26

“Y grandes multitudes iban con Él; y volviéndose, les dijo: Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y esposa, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.”

Jesús sabe lo que está hablando. Si Él habla de odio, entonces necesitamos hablarlo también. Pero hay algo que no tiene sentido aquí. ¿Por qué un Dios amoroso nos pide que odiemos a nuestras propias familias? ¡Él creó a la familia! En Marcos 10, nos dijo que el verdadero matrimonio era entre un hombre y una mujer. También nos permite saber que los hijos son una bendición de Dios. Entonces, ¿qué quiere decir Dios aquí?

Recuerda una cosa que siempre hemos enseñado en este ministerio es leer las cosas en su contexto. Justo antes de este versículo, en los versículos 15 -24, Jesús nos cuenta una parábola acerca de las personas que estaban preocupadas por sus tierras, sus bueyes, sus familias, etc. Estaban preocupados por los cuidados del mundo, pero debido a esto, ¡se iban a perder el Reino de Dios! ¡Qué intercambio terrible, terrible! Pero ese es uno de los trucos del mundo. El padre de la mentira puede hacernos tan obsesionados con las cosas de este mundo, que nos olvidamos de que estamos sólo de paso para el otro lado. Si no mantenemos nuestras mentes enfocadas en el trono de Dios y la cruz de nuestro Señor Jesucristo, es fácil caminar por la vista en vez de caminar por fe.

Vamos a ver si el odio es un concepto bíblico:

Eclesiastés 3:08

“Tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.”

Salmo 119:104

“De tus mandamientos he adquirido inteligencia: Por tanto he aborrecido todo camino de mentira.”

Salmo 119:163

“La mentira aborrezco y abomino; tu ley amo.”
Proverbios 6:16-19

“Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre los hermanos.”
Mateo 6:24

“Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno, y amará al otro; o apreciará al uno, y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.”

Hebreos 1:9

“Has amado la justicia, y aborrecido la maldad; Por tanto Dios, el Dios tuyo, te ha ungido con óleo de alegría más que a tus compañeros.”

Romanos 12:9

“El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, apegaos a lo bueno.”

Santiago 4:4

“Adúlteros y adúlteras, ¿no sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quisiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.”

1 Juan 2:15-17

“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, no es del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y su concupiscencia; pero el que hace la voluntad de Dios, permanece para siempre.”

El odio parece ser un concepto muy importante en la Biblia. Dios no parece tolerante aquí, ¿verdad? Una vez que sabes quién es Dios –Su carácter, Su santidad–, realmente se nos hace muy fácil averiguar lo que tenemos que odiar mientras estamos aquí en el planeta Tierra.

Realmente quiero que tengas más odio este otoño. Quiero odies a los partidos de fútbol que se ven en la televisión. Quiero que odies a los partidos de fútbol a los que asistes. Yo no quiero que tú seas capaz de sentarte allí y animar a todos los jugadores, que corren de un lado a otro de un campo tratando de tomar un trozo de cuero a través de alguna línea de meta, y no reconocer todas esas almas perdidas que te rodean en las gradas. Quiero que te mantengas en perspectiva y luego alcances a las almas perdidas para nuestro Señor.

Estudiantes, quiero que odien sus Licenciaturas. Es importante, pero no es más importante que estudiar la Palabra de Dios. No es más importante que llegar a los pecadores en la escuela de Jesús. Tengan cuidado, padres. Demasiados padres empujan a sus hijos duramente en las áreas académicas de la vida que en lo espiritual –Debemos animar a nuestros hijos a ser santos, valientes soldados del Dios Altísimo.

Quiero que odies a tus televisores y videojuegos. Quiero que odies los mensajes de texto. Quiero que odies esas cosas que roban tu tiempo que podrías utilizar para los propósitos de Dios.

Quiero que odies la política. Cada cuatro años [en los EU], la temporada de elecciones puede ser simplemente consumidora. Podemos estar tan embelesados con ella. Recuerda que Estados Unidos tiene un problema espiritual, no un problema político.

Tal vez sería mejor para que pudieras sentarte con un lápiz y papel y hacer una lista de cosas por las que realmente debes tener más odio.

1 Corintios 9:24

“¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, mas sólo uno se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.”

Hay un gran premio, que espera a las personas que se dirigen en esta carrera para el Señor. ¿Vas a ser una de esas personas?

Lucas 14:27

“Y cualquiera que no trae su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.”

Es el momento de recoger tu cruz y caminar por ese camino angosto hacia el Cielo. No puedes terminar bien para el Señor a menos que tengas más odio. Como cuestión de hecho, cuanto más se tiene, más Dios va a ser capaz de utilizarte en los próximos días. Los días se están acabando. Sólo tienes un poco de tiempo para odiar a un montón de cosas aquí en la Tierra.

Hasta que las redes estén llenas,

Mark Cahill

P.D. Echa un vistazo a estas fotos. Estos son algunos indios amigos míos que son grandes ganadores de almas. Ellos son los Telegu, y les encanta ir a fiestas y dar literatura evangélica. Alcanzan a los hindúes, sijs y musulmanes que se han trasladado aquí a los Estados de la India. No van a los festivales a pasear y comer. Van allí a odiar a los caminos del mundo y romper el engaño. Me dijeron que distribuyeron más de 1.700 ejemplares del folleto La segunda mentira más grande, A un latido de distancia y Un segundo después de ti… en el último festival al que asistieron. ¡Estos son mi tipo de gente! ¡Asegúrate de que tienes suficiente odio para el mundo para ir a algunos festivales este otoño y hacer algo como ganar almas para el Señor!

Un pensamiento en “Odio

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s