Cruzada Estudiantil para Cristo en Japón regala Manga a los sobrevivientes del terremoto para frenar tasa de suicidios

Por Eryn Sun, reportero de Christian Post

Cruzada Estudiantil para Cristo en Japón usa un Nuevo manga de Andy Meeko como el centro de una campaña de prevención de suicidio. (Foto: The DeMoss Group)

 

Depresión, ansiedad crónica y pensamientos de suicidio siguen afectando a las personas en Japon… después del tsunami.

Marzo marca el aniversario del devastador terremoto de Japón, el cual tomó 16,000 vidas e hirió a más de 25,000 personas. No hay necesidad de recordarle a los residentes que continúan lidiando con las consecuencias.

Mirando combatir contra la desesperanza que sienten muchas personas hoy, la Cruzada Estudiantil para Cristo está lanzando una campaña de prevención de suicidios, dado que Marzo también es, tradicionalmente, el mes más alto de suicidios.

La nueva iniciativa estará centrada en una herramienta llamada “Risk Ride” (Paseo de Riesgo), creada usando el estilo de historieta manga que es popular en la sociedad japonesa.

“En la cima de sufrir uno de los más grandes terremotos en la historia, Japón debe lidiar con uno de los más grandes promedios de suicidios en el mundo”, dice Andy Meeko, miembro del staff de CCC Japón y autor de Risk Ride. “Risk Ride es una poderosa historia de fe y redención que fomentará un camino a la recuperación, propósito y revivirá la esperanza de los sobrevivientes para reconstruir sus vidas.

La historia, basada en un productor de TV que Meeko conoció en una calurosa primavera, es sobre dos amigos motociclistas “pesados” que cruzan la costa Shonan. Mientras uno es suicida y está al final de la línea, el otro, lleno de esperanza, lleva a su amigo a una jornada que cambiará su perspectiva de vida.

“Este manga tiene como objetivo contribuir una conexión, un lugar para procesar el sufrimiento, y una oportunidad para un nacimiento espiritual”, reveló para The Christian Post. “Estas tres grandes ayudas previenen el suicidio”.

Meeko creó Risk Ride como un manga porque muchos japoneses disfrutan el estilo.

“Los Mangas son fáciles de leer, casi irresistibles también”, compartió igual. “La semana pasada le di uno de mis mangas a un hombre de 72 años en la región del tsunami para que se lo diera a su nieto y comenzó a leerlo ahí mismo. Me sorprendí un poco [porque] los mangas usualmente son leidos por personas japoneses de alrededor de 40, ¿pero alguien en sus 70?

Las personas en los desastres tienen una limitada función cognitiva y se les dificulta enfocarse, por eso él cree que los mangas son el mejor medio como oposición a los libros y grandes filas de texto.

Al final del manga, siete preguntas son presentadas al lector, con oportunidad para un debate.

“Es en este debate la que se convierte en un punto de conexión humana en un inundado medio solitario mundial y personas que comparten que tienen pensamientos de terminar con su vida. El debate también fluye a la oportunidad de encontrar un gozo que nunca termina.”

Meeko le dijo a TCP que la historia para este manga no estaba basada en el tsunami o terremoto porque la gente estaba cansada del tema de los desastres.

“Parte de la belleza de la historia radica en que con los mismos temas de sufrimiento, desánimo, pensamientos suicidas e incluso trauma que las personas del norte de Japón ha experimentado sin siquiera mencionar terremotos o tsunamis”, anotó.

“Hablar sobre eso trae desaliento en sí mismo, pero podemos tratar esos temas sin tener que ir allí… La diferente configuración y línea de historia tendrá un fresco atractivo.”

Una mangaka cristiano en Japón creó las ilustraciones vistas en Risk Ride. Meeko explicó que la artista perdió a su hijo de cinco meses una semana después del terremoto, dificultándole completar el dibujo.

Fue un proceso lleno de pena para ella, declaró. “Creo que su dolor hizo que el dibujo fuera más auténtico y potente”.

Actualmente en Japón, el estado mental de la gente está dividido en regiones: aquellos dominados por la destrucción del tsunami y aquellos afectados por desastres nucleares (los terremotos causaron un número de accidentes nucleares), principalmente los tres reactores en el complejo de la Planta de Poder Nuclear en Fukushima Daiichi.

“Aquellos que viven en áreas con la más alta radiación están lidiando con ansiedad crónica y los de la zona del tsunami con trauma”, Meeko contó a TCP. “En general, el dolor no ha sido bien procesado por las personas y no tienen a dónde ir o abrirse”.

Señales en Japón anuncian la nación y puede leerse “ganbaro Nippon”, que significa: “¡Aguántate, Japón!”… Con la presión subyacente de “No derrames lágrimas”.

Con pocas oportunidades para abrirse y depresión dentro de los corazones de las personas, los pensamientos de suicidios siguen altos.

Después del tsunami que impactó el pasado Marzo, la Cruzada Estudiantil para Cristo reportó que se incrementaron los suicidios en el país en un 63 por ciento convirtiéndolo en una de las tazas más altas del mundo.

Y los recientes terremotos en Tokio y el norte de Japón –la misma área que fue devastada por el tsunami— no está haciendo las cosas más fáciles, ya que continúa recordando a la gente la devastación.

“Cuando las cosas se sacuden todo vuelve”, dice Meeko. “El desánimo es grande”.

Sin embargo, a través de la nueva campaña de CCC existe una esperanza que las personas se abrirán, compartirán sus pensamientos de suicidio, y serán transformadas por el mensaje del Evangelio.

“La creación de una comunidad es importante para evitar suicidios: la gente perdió pueblos enteros y se movió sin tener una comunidad adecuada”, señala Meeko.

“Creo que muchas vidas se salvarán al igual que muchas personas se emocionarán por tomar un riesgo por la seguridad de su prójimo. Después de todo es algo tan sencillo como leer un comic y tener una charla.”

Cincuenta mil copias de Risk Ride han sido impresas para su distribución.

A diferencia del estilo de distribución de extraño-a-extraño normalmente usado en campañas evangelísticas, la campaña Risk Ride se ha unido a una red de pastores y líderes cristianos en todas las zonas de desastre de Japón para ayudar a distribuir el comic.

Meeko ha entrenado a más de 1100 trabajadores en cuidados de alma para víctimas de desastres y ahora están en el proceso de entrenarlos para usar Risk Ride en prevención de suicidio.

Al final de la revista, a los lectores se les anima a ver el Proyecto Película JESÚS “Mi Último Día”, un anime (animación estilo japonés) de nueve minutos que habla sobre la crucifixión de Cristo desde la perspectiva del ladrón de la cruz.

El sitio web que acompaña la película también contiene una clara presentación del Evangelio de Cristo con ilustraciones de la película.

“Cualquier Cristiano promedio en Japón puede salvar una vida y salvar un alma y si alguna vez hubo un tiempo, es ahora”, concluye Meeko.

Risk Ride podrá ser vista en español aquí.

Un pensamiento en “Cruzada Estudiantil para Cristo en Japón regala Manga a los sobrevivientes del terremoto para frenar tasa de suicidios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s