El poder de la página impresa

El poder de la página impresa

Por Milton Martin

Después de casi dos milenios de evangelización, alrededor del 50% de la población mundial nunca han oído el Evangelio. Se estima que el misionero foráneo promedio alcanza a solo 5000 personas durante su labor. Con ese promedio, debemos enviar un millón de misioneros más al campo este año. Probablemente esto es humanamente imposible.

Dios tiene una clave, que significa darle el mensaje a “cada criatura” de una forma entendible, relevante, significativa. Dios no nos ha dado mandamientos imposibles de cumplir. De cada mandamiento dado, Dios también hace disponible todo lo necesario para completarlo. Una clave para muchos países, idiomas y grupos de personas es la página impresa.

En América, la página impresa se ha vuelto “barata” y ha sido tomada como garantizada. Esto no es verdad en muchos campos foráneos. En Latinoamérica, por ejemplo, uno puede caminar por los pueblos y villas y darle literatura a cualquiera y el mensaje será leído enseguida. En realidad es común para la gente acercarse al misionero y pedirle una porción de literatura evangélica. En América Central hay una respuesta por cada 100 piezas de literatura regalada. Es sorprendente ser un testigo del resultado de la literatura del Evangelio. En México hay un promedio de una carta por cada doscientas piezas de literatura distribuidas. No existe nada que produzca más resultados, tomando en cuenta tiempo y dinero invertidos, que la literatura evangélica.

¿Has considerado el impacto de la página escrita en tu vida? Nuestras opiniones son moldeadas, nuestro carácter es formado, nuestra mera actitud ante la vida es determinada en gran manera por lo que leemos. Eres todo lo que eres en la página escrita. El escritor es más poderoso que el tanque.

La más grande invención de todos los tiempos es la imprenta. Qué maravilloso es saber que la primer cosa impresa en la imprenta de Gutenberg fue la Biblia. Gutenberg escribió en el siglo 15: “Dios sufre por las grandes multitudes que no pueden ser alcanzadas por Su Santa Palabra. La verdad religiosa está cautiva en un pequeño número de manuscritos guardados como tesoros. Rompamos el sello que esconde las cosas santas; dale alas a la verdad que por un medio ya no se escriben a un gran costo de la mano que se cansa, pero multiplicada por una máquina incansable, puede volar a todas las almas nacidas en el mundo.” Dios le dio propósito y visión al hombre que inventó la primer imprenta que fue para el evangelismo mundial.

El más grande milagro de nuestra generación es la literatura. Alrededor de 3 millones de nuevas personas aprenden a leer cada 7 días… más de 150 millones al año. Ellos leerán algo… ¡lo que sea! Ellos serán alcanzados, y la cuestión es quién los alcanzará primero.

Muchas naciones tienen campañas masivas de literatura mundial. Indonesia, con 838 idiomas, tiene un idioma nacional. Casi todas las escuelas del país son ahora bilingües: Hay clases en Indonesio y el idioma tribal local. En 15 años, Indonesia pasó del 6% al 67% en alfabetización de la población, quien ahora es capaz de leer y escribir. Algunas de las naciones africanas saltaron del 15% al 52% en aprender a leer y escribir.

Estamos en una guerra: No una Guerra de tanques, y pistolas, y aviones, sino una Guerra de PALABRAS. Las armas son papel y tinta, las víctimas son las mentes de los hombres, y la lucha es ideológica. Este es un día cuando las fuerzas luchan por el dominio del mundo, y es imperativo para ellas ganar la lealtad de las mentes de los hombres. Las millones de personas que andan a tientas por guía son presa fácil. Ellos buscan, sin saber dónde hay una palabra segura de consejo que sea encontrada. Muchos han sido engañados en su búsqueda por la sagaz, mentirosa propaganda del diablo en forma de ismos, sectas y cultos.

Los primeros misioneros abrieron el camino para el evangelismo por literatura. Sin embargo, en años recientes hemos permitido que las sectas y los comunistas usen esta arma que fue forjada por muchos pioneros de Dios. El Padre de las Misiones Modernas, William Carey, fundó una imprenta y dedicó mucha de su vida a la obra de la literatura. Pero hoy día, en India el 70% de toda la literatura en algunas áreas es comunista.

Charles Darwin escribió un libro llamado El Origen de las Especies. Este único libro cambió el curso de la evolución. La Evolución es ahora enseñada, a pesar de ser solo una hipótesis, en cada universidad y colegio, al igual que en la mayoría de las escuelas públicas en el mundo. La creencia en Dios de un billón de jóvenes ha sido debilitada por un libro.

Karl Marx escribió solo un libro: Das Kapital. Cerca de 2 billones de almas en al menos 20 países perdieron su libertad y quedaron bajo un régimen totalitario por un libro. Fue responsable de 100 millones de muertes.

La más grande máquina de propaganda de los comunistas es la imprenta. Ellos gastan alrededor de 3 billones de dólares anualmente en prensa; imprimen 3 piezas de literature para cada hombre, mujer niño y niña sobre la Tierra cada año. En un gran país de Latinoamérica, tienen 22 periódicos comunistas y 32 publicaciones semanales. Solo en la Ciudad de México, hay al menos 28 librerías comunistas. Muchas ferias estatales en Latinoamérica tienen un atril operada por la Embajada Rusa.

Cuando Lenin tomó Rusia, dijo: “Las personas nunca creerán o entenderán el comunismo a menos que sean indoctrinadas con comunismo en página impresa”. Cada persona era obligada a aprender a leer y escribir, y se realizó un ataque nacional contra el analfabetismo. Ahora la URSS es uno de los países más alfabetizados del mundo, incluso más que los Estados Unidos. Es dudoso que haya un pueblo que lea más que el ruso. Leen tres veces más que el americano promedio. El pueblo ruso ha sido moldeado para leer, y controlando lo que debían leer, el Partido Comunista los ha convencido de que tienen el mejor sistema de gobierno del mundo. 140 millones de piezas de propaganda anti-religiosa es distribuida al pueblo ruso cada año. Los comunistas orgullosamente dicen: Dejen que los misioneros enseñen al pueblo a leer; nosotros les proveeremos literatura.”

De 1955 a 1980, los Testigos de Jehová incrementaron su membresía un 2000%. Lo lograron con la página impresa. En 1959, en un día, llenaron el viejo Yankee Stadium y el Polo Grounds en la ciudad de Nueva York con 180,291 personas: Tiene la fama de ser el mayor servicio religioso, de todos los tiempos, de la historia del mundo. En un día bautizaron a 7,136 convertidos. Ellos testificaron que la multitude de personas y cada convertido fue resultado de la página impresa. Tiene una imprenta de ocho pisos en Brooklyn, NY, con la imprenta más grande del mundo.

Los Adventistas del Séptimo Día operan al menos 43 plantas de impression en el mundo. En los últimos 130 años,  han publicado alrededor de  350 millones de dólares en literature en 220 idiomas distintos. Su presupuesto de literatura anual es de 30 millones de dólares. En 1966, ellos testifican que enviaron correspondencia a cerca de 22 millones de personas.

El editor del Catholic Register no solo tiene la más grande sino también la más exitosa cadena de periódicos religiosos en el mundo. 20 años atrás, tenían operaciones de prensa de 650,000 dólares capaz de imprimir 52,000 periódicos de 32 páginas en una hora. Los Caballeros de Colón anuncian una correspondencia bíblica gratis en inglés en periódicos y revistas. Reciben unos 300,000 solicitudes cada año.

Las palabras de Daniel Webster son apropiadas hoy como lo fueron hace 100 años: “Si los libros religiosos no son ampliamente distribuidos entre las masas en esta país, no sé que vendrá a ser de nosotros como nación. Y el pensamiento es uno que causa una solemne reflexión en cada cristiano y patriota. Si la verdad no es difundida, el error lo será. Si Dios y Su Palabra no son conocidos y recibidos, el diablo y sus obras ganarán en ascendencia. Si el volumen evangélico no alcanza a cada pueblo, las páginas de la literatura corrupta y licenciosa lo hará. Si el poder del Evangelio no se siente a lo largo y ancho de la tierra, la anarquía y el desgobierno, la degradación y la miseria, la corrupción y la oscuridad reinarán sin mitigación o fin.”

T. E. Floyd, ex secretario británico de Misión Africana, dijo: “La literatura cristiana es absolutamente la prioridad número uno en toda la planeación misionera.”

Dr. Harold Cook, del extinto Departamento de Misiones del Instituto Bíblico Moody, dijo: “La literature debe ser nuestro medio más efectivo de comunicación a las masas del Evangelio. En término de precio pagado, el número de personas alcanzadas, y el hecho de que el mensaje puede ser leido y leido hasta que se comprenda, no hay otro método que se compare a la literatura.”

Dr. J. Oswald Smith dijo: “Por más de 50 años he orado considerando el problema: ¿Cómo podemos evangelizar al mundo en el espacio de una generación?Hace mucho tiempo estaba convencido de que nunca podríamos enviar suficientes misioneros. Pero debe haber una forma. Después de viajar y estudiar en 53 países, he venido a la conclusion: la única forma de que seremos capaces de cumplir la Gran Comisión de ‘Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura’, será a través de la página impresa. Por el uso sistemático de la página impresa podremos entrar a cada hogar y así llegar a cada individuo con el mensaje del Evangelio.”

El mensaje de salvación puede ser presentado con la página impresa. Nunca retrocede, nunca se cansa, nunca se desanima; sino que trabaja cuando dormimos; viaja de forma barata y no necesita pagar renta; Nunca pierde su temperamento y trabaja tiempo después de que hayamos muerto. La página impresa es un visitante que entra en la casa y se queda ahí; siempre toma al hombre en el estado de ánimo adecuado, y le habla solo cuando lo lee; siempre se adhiere a lo que ha dicho y nunca le responde.

La página impresa es inmortal: se puede destruir, pero la prensa pueden reproducir millones. Tan pronto se martiriza una, otra se levanta. Puede entrar en las puertas cerradas para el evangelista; predica en la fábrica, el tren, la cocina; visita la escuela y la cárcel; susurra en el oído del moribundo.

El mensaje impreso puede llegar a las personas cuyas religiones les prohíben ir a la iglesia. Puede llegar al estudiante que, orgulloso de su intelectualismo, se niega a escuchar el Evangelio o se refiere a sí mismo por miedo a sus compañeros o profesores. Lejos de ojos que buscan, de las investigaciones de sondeo del estado, lejos de la demanda de la religión supersticiosa, lejos de las intrusiones críticas de amigos y familiares, el mensaje de la salvación puede ser leído y entendido.

Sí, la literatura es el enlace a la vida. Mañana, muchos misioneros dejarán su campo, pero nuestros testigos se quedarán. Un enlace, LITERATURA, puede ser dejada en las manos de los Cristianos nacionales, sensibles a su responsabilidad y equipados para alcanzar esas masas con la esperanza más allá de su oscuridad.

Recuerde, la gente en todas partes está leyendo. La educación se ha convertido en obligatoria para los niños en edad escolar en la mayoría de los países. Solo desde que usted comenzó a leer esto, casi 200 nuevos lectores han entrado en el mundo de la página impresa. Ellos están ansiosos de extender su mano para material de lectura.

La forma de llegar a la mayoría de la gente en el menor período de tiempo es con la página impresa. Ciertamente, esto no implica que debamos descuidar otros medios de evangelización, pero las iglesias de América deben despertar a la importancia de la página impresa. Iglesias, como el proverbial avestruz, que esconde la cabeza en la arena de la negligencia, ignorantes e indiferentes al valor y el potencial de la literatura en la evangelización de los perdidos y el crecimiento de los creyentes. Ha llegado el momento de desarrollar los proyectos masivos, de manera sistemática que abarca los países y áreas metropolitanas con la página impresa. No envíe su misionero al campo de batalla sin munición.

Si Dios confió la revelación de la Palabra viva en la Palabra escrita, entonces nosotros también podemos hacerlo. Tenemos una tarea. Se trata de evangelizar a la raza humana con el único Evangelio que Dios nos dio. El tamaño y la urgencia de nuestra tarea exige el uso de los medios de comunicación de la literatura. Él no quiere que nadie perezca.” Ni yo tampoco! ¿Y usted?

Un pensamiento en “El poder de la página impresa

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s