No más excusas

MARK CAHILL MINISTRIES

No más excusas

 

Estoy disfrutando muchísimo leer de nuevo mi Biblia de tapa a tapa este año. Es grandioso releer algunos de los grandes registros del poder de Dios y cómo Él usa a Su pueblo.

Recuerda esto: No solo leas la Biblia, también atiende (pon atención y hazlo) lo que dice. ‘Lee y atiende’ es como lo dice uno de mis amigos. Si leemos nuestras Biblias y obedecemos lo que leemos, ¡siempre tendremos una vida emocionante al seguir al Señor!

Éxodo 3:10

Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.

Vemos en este pasaje que Dios va a usar a Moisés de una forma muy, muy poderosa. Él lo va a usar para liberar a Su pueblo de los Egipcios. Moisés debió haber estado muy emocionado porque iba a ser usado por el Señor así. Yo solo puedo imaginar su respuesta: “¡Gracias, Señor! Vayamos y enseñemos a Faraón y a los Egipcios una gran lección. Ellos no debieron esclavizar a Tu pueblo, y ahora deben pagar por ello. Moses has to be so excited about being used by the Lord like this. I can just imagine. ¡arriba y adelante!”. Bueno, así no fue exactamente como respondió.

Éxodo 3:11

Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo, para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel?

Aquí vienen las excusas. Aquí vienen las dudas. En lugar de decir: “Aquí estoy, Señor”, Moisés no quiere esta asignación.

Éxodo 3:12-14

Y Él le respondió: Ve, porque yo seré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: luego que hubieres sacado este pueblo de Egipto, serviréis a Dios sobre este monte. Y dijo Moisés a Dios: He aquí cuando yo llegue a los hijos de Israel, y les diga: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros; si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre? ¿Qué les responderé? Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a vosotros.

Moisés seguía con preguntas. Ahora era: “¿Qué debo decir sobre quien me envía?”

Dios le mostró a Moisés que haría milagros a través de su mano, y demostraría lo que algunos de ellos harían. Y cuando vemos el poder de Dios, saltamos a bordo y no podemos esperar Servirle, ¿verdad? Cuando vemos Su creación cada día, y leemos el Libro que Él ha escrito, no podemos esperar a obedecer en todo lo que nos diga igual que Moisés, ¿verdad?

Éxodo 4:10

Entonces dijo Moisés a Jehová: ¡Ay Señor! yo no soy de palabras elocuentes, ni de antes, ni aun desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua.”

Ahora llegamos al punto donde Moisés piensa que no habla bien. Probablemente hasta tartamudeaba. Sospecho que él no tenía esa voz de ‘radio’ que suena perfecta.

Cuando le pido a gente joven que lea en voz alta la Biblia, ellos me dicen como que son muy tímidos, que podrían equivocarse o que no tienen una buena voz.

¿Por qué los humanos amamos inventar excusas? ¿Por qué no nos miramos al espejo cada día, dando gracias a Dios por hacernos exactamente como somos y decir: “Dios, tú me hiciste de esta forma, ¡así que usa esta vasija de la forma que Tú quieras para Tu gloria!”? Pero en lugar de eso, muchísimas veces, nos vemos en el espejo y queremos cambiar todo lo que Dios ha hecho que nos hace único y especial.

2 Corintios 12:10

Por lo cual me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias por amor a Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy poderoso.”

Pablo finalmente llegó al punto en que supo que no importa qué tan débil era, ¡eso no detenía a Dios en usarlo! Y como un hecho, ¡ahí era cuando Dios podía mostrar mayormente Su poder! ¿Por qué? Porque la gente supo que Pablo no pudo hacer cosas con su propio poder.

Amo escuchar a la gente hablar de que no tiene una perfecta voz y lucen nerviosas en escena. ¿Por qué? Porque sé que eso require valor. Sé que ellos están triunfando sobre lo que el mundo puede pensar de ellos, ¡pero solo se preocupan de lo que Dios piensa de ellos! Este es el pueblo que Dios usará poderosamente en los días por venir si ellos desean ser usados por Él.

Oh, por cierto, Moisés lo hizo. Lo verás frente a Faraón y hablar bíblicamente la verdad ante él. Concluye con esta declaración a Faraón:

Éxodo 10:29

Y Moisés respondió: Bien has dicho; no veré más tu rostro.

Él era un hombre cambiado. Tú también puedes ver su crecimiento intrépido cuando sirvió a nuestro Dios. ¡Confió en Dios y supo que cumpliría Su Palabra!

Como siempre le digo a la gente, al final de nuestra vida, Satanás te usará o Dios te usará. Pero todos seremos usados. Y si tú alguna vez has sido usado por otra persona, no te sentiste bien —¿Puedes imaginarte algo peor que ser usado por Satanás? No más excusas. Dios te hizo de la forma que quiso. ¡Déjalo usarte todos los días de tu vida para Su Gloria y solo Su Gloria!

Hasta que las redes estén llenas,

Mark Cahill

Un pensamiento en “No más excusas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s