Biografía de Jack Chick

Desde su niñez Jack Chick dio muestras evidentes de su talento para dibujar, al punto que fue aplazado en el primer grado de escuela por estar tan ocupado dibujando aviones de guerra. Durante su etapa de crecimiento Jack constantemente estaba dibujando y puliendo habilidades que, más tarde, Dios usaría en gran manera.

Mientras estudiaba la secundaria, los jóvenes cristianos no querían saber nada de Jack porque usaba un vocabulario vulgar. Ellos estuvieron de acuerdo en no testificarle del evangelio, porque estaban convencidos de que él jamás aceptaría a Jesucristo.

Después de graduarse de la secundaria, Jack obtuvo una beca para estudiar drama en Pasadena Playhouse, pero sus estudios fueron interrumpidos por la carrera militar. Jack pasó los siguientes tres años en el ejército, lo que lo llevó a países como Nueva Guinea, Australia, las Filipinas y Japón.

Al ser dado de baja, Jack volvió a Pasadena Playhouse, donde conoció y se casó con Lynn, quien fue instrumento clave para su salvación. Durante la luna de miel fueron a Canadá y visitaron a los padres de Lynn. En esa ocasión, la suegra de Jack insistió en que él se sentara y escuchara el programa radial de Charles E. Fuller, “La Hora del Avivamiento”. Jack recuerda: “Dios ya estaba trabajando en mi corazón, pero cuando Fuller dijo: ‘Si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos’, caí de rodillas y mi vida fue transformada para siempre”.

Ya casado, Jack usó su talento artístico para sostener su hogar financieramente. El siempre había deseado ser dibujante profesional de tiras cómicas, pero, después de su conversión, decidió usar su habilidad artística para el Señor.

Cuando trabajaba en la Corporación AstroScience, en El Monte, California, un día Jack estaba sentado en su auto leyendo una copia del libro “Power From On High” (Poder de lo Alto), de Charles Finney, que un anciano soldador le había dado. Jack dice: “Ese libro dio un nuevo impulso a mi vida. Fui a la iglesia y vi frialdad e hipocresía, y pensé: ‘Es por eso que no hay avivamiento’. De manera que comencé a hacer estos pequeños dibujos. Sentía una gran necesidad de despertar a los cristianos para orar por avivamiento”.

Jack no encontró una casa publicadora dispuesta a publicar su libro, así que solicitó un préstamo de 800 dólares para imprimir su primer libro ilustrado, “Why No Revival?” (¿Por Qué No Hay Avivamiento? ).

Inmediatamente después que el libro fue impreso, él iba manejando su auto cuando sus ojos se dirigieron hacia un grupo de adolescentes que estaban en la acera. Jack recuerda: “Para entonces no me gustaban los adolescentes ni su actitud rebelde. Pero, de pronto, el poder de Dios me tocó y mi corazón se quebrantó, y me sentí agobiado al darme cuenta de que esos adolescentes
probablemente iban camino al infierno. Con las lágrimas rodando por mis mejillas, estacioné el auto a un lado del camino, y escribí tan rápido como pude mientras Dios ponía la historia en mi mente”.

En casi 15 minutos había escrito El Sueño Espantoso De Un Demonio. Después de volver a su casa y hacer los dibujos, el primer tratado evangelístico de Jack Chick estaba terminado. En forma milagrosa, Dios usó al dueño de la compañía con la que Jack trabajaba para pagar la primera impresión de este nuevo tratado evangelístico.

Un día, Bob Hammond, misionero radiodifusor de la “La Voz de China y Asia”, le dijo a Jack que multitudes de chinos habían sido ganados por el comunismo por medio de la distribución masiva de folletos ilustrados. Jack sintió que Dios lo estaba guiando a usar la misma técnica para ganar a multitudes para el Señor Jesucristo.

Poco tiempo después fue invitado para presentar el evangelio a un grupo de presos en una cárcel cerca de su casa. El hizo varios dibujos al estilo de las tiras cómicas, y preparó una serie de carteles para ilustrar el mensaje que estaba dando. Al final del mensaje, nueve de los once presos que estuvieron recibieron a Cristo como su Salvador. Jack quedó convencido de que Dios le había dado un método eficaz para alcanzar a la gente con el evangelio. Esos dibujos fueron publicados más tarde en forma de folleto, y llegó a ser el tratado Esta Fue Tu Vida.

Usando la mesa de la cocina como oficina y estudio de arte, Jack continuó escribiendo nuevos tratados a medida que Dios se los revelaba. Durante esos primeros años difíciles él perseveró, aunque muchas librerías rehusaron aceptar esta idea revolucionaria. Jack recuerda: “Fue una época difícil. Muchas librerías realmente estaban indignadas al ver que alguien estaba usando historietas para presentar el evangelio. Pensaban que era un sacrilegio”.

Pero los pedidos de tratados aumentaban, y Chick Publications se formó como un ministerio de sostenimiento propio. El Señor reunió a un personal dedicado y el trabajo creció. Pronto la gente comenzó a pedir tratados Chick en otros idiomas, y el ministerio llegó a tener alcance internacional.

Por casi 40 años el trabajo ha florecido. Jack Chick ha escrito y publicado cientos de tratados evangelísticos ilustrados en casi 100 idiomas. Inclusive se exhiben algunas copias de los tratados Chick en el Instituto Smithsoniano, como parte integral de la cultura de los Estados Unidos. Cientos de millones de copias han sido leídas a nivel mundial.

Una prueba de la efectividad de los tratados Chick es que continúan llegando testimonios de todo el mundo. Muchos testimonios recientes abarcan la historia de dos o aun tres generaciones. La gente relata cómo los tratados Chick fueron el instrumento clave para su salvación hace 30 años, luego para la salvación de sus hijos, y ahora para la salvación de sus nietos.

Debido en parte a los viajes al extranjero que hizo Jack mientras estuvo en las fuerzas armadas, él siempre ha sentido una carga especial por las misiones y los misioneros. Lo que vio en Nueva Guinea y otros países dejó en él una marca indeleble. Cada vez que un nuevo tratado se traduce a un idioma extranjero, él se emociona. Su deseo siempre ha sido poner el evangelio en las manos de
millones de personas alrededor del mundo que no conocen a Cristo. El quería ser misionero, pero su esposa no deseaba participar de la vida de los misioneros. La tía de ella había sido misionera en Africa. Estando ella embarazada, un día la llevaban en camilla para cruzar el río, cuando de pronto uno de los que la llevaban perdió una pierna al ser atacado por un caimán.

Sin embargo, Dios tenía otros planes. El quería que Jack se quedara en su país para producir literatura evangélica eficaz que los misioneros pudieran usar para ganar a los que no conocen a Cristo. Como resultado, a muchos misioneros les gustan los tratados Chick y los usan para alcanzar a multitudes que ellos nunca habrían podido alcanzar individualmente.

Hoy, casi 40 años después de haber escrito su primer tratado, Dios continúa dándole a Jack Chick nuevos tratados evangelísticos. En realidad en la actualidad está produciendo algunos de sus tratados más populares. Hasta el momento en que escribimos este testimonio, cinco de los diez tratados Chick más populares que tenemos en existencia fueron escritos en los dos últimos años o en
el último año.

Jack trabaja ahora sin el amor y apoyo de Lynn, su esposa. El 10 de febrero de 1998, su amada compañera durante 50 años pasó a la presencia del Señor.

Resumen

Un pastor que recientemente nos llamó, resumió muy bien la vida y ministerio de Jack Chick. El dijo: “Lo que más aprecio de Jack Chick es que, hace 30 años, cuando leí mi primer tratado Chick, era un tratado puramente evangelístico que presentaba el evangelio en una forma sencilla que cualquiera podría entender. Hoy, 30 años después, él no ha cambiado en absoluto. Mientras que muchos otros líderes cristianos han abandonado el ministerio evangelístico, Jack Chick sigue produciendo fielmente tratados evangelísticos que se entienden fácilmente, con un mensaje de salvación que todos pueden comprender. El nunca se ha apartado o desviado de su llamamiento a compartir el evangelio a las multitudes sin Cristo alrededor del mundo.

Un pensamiento en “Biografía de Jack Chick

  1. El Sueño Espantoso De Un Demonio fue uno de mis preferidos. Me entusiasma pensar en como los chicks fueron parte de mi niñez y transmitieron la palabra de Dios de manera tan pero tan peculiar…
    gracias a Dios por la vida de Jack.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s