Sufrió la persecución del hombre en Su muerte

Sufrió la persecución del hombre en Su muerte

 

~~~~~ Versículos de la Biblia ~~~~~

Lucas 23:32-43 Llevaban también con Él a otros dos, que eran criminales, para ser ejecutados. Y cuando llegaron al lugar llamado la Calavera , le crucificaron allí, y a los criminales, uno a la derecha y otro a la izquierda. Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y se repartieron Sus vestidos, echando suertes. Y el pueblo estaba allí mirando; y los gobernantes también se mofaban, diciendo: A otros salvó; sálvese a Sí mismo, si éste es el Cristo de Dios, el Escogido. Los soldados también le escarnecían, acercándose y ofreciéndole vinagre, y diciendo: Si Tú eres el Rey de los judíos, sálvate a Ti mismo. Había también sobre Él una inscripción: ESTE ES EL REY DE LOS JUDIOS. Y uno de los criminales que estaban colgados blasfemaba contra Él, diciendo: ¿No eres Tú el Cristo? Sálvate a Ti mismo y a nosotros. Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación? Nosotros justamente, porque recibimos lo merecido por lo que hicimos; mas este Hombre ningún mal hizo. Y dijo: Jesús, acuérdate de mí cuando entres en Tu reino. Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo: Hoy estarás conmigo en el Paraíso.

~~~~~ Palabras del ministerio ~~~~~

Cuando leemos este evangelio, vemos que los hombres crucificaron al Señor Jesús en la cruz. Los líderes religiosos lo acusaron, los gobernantes romanos, especialmente Pilato, le dieron la sentencia de muerte, y los soldados romanos le crucificaron.

En 23:26-43 vemos que en la cruz el Salvador-Hombre fue perseguido por los hombres. Los líderes judíos y los soldados romanos le escarnecieron y le ridiculizaron (vs. 35-36). El Señor Jesús fue crucificado a las nueve de la mañana y permaneció allí hasta las tres de la tarde, lo cual quiere decir que estuvo seis horas en la cruz. Podemos dividir estas seis horas en dos períodos: el primero, desde las nueve de la mañana hasta el mediodía, y el segundo, desde el mediodía hasta las tres de la tarde. En las primeras tres horas, el Salvador-Hombre fue perseguido por los hombres. Las personas religiosas le ridiculizaron y los soldados romanos le escarnecieron. Incluso “uno de los criminales que estaban colgados blasfemaba contra Él, diciendo: ¿No eres Tú el Cristo? Sálvate a Ti mismo y a nosotros” (v. 39). Por lo tanto, en las primeras tres horas en la cruz, el Señor fue perseguido por los hombres y padeció como mártir.

En el pasaje 23:44-49 vemos que en el segundo período de las seis horas en que el Salvador-Hombre estuvo en la cruz, Él sufrió el juicio de Dios por los pecadores para efectuar una muerte substitutiva por ellos. Por lo tanto, en 23:26-49 vemos dos aspectos con respecto a la muerte del Señor: es perseguido por el hombre y es juzgado por Dios. Cuando el Señor Jesús fue perseguido por el hombre, no padeció como Redentor, sino como mártir. Pero cuando Dios le juzgó por nosotros, los pecadores, ya no padeció como mártir, sino como Redentor.

(c) 2010 Living Stream Ministry.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s