El nuevo pacto: comer y beber al Señor

El nuevo pacto: comer y beber al Señor

~~~~~ Versículos de la Biblia ~~~~~

Lucas 22:19-20 Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es Mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de Mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en Mi sangre, que por vosotros se derrama.

~~~~~ Palabras del ministerio ~~~~~

En Éxodo 24:3-8 Dios hizo un pacto con el Israel redimido (He. 9:18-21), que llegó a ser el antiguo testamento, y fue una base sobre la cual Él podía relacionarse con Su pueblo redimido en la dispensación de la ley. El Salvador-Hombre vino a efectuar la redención eterna por medio de Su muerte, para el pueblo escogido, conforme a la voluntad de Dios (He. 10:7, 9-10), y con Su sangre instituyó un nuevo pacto, un mejor pacto (He. 8:6-13), el cual, después de Su resurrección, llegó a ser el nuevo testamento (Heb. 9:16-17). El nuevo pacto es la base sobre la cual Dios puede ser uno con Su pueblo redimido y regenerado en la dispensación de la gracia. Este nuevo pacto reemplazó el antiguo y simultáneamente cambió la dispensación, de la antigua a la nueva. El Salvador-Hombre quería que Sus elegidos supieran esto y que, después de Su resurrección, vivieran una vida basada en este hecho y en conformidad con el mismo.

Esta nueva práctica, en el nuevo testamento, se celebra para recordar al Salvador-Hombre al comer el pan, que representa Su cuerpo, dado por Sus creyentes (1 Co. 11:24), y al beber la copa, que representa la sangre que Él derramó por los pecados de ellos (Mt. 26:28). El pan denota vida (Jn. 6:35), la vida de Dios, la vida eterna, y la copa denota bendición (1 Co. 10:16), que es Dios mismo, la porción de los creyentes (Sal. 16:5). Por ser pecadores, ellos merecían como porción la copa de ira de Dios (Ap. 14:10). Pero el Salvador-Hombre bebió esa copa por ellos (Jn. 18:11), y la salvación que El efectuó llegó a ser la porción de ellos, la copa de salvación (Sal. 116:13) que rebosa (Sal. 23:5), cuyo contenido es Dios, como bendición toda-inclusiva de los creyentes. Este pan y esta copa son los constituyentes de la cena del Salvador-Hombre, la cual es la mesa (1 Co. 10:21), el banquete, que Él estableció para que Sus creyentes lo recuerden, disfrutándolo como tal fiesta. Así que, ellos dan testimonio a todo el universo de Su salvación rica y maravillosa, y exhiben la muerte que los redime y les imparte vida (1 Co. 11:16).

(c) 2010 Living Stream Ministry

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s