Derrota las sutilezas de los escribas y sacerdotes

Derrota las sutilezas de los escribas y sacerdotes

~~~~~ Versículos de la Biblia ~~~~~

Lucas 20:1-8 Sucedió en uno de aquellos días que, enseñando Jesús al pueblo en el templo, y anunciando las buenas nuevas, se presentaron los principales sacerdotes y los escribas, con los ancianos, y le hablaron diciendo: Dinos con qué autoridad haces estas cosas, o ¿quién es el que te ha dado esta autoridad? Respondiendo Jesús, les dijo: Os haré Yo también una pregunta; respondedme: El bautismo de Juan, ¿era del cielo, o de los hombres? Entonces ellos discutían entre sí, diciendo: Si decimos, del cielo, dirá: ¿Por qué, pues, no le creísteis? Y si decimos, de los hombres, todo el pueblo nos apedreará; porque están persuadidos de que Juan era profeta. Y respondieron que no sabían de dónde fuese. Entonces Jesús les dijo: Yo tampoco os digo con qué autoridad hago estas cosas.

~~~~~ Palabras del ministerio ~~~~~

En 20:1 vemos que mientras el Señor enseñaba en el templo y anunciaba las buenas nuevas, se presentaron los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos. Los sacerdotes servían en el templo; los escribas poseían un conocimiento cabal de la ley mosaica; y los ancianos eran los administradores entre el pueblo judío. Estos tres grupos eran los líderes prominentes de la comunidad judía. Vinieron preparados para examinar minuciosamente al Señor como Cordero pascual.

Los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos dijeron al Señor: “Dinos con qué autoridad haces estas cosas, o ¿quién es el que te ha dado esta autoridad?” (20:2). Pensaron que podían apresar al Señor al preguntarle de dónde provenía Su autoridad. Mientras era examinado, el Dios-Hombre, fue franco, genuino, sabio y digno. Sin embargo, los que le examinaron eran viles, astutos, insidiosos y deshonestos. No vinieron con una actitud recta ni en el debido espíritu.

El Salvador-Hombre fue sabio al contestar la pregunta suscitada por los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos. Cuando le preguntaron quién le había dado la autoridad, Él no dijo: “Mi Padre me dio esta autoridad”. Contestar de esta manera sería correcto pero carecería de sabiduría. El Señor en Su sabiduría les dijo: “Os haré Yo también una pregunta; respondedme: El bautismo de Juan, ¿era del cielo, o de los hombres?” (vs. 3-4). Esta pregunta les dejó en un dilema, y discutieron entre sí al respecto…(vs. 5-6). Finalmente, ellos careciendo de la sabiduría para resolver la situación, no pudieron hacer nada excepto mentir al decir “que no sabían de dónde fuese” (v. 7). El Señor, sabiendo que mentían, les dijo: “Yo tampoco os digo con qué autoridad hago estas cosas” (v. 8). Esto indica que el Señor sabía que los líderes judíos no le dirían lo que ellos sabían. Por lo tanto, Él tampoco les diría lo que ellos preguntaron. Mintieron al decir “que no sabían”. Pero el Señor les dijo la verdad sabiamente, al exponer su mentira y al evitar su pregunta.

(c) 2010 Living Stream Ministry.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s