Aparece un nuevo “Jesús” en la Siberia

Aparece un nuevo “Jesús” en la Siberia

SIBERIA. Sergei Torop tiene 48 años, es ruso y solía dirigir el tránsito. Con un sorprendente parecido, ahora imparte enseñanzas en 30 templos que albergan a unas cuatro mil personas en Siberia.

Torop se autoproclamó en 1989 como el “Maestro de Vissarion” o “Jesús de Siberia”, después de tener una epifanía, o manifestación, en la que comprendió que él era en verdad la reencarnación de Jesús, según informa hoy el sitio británico The Sun.

Antes, Torop era un simple empleado público de Krasnodar, al sur de Rusia, y se desempeñaba como oficial de tránsito. Pero desde hace un tiempo imparte las enseñanzas divinas en sus 30 templos que albergan a unas 4 mil personas.

Sus miles de discípulos se reúnen periódicamente en la localidad rusa de Petropavlovka, que está perdida en la espesura silvestre de Siberia.

La vida en los asentamientos de los “vissarianos” es dura, según explican sus propios ocupantes, ya que no está permitido utilizar dinero, comer carne y se prohíben los vicios como fumar o tomar alchohol. “La salvación está en la vida dura“, explicó en su momento el curioso gurú.

Aunque sobrepasó ampliamente la edad en la que murió Jesús, Torop tiene un gran parecido físico con las representaciones artísticas que se hicieron a lo largo de la historia en el arte sacro.

A simple vista, vestido de blanco y calzado con sandalias (que usa con medias para contrarrestar el frío siberiano), Torop parece haber adoptado plenamente el estilo despojado que impone a sus seguidores.

Fuente: Religión digital

SIBERIA. Sergei Torop tiene 48 años, es ruso y solía dirigir el tránsito. Con un sorprendente parecido, ahora imparte enseñanzas en 30 templos que albergan a unas cuatro mil personas en Siberia.

Torop se autoproclamó en 1989 como el “Maestro de Vissarion” o “Jesús de Siberia”, después de tener una epifanía, o manifestación, en la que comprendió que él era en verdad la reencarnación de Jesús, según informa hoy el sitio británico The Sun.

Antes, Torop era un simple empleado público de Krasnodar, al sur de Rusia, y se desempeñaba como oficial de tránsito. Pero desde hace un tiempo imparte las enseñanzas divinas en sus 30 templos que albergan a unas 4 mil personas.

Sus miles de discípulos se reúnen periódicamente en la localidad rusa de Petropavlovka, que está perdida en la espesura silvestre de Siberia.

La vida en los asentamientos de los “vissarianos” es dura, según explican sus propios ocupantes, ya que no está permitido utilizar dinero, comer carne y se prohíben los vicios como fumar o tomar alchohol. “La salvación está en la vida dura“, explicó en su momento el curioso gurú.

Aunque sobrepasó ampliamente la edad en la que murió Jesús, Torop tiene un gran parecido físico con las representaciones artísticas que se hicieron a lo largo de la historia en el arte sacro.

A simple vista, vestido de blanco y calzado con sandalias (que usa con medias para contrarrestar el frío siberiano), Torop parece haber adoptado plenamente el estilo despojado que impone a sus seguidores.

 

Fuente: Religión digital

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s